Hipersalenas


verdad-falsedad-secretismo-2
2018/03/09, 9:30 pm
Filed under: Notas | Etiquetas: , ,



« Secretitos en reunión, 
falta de educación. » 


 Psicosociología: Sociedades secretas; Compendio —2—

Dr. Georg Simmel: The Sociology of Secrecy and of Secret Societies


 Fuente:
 Wikisource; The American Journal of Sociology, Volume XI,  Number 4, January 1906

[Esta Entrada hace continuidad de Sociedades secretas; Compendio —1—


   Un hecho sociológico formal en el universo de las sociedades secretas es que se separe a todos los de afuera del círculo con una barrera. Esto ocurre acostumbradamente mediante una técnica progresiva de secrecía, a través de la iniciación en los misterios de la sociedad secreta, lo que toma un peculiar colorido con la multiplicidad de grados, en la interiorización hacia los misterios más esenciales del contenido o propósito de la asociación. Es una regla prototípica que sea exigida una solemne promesa del novicio; que él resguardará en secrecía todas las experiencias venideras a las que él está arribando. El secreto ocurre aún antes de que ocurran las primeras etapas de la aceptación dentro del círculo. La separación formal y absoluta que la secrecía puede efectuar es puesta sumamente en vigor.

   Cuando se emplea esa técnica progresiva, el iniciado está en una condición cercana a la del foráneo. Es necesario que el novicio sea examinado y sea educado, para que esté capaz de ocuparse con aferramiento del total o del centro de la asociación. Con el método progresivo, adicionalmente, otra protección sustenta la interioridad del círculo, una aislación que va más allá de la protección que logra el juramento de ingreso. Es así porque los cuidados provistos por la secrecía graduada producen, al mismo tiempo que la capacitación, una zona elástica de defensa para aquello que es más recóndito y esencial. Quien no haya pasado por todas las pruebas, tendría muy poco para traicionar, si eso quisiera.

   El jactancioso apartamiento (Herausforderung) que caracteriza a la sociedad secreta, tiene el tono de una cierta libertad. En el ejercicio de esta libertad, se ocupa una zona en la cual no se aplican las normas de la sociedad circundante. Esta autonomía normativa es un factor natural de la sociedad secreta. Ninguno de los grupos más pequeños que estén circunscriptos por grupos más amplios está, como la sociedad secreta, así de obligado por su constelación sociológica a una insistencia formal tan fuerte en su autosuficiencia.

   Sus formas sociopsicológicas son las de combinaciones teleológicas grupales con un designio invariable (Zweckverband). Esta constelación de invariabilidad facilita la comprensión de la peculiar forma definitiva que maneras propias de construcción logran especificar, en las sociedades secretas, para sus rasgos sociológicos, los que esencialmente se desarrollan como meros crecimientos cuantitativos de tipos muy generalizados de relación, siempre conscientes e intencionales. En la sociedad secreta hay una ausencia completa de crecimiento orgánico y natural, dicho esto con respecto a la unión en pertenencia espontánea de todos los elementos cuya vida tiene raíces comunes. Las acciones societarias de los miembros de la sociedad secreta pueden colmar tanto sus consciencias, para que el hecho formal de una socialización bajo condiciones normales escasée dentro de ella y no juegue rol alguno.

   En ningún caso está permitido, para la consciencia enfática y definitiva de sus miembros, que se les vaya de sus mentes que ellos constituyen una sociedad secreta. Si la comparáramos con otras uniones, el efecto (pathos) del secreto, para ellos siempre notable y siempre resguardado, conduce a una forma de unión que más se apoya, con significancia predominante, en la secrecía, que en el contenido de los designios de la asociación. Meramente como tal, la forma de la secrecía sostiene más seguros a los asociados ante influencias perturbadoras, de lo que estarían en condiciones diferentes. Muchas ocasiones de conflicto desaparecen, con la deserción de las sociedades secretas respecto de la síntesis social que las entorna.

   Todo aquel que haya estado activo en la vida pública sabe que un pequeño agrupamiento de gentes puede ser conducido a un acuerdo mucho más fácilmente si sus transacciones son secretas. Con la sola mediación del mero hecho formal de estar ellos asociándose en un grupo especial, y comparándose con quienes son el resto y están desorganizados, llegan a considerar de ellos mismos que son una elite. Su autonomía, sin embargo, es de una clase próxima a la anarquía. Al retirarse de los lazos de unidad que procuran coherencia general en el entorno más amplio, la consecuencia para la sociedad secreta es la de estar en una condición desarraigada, de restricciones y reservas, y en una ausencia de contacto firme con los valores de la vida (Lebensgefühl).

   Los excesos emancipatorios que esas sociedades han poseído, con referencia a todas las normas válidas en la sociedad circundante, han tenido que ser balanceados, por la vía interna de la equilibración de intereses, con excesos semejantes de sometividad y resignación, para la voluntad del individuo con membresía. Toda querella interna trae consigo el peligro de la traición, cooperan para evitarlo el motivo de la autopreservación del individuo, en afinidad con el motivo de autopreservación del total societario.

   La sociedad secreta está expuesta a peligros peculiares; ésta es una consecuencia típica y especial de caso, cuando, por cualesquier razones que sean, no tenga desarrollada una autoridad poderosa y unificante. La necesidad de centralización se hace más esencial como condición de existencia para la sociedad secreta, cuando vive especialmente apartada de la sociedad circundante, como en el caso de una banda de criminales. Cuanto más criminal sea una sociedad secreta en sus propósitos, es probable que sea tanto más ilimitado el poder de sus líderes, y asimismo que sean éstos tanto más crueles en el ejercicio del poder.

   Si se cuenta con unidad en la autoridad de comando, la coherencia sociológica del universo grupal, en el caso de la sociedad secreta que cuente con la jefatura de alguien sin identificación personal, un jefe de quien nada se sepa, se ve movida por corrimiento en un locus imaginarius, y el rasgo de coherencia obtiene por eso su forma más distintiva e intensa, en tanto la personalidad del mandatario permanezca por precepto oculta. En este caso, la obediencia habrá de estar estimulada por el sentimiento de la sujeción a un poder intangible que no se define estrictamente, en cuanto concierne a sus alcances; un poder que no es visto en lugar alguno, pero por esa razón habrá de ser omnipresente.

   La secrecía suprime la individualidad. El orden jerárquico admite al individuo tan sólo como agente de un rol preciso; el liderazgo procederá en este caso con mucha menos consideración, con mucha más indiferencia para los deseos y las capacidades individuales, que si la unión incluyese a cada uno de sus miembros como un ser personal.

   Es parte de la esencia de un círculo secreto que sus miembros oculten esta condición. Con todo, en cuanto determinada persona se proyecta y conduce inequívocamente como miembro de una orden secreta, y si en ello no ha de poner en descubierto su identidad personal, en cuanto que no se conozca su membresía; la desaparición de su personalidad, que en otras condiciones él daría a conocer, ha de esconderse tras su rol en la sociedad secreta. Y esto está muy fuertemente enfatizado [ Nota de editor: no se le invoca por su nombre, sino por un número o un pseudónimo; se utilizan recursos físicos: atavíos y/o disfraces que ocultan señas particulares; enmascaramientos (Masken), etc… ]

señas particulares ocultas, enmascaramiento, Maske

   En su condición de miembro anónimo del círculo, el individuo como persona desaparece, por así decirlo, y con él se desvanece la responsabilidad, que no tiene anclaje en el sujeto desindividualizado por un caracter especial e intangible. Aquí la irresponsabilidad es también la consecuencia, o el símbolo mismo, de la intensificada despersonalización sociológica que acompaña a la secrecía de las acciones grupales. Toma realidad una cosa igual, y se prende el hecho simbólico con firmeza, en todos los directorios, facultades, comités, concejos de regentes, comisiones parlamentarias, etc., cuyas transacciones estén caracterizadas por el secreto.

   Finalmente, es de considerar un rasgo sociológico universal de los grandes entornos circunvalantes: En los hombres hay la creencia, correcta o errónea, de estar ellos bajo las amenazas provenientes de la sociedad secreta. Los hombres raramente tienen una actitud calma y racional hacia los extranjeros o las personas que sólo parcialmente les son conocidas. Toman sus turnos, por lo regular y acostumbradamente, en la conducción de las acciones humanas, la tontería que trata lo que le es desconocido como algo que no existe, y la imaginariedad ansiosa que agranda de inmediato lo desconocido en una metamorfosis con gigantescos peligros y horrores. Se sigue de ello que, para los casos de organizaciones cuyos fundamentos sean secretos, la sospecha en que sus secrecías ocultan peligros, sea la cosa más natural del mundo.


Georg Simmel (1858-1918): Nacido en Berlín, Alemania; fue Privatdozent de filosofía en la Universidad de Berlín a los 27 años. Definió la sociología como ciencia formal, como la lógica de las ciencias sociales; definición que continúa gravitante en las sociologías empíricas contemporáneas.

Traducción y compendio, Sergio Malfé;
Prvcia de Buenos Aires, Argentina, Abya Yala; Marzo de 2018


Anuncios


verdad-falsedad-secretismo
2018/02/28, 11:44 pm
Filed under: Notas | Etiquetas: , ,


Psicosociología: Verdad, falsedad, y secrecía
Sociedades secretas; Compendio —1—


 Fuente:
 Wikisource; The American Journal of Sociology, Volume XI, Number 4, January 1906


Dr. Georg Simmel: The Sociology of Secrecy and of Secret Societies


« secrecy is not in immediate interdependence with evil, but evil have it with secrecy »


Georg Simmel (1858-1918): Nacido en Berlín, Alemania; fue Privatdozent de filosofía en la Universidad de Berlín a los 27 años. Definió la sociología como ciencia formal, como la lógica de las ciencias sociales; definición que continúa gravitante en las sociologías empíricas contemporáneas.


   Para cualquier cosa que con un otro hagamos, la primera precondición es que sepamos con quien nos las tenemos que ver. Nuestro congénere puede voluntariamente, ya sea revelarnos la verdad sobre sí mismo, o puede engañarnos, al ocultar con falsía lo concerniente a la verdad.

   Toda mentira, sea cual sea su contenido, en su naturaleza esencial es una promoción de error con referencia al tema mentido; pues la mentira consiste en el hecho de que el mentiroso esconde el verdadero concepto que él posée, de la persona hacia quien es conducida la noción falsa. La naturaleza específica de la mentira no está agotada en el hecho de que la persona a quien la mentira es dicha tenga un concepto falso del hecho. El rasgo adicional es que la persona engañada esté restringida a un mal entendimiento sobre la verdadera intención de la persona que dice la mentira. Por esto, veracidad y mendacidad son del más grande alcance significativo para las relaciones de las personas entre sí.

   Las estructuras sociológicas están diferenciadas muy característicamente por la medida de mendacidad que sea operativa en ellas. En relacionamientos muy simples, una mentira es mucho más inofensiva para la persistencia del grupo, que en las asociaciones complejas. A nuestras más serias decisiones las apoyamos sobre un complicado sistema de conceptos, la mayoría de los cuales presupone confianza en que no hemos sido engañados. De ahí que, en circunstancias modernas, la falsedad se convierta en algo muy desvastador; algo que coloca mucho más en peligro los cimientos de la vida, de lo que fue en las comunidades de extensión simple y restringida. La vida moderna es una “economía de crédito”, en un sentido mucho más amplio que el económico. En lo concerniente a quienes son engañados —esto es, aquellos puestos en desventaja por la mentira—, estarán siempre mayoritarios en comparación con los mentirosos que obtienen sus ventajas a través de la mentira. Por consecuencia, el aclaramiento que se proponga la eliminación en la vida social del elemento de engaño, es de un caracter democrático, siempre.

   El efecto aislador de la inmoralidad como tal, es real e importante, completamente aparte de toda repulsión social primaria. La obstinación y el cinismo frecuentemente van a la par con las maneras ocultadoras de la maldad. El aforismo clásico, “Nadie es tan malo que también quiera parecer malo”, describe bien estas cuestiones. Desde luego, digamos que la secrecía asegura la posibilidad de un mundo secundario junto al mundo más evidenciado, y éste se ve fuertemente afectado por aquel. La aplicación de la secrecía como una técnica sociológica, como una forma de transacciones sin la cual, en vista de nuestro entorno social, ciertos propósitos no podrían ser logrados, es algo evidente sin ulteriores discusiones. Cuando un grupo en cuanto tal adopta la secrecía como su forma de existencia, el sentido sociológico de la secrecía determina luego las relaciones recíprocas de aquellos que posean el secreto en común; la secrecía deviene, consecuentemente con ello, en factor interior al grupo.

   La sociedad secreta se distingue fundamentalmente del individuo que busca la protección de la secrecía. El individuo puede ocultarse temporalmente, puede ausentarse deliberadamente de cierto lugar, pero el hecho de su existencia no puede ser un secreto. En el caso de la unidad societaria secreta, por el contrario, esto es enteramente posible. Sus elementos pueden vivir las más comunes y frecuentes transacciones sociales, pero el que ellos compongan una sociedad con miras sobre ciertas condiciones específicas, o con designios de la misma índole, ha de permanecer esencial y permanentemente como un completo secreto. La secrecía dispone barreras entre las gentes.

   Una de las características esenciales de la sociedad secreta es la demanda completa que efectúa sobre la vida y la personalidad de cada uno de sus miembros, los compromete en obligaciones recíprocas, combina las personalidades individuales profundamente en un acompasamiento total de cada integrante con cada otro. Desde un inicial punto de vista particular con intereses parcializados, esta combinación utilitaria y secreta lleva la vida entera de cada asociado a un compromiso de alto grado dentro de un plano especial. Unidad correlacionada que se expande en unidad y totalidad comprehensivas; es un hecho a la vez sociológico y subjetivo.


Traducción y compendio, Sergio Malfé;
Prvcia de Buenos Aires, Argentina, Abya Yala; Febrero de 2018



odios debidos
2018/01/27, 6:57 pm
Filed under: agua-en-vasos, Notas | Etiquetas: ,


 Los odios debidos
y la “debida obediencia”

   El 27 de enero de 1945, a las tres de la tarde, los soldados de la Unión Soviética, del Frente Ucraniano, liberaron el campo de prisioneros nazi de Auschwitz. Desde entonces, e ineludiblemente ante todos, se manifestó lo indecible. Se verificó como hecho, para el saber humano, la aniquilación emprendida industrialmente, que se efectuó sobre millones de personas esclavizadas en esa ubicación, Auschwitz, y en otros campos nazis de exterminio. Aquellos soldados soviéticos no llevaban cámaras consigo; las imágenes comenzaron a registrarse y darse a conocer días después. La degeneradez y el espanto, la ausencia de valores objetivos, el absurdo y la bestialidad, se sumaron con los años a una legítima y deplorable enumeración de precisiones y deleznaciones sobre este tema, que compendia consigo todo el mal de todos los tiempos. Han sido eventos negativos y altamente perturbadores, efectuados por gentes en las que difícilmente se puede concebir hubiera humanidad; son trágicos ejemplos de lo que jamás debería acontecernos, NUNCA MAS.

   Espanto de una maquinaria social tiránica organizada para el crímen, con deseos poseídos en un modo autoadjudicado de superioridad alemana: Atributos diferenciales y diferenciadores: quienes pertenecen tienen legales sus goces. Los otros, que no son parte en la selecta diferenciación, no han de tener disfrutes ni desear. El negativismo condujo a los aniquilamientos masivos, planificados y burocráticos, contra todos aquellos que fuesen inquietantes, distintos, despreciables y faltos de utilidad lucrativa. Era necesaria gente formada en un perverso sentido práctico para ejecutar esto, que bajo el régimen nazi había comenzado con asesinatos masivos de pacientes psiquiátricos. Se intensificó después contra judíos, gitanos, polacos, rusos, y un largo etcétera. Se estima que 1,5 millón de niños fueron transportados a los campos de exterminio nazis, menos de un 10% sobrevivió. Y esto es lo más horrible: que en el mundo posterior a la derrota del nazi-fascismo, siguieron aconteciendo genocidios debidos al deseo y la voluntad de dominación sin límites de los más fuertes: La fuerza, condicionada masivamente para ser tomada como valor destacable, se torna en un rasgo muy atractivo para los jóvenes masculinos con escasa educación; son los más proclives para ser manipulados hacia el odio diferenciador y el totalitarismo segregatorio. Mediante la seducción por las imágenes y los engaños teatraleros de los jerarcas del régimen, estos pueden conseguir: admiración apreciativa, e identificaciones con el empleo de la fuerza, y asimismo la “debida obediencia”, por parte de sus subordinados.

   Uno de los ejecutores de la Hecatombe nazi fue Rudolf Hoess, quien fuera jefe militar alemán del matadero de Auschwitz. De él nos decía Whitney Harris, uno de los hombres de leyes intervinientes en los Juicios de Nüremberg: «Él me impactó como una persona normal, esta fue la cosa horrible. El estuvo discreto y moderado, objetivo, concernido con la realidad de los hechos: “Este es mi deber de guerra. Yo cumplí con mi deber de guerra”.. Él sólo estaba actuando como un individuo sin importancia, en lo normal.» Hoess argumentaba como descargo, su participación como militar en una guerra, cuando en los hechos lo que hizo fue participar en una cacería étnica y en el exterminio de civiles, mayoritariamente de judíos. Un argumento semejante fue y es utilizado todavía por los defensores de la dictadura militar (1976-83) y del terrorismo de estado en Argentina (30000 desapariciones forzadas); los malvivientes pregonan sobre las torturas, asesinatos, y otros crímenes, que se debieron a “la guerra contra la subversión”. No ha de causar extrañeza que el antisemitismo se haya también presentado, dentro de toda la visión inhumana que tuvo el régimen militar genocida respecto de la sociedad gaucha. El antisemitismo fue una manifestación recurrente entre los represores del pueblo argentino, junto a su admiración e identificación con el nazismo, según testimonios oficializados de prisioneros sobrevivientes: “Cuando nos golpeaban nos decían: ¡Somos la Gestapo!” / “Si la vida en el campo era una pesadilla para cualquier detenido, la situación se agravaba para los judíos, que eran objeto de palizas permanentes y otras agresiones, a tal punto que muchos preferían ocultar su origen, diciendo por ejemplo que eran polacos católicos” / “A los judíos les obligaban a levantar la mano y gritar ‘yo amo a Hitler!’ Los represores se reían y les sacaban la ropa y les pintaban en las espaldas cruces svásticas con pintura en aerosol. Después los demás detenidos los veíamos en las duchas, oportunidad en que los guardias -identificándolos- volvían a golpearlos y maltratarlos”

   No se deben de callar estos asuntos por los supuestos de algún progreso superador y de un desarrollo conciliador que traiga un bienestar anunciado: Masivamente se promueven políticas de emprendedurismo y eficacia tecnológica; son tendencias usuales del neoliberalismo privatizador, que se constituyen en una forma de racismo, pues segregan a los pobres y les inhabilitan subsistencia. Sin embargo, los alcances de la segregación pueden ir más allá de algunos grupos excluídos y desfavorecidos, y llegar a la invalidación destructiva para gran parte de la humanidad. No están aquí exageradas las dimensiones del posible descalabro: Además del reemplazo modernista de trabajadores por máquinas, a eso se suma la Inteligencia Artificial en nuevos crecimientos de Aprendizaje Profundo. Y esto significa que en la producción concentrada de bienes intervengan procesos robóticos que se autoperfeccionen en la mejora de sus trabajos, y en hacerlos más rápido: Habría más cosas y más baratas, pero más desocupados, más exclusión y vulnerabilidad, y los voceros del mundo empresarial ya se acostumbraron a decir que hay en el planeta “demasiada gente”. Porque se piensa que sólo a otra gente le puede pasar; por ello sigue aconteciéndonos lo catastrófico.

─En aquel tiempo era una técnica habitual entre la mayoría silenciosa alemana procurar saber la menor cantidad de cosas posibles, para lo cual lo mejor era no hacer preguntas─  


Sergio Malfé; Prvcia de Buenos Aires, Argentina, Abya Yala; Enero de 2018




elefantes se jubilan a los 65 en india
2017/12/31, 11:43 pm
Filed under: agua-en-vasos, Fusiones, Notas | Etiquetas: , ,


 Jubilación de elefantes y ajuste previsional

   Dirigentes argentinos manifiestan su admiración por el modo de insertarse en el mundo que tiene la India, y se hacen seguidores de ciertos farandulescos consejos yóguicos. Comentó Louis Renou (historiador de las religiones) sobre estas costumbres adictas: “La India, no lo olvidemos, es la tierra de elección de los charlatanes”. Pero el punto que podría provocarnos risa, sino fuera que las tristezas con el reir se intensifican, está vinculado con la ley neoliberal de ajuste previsional en Argentina. De todos modos, una sonrisa puede asomársenos al considerar, entre otras restricciones, la de la edad jubilatoria mínima -70 años-, la que procura imponer el gobierno argentino 2017. Si sonreir fuera posible, lo haríamos al comparar la medida argentina con los pasos progresistas del gobierno de Kerala para los elefantes: estos allí pasan a retiro con amplios beneficios a los 65, según decía BBC en 2003. El sector sociopolítico que pergueñó la nueva reglamentación gaucha, es el mismo que celebra el modo socioeconómico de la India, y hace culto de las guianzas banales de un gurú pop y escénico. Si tomamos en cuenta la tanta admiración televisiva que expresa por la India la famiglia gobernante en Argentina, esa solidaridad humana allá con los animales, podría ser imitada aquí intraespecíficamente por mejores disposiciones gubernamentales hacia la ancianidad local. De un modo u otro, la noticia elefantina nos puede poner sonrientes. Desde su publicación han pasado algunos años, y ojalá así no sea, pero quizás en la India se hayan puesto también malamente regresivos y famiglieros, cruz diablo, en el infeliz modo de gobierno al corriente en Argentina. Cambiemos.

 Fuentes
http://news.bbc.co.uk/hi/spanish/misc/newsid_3095000/3095383.stm

http://www.eldestapeweb.com/el-gobierno-toma-casi-100-mil-millones-los-jubilados-financiarse-n37657

http://www.revistaanfibia.com/cronica/la-derecha-respira/


Sergio Malfé; Prvcia de Buenos Aires, Argentina, Abya Yala; diciembre de 2017




zarpadita de baldosa
2017/11/29, 2:55 pm
Filed under: agua-en-vasos, Fusiones, Narrativa | Etiquetas: , ,

 Zarpitas de una baldosa

“¿Quién no es mejor que su vida?”. Henri Michaux 

De tarde en tarde, al muchacho anochecido se le chicotea una chantada jovial. Andando estaba él, y mirando al suelo… Se entiende; bastantes personas quieren, por momentos, poner aparte sus sentidos en estos días: Las vilezas cabizbajan; si bien aquí estamos también tomando bien en cuenta lo de arriba, las penas que nos hacen pasar. Nuestro muchacho andante intentaba levantar su ánimo, pensaba: “La psiquiatra me dijo que estoy bien; igual la salud está redifícil: sin derecho alguno la elite neoliberal me desgracia, con sus actitudes rastreras y despreciables, ¿por qué no cambiarán, tanto que hablan del cambio?”. Detuvo sus pasos, pues algo sin semejanza con los otros elementos del entorno atrapaba su atención; dejó oportunamente aparte la irritación que le causan los manejos babuinos. Se sintió seducido por un grafismo que alguien había delineado en una baldosa de piedra, detalle en el pavimento para peatones y al borde de la pista vehícular. “¿Qué querrá decir esto?”. Se chantó animadamente con sus ideas pericas sobre “la vida que perdura maravillosamente, en las rendijas que permanentemente se abren, frente la adversidad y pese a ella”. Tales pensamientos y reflexiones me los contó al discurrirme lo que le acaeciese, sumándome breves consideraciones estéticas sobre el Arte Pobre, dice, y el Minimalismo Resiliente. Y varios argumentos más me estuvo presentando, al desplegarme la copia de dudosa factura que hizo, zarpado él obsesivamente con el dibujo que ha encontrado en una esquina conurbana, del cual me trajo su boceto copión. “Subilo a la blog, dale”. Se lo agradecí, venga entonces aquí el boceto; hace una justa connotación para desembozar este relato. Después de todo es un buen muchacho; se entusiasmó y otras esperanzas se le abrieron. Y no sé qué asunto porta, che, pero el diseño es conceptual y tiene su encanto. De buenas con el amigo le aconsejé moderación, que dios está al tanto de todo, y que él tenga paciencia.

“Si la mujer o el hombre se equivocan, deben decir: perdón, me equivoqué.. Y tratar que las cosas sigan bien.. tener el porvenir, poder mantener, hay mucho que trabajar.. Y aún trabajando no se puede adelantar en esta Cordillera. Los indios que somos acá.. Vivimos.. ¿sabe por qué? ¡Porque somos raza de esta tierra, porque somos indios!.. Y por eso, gracias a Dios, ¡salvamos la vida!”. Dichos (1968) del Sr Damacio Caitruz, un mapuche argentino.


⇓ Aquí el boceto que desemboza este relato ⇓

grafismo delineado en baldosa de piedra del pavimento peatonal junto a la carretera

 Malfé, Sergio;
 desde la Conurbania Argentina, Abya Yala; noviembre de 2017.



ingrediente-singular-en-pastel
2017/10/30, 4:02 am
Filed under: agua-en-vasos, Notas, Poesía | Etiquetas: , ,

  Pastel cuestionador

   Las personas conviven empleando aquello que aprendieron, pero también está lo aprendido a veces empleando torcidamente a la gente para así cobrar realidad.

   Una pequeña experiencia como muestra del dicho precedente, en la intencionada preparación de un pastel, que permite el planteo de un acertijo para quien deguste el resultado: es un arreglo comestible de agradable sabor, que habilita, en los momentos de su paladeo, una conversación inquiridora entre la gente convidada y quien los atienda: “A ver, decime si querés: ..¿Con qué está hecha la torta?”. Al tomar en cuenta sus costumbres corrientes -acostumbrarse a algo es cosa terrible y peligrosa-, las personas normalmente responderán con aquellos ingredientes que la evocación de sus sensaciones habituales les condiciona a creer como ciertos. Sería muy raro que alguien la acierte. “No-o-o, es torta de otra cosa, y no-o pertenece a la madeja que errónea y buenamente rememoras”. El pastel porta una sencilla y rica ambigüedad que, de seguir con las indicaciones, torna difícilmente identificable a su componente principal.

flores de zanahoria en close-up

Receta con una sonrisa. 
La torta es de Zanahoria; 
sondeándote la memoria, 
los esquemas patentiza. 
 
 
Yo no soy un alquimista, 
pero rosco buena torta. 
La sé bien; te la hago corta: 
Comé, te hace bien a la vista. 

  Receta para un pastel cuestionador.

  Rallar-triturar zanahorias, logrando una taza y media de zanahoria rallada, mezclarla con una taza de azucar marrón, media taza de aceite girasol, una taza de harina leudante, dos-tres huevos, una cucharada rebosante de canela, y una buena cucharadita de bicarbonato de sodio. Se revuelve hasta conseguir una mezcla homogénea. En una asadera suficientemente amplia, de tres cm de alto, y previamente acondicionada para ello, se coloca la mezcla. Se lleva al centro del horno térmico encendido, a temperatura moderada (120º~150º C), veinte minutos de horno. Es un bocado recomendable para la hora del mate, del té, o café, lo que gustes. Con la experiencia aquí sugerida, las adversidades de este 2017… quizá no se superen del todo, pero bueh… El nutrimento conlleva un poco de entendimiento divertido -tienes derecho a permanecer en silencio-. La amenidad puede ayudar en las contrariedades, para su atemperamiento. Permitirle al pastel que entibie, antes del corte en porciones, desmolde y reparto. Cuando adopte la temperatura normal del ambiente, recien entonces consumirlo. Esta fue, en mi hogar de origen, “La Receta Preferida”.


Ante cualquier duda, consulte a su Nutricionista 


 La ℑmagen con flores de Zanahoria;
 es cortesía vecinal de AnRo0002.

Malfé, Sergio  Desde Argentina, Abya Yala; octubre de 2017.



cosas asi no suelen pasar
2017/09/29, 7:43 pm
Filed under: agua-en-vasos, Cuentos Breves, Escenas | Etiquetas: , ,

  Maniobra especial

“..la realidad tiende al fraccionamiento perpetuo, a la variedad infinita”. Fiódor Dostoyevski

  Estaba auxiliándonos la señora, limpiando con lavandina las paredes del baño en la oficina; y de pronto le vino una descompostura. No había golpeado tan fuerte contra el piso. Pero igual hubo que contener la hemorragia. Ella decía: “A veces me ocurre, ya se me va a pasar”. La llevamos a que se siente en el living. Yo quise acomodarle los pies levantados en una silla.

   Ahí fue que la señora se despejó un poco más y nos planteó algo que la traía mal: “¿Por qué no tienen auspiciantes”? Entonces le dije: “¡¿Vos sabés que lo que no tenemos es tu apellido, por qué no conocerlo, eh?!” Ella intentó respondernos; quiso emprenderlo efectivamente, con inmersión en medio líquido, cada vocablo en el frasco correspondiente; conviene que estén en orden los elementos, ..¿como para ubicarlos en un transporte?

  Había sucedido algo previamente, con unos muchachos chinos en la esquina de un almacén; lo comentamos al verlos: “Cortan un tetrabrick de puré de tomate, con un cuchillo”. Esto era al mediodía, y ahí se sucedía alguna maniobra especial después del corte… ¿Por qué yo no podría luego recordar precisamente cuál fue la maniobra; quién se opone a que la recuerde? En conexión con eso, era mi deseo aparte el de manejar más o menos tres archivos, con orégano pues, y ponerlos en trasmisión, ..¿o no hacerlo?

   Lo que sí recordábamos es que el transporte de los enseres pintaba complicado; los tamaños cabrían apretados en el interior del navío a elegir… ¿Y sólo es mi parecer o se trataba de un batíscafo miniemergente? Por lo pronto debíamos ver bien donde estaba el grano vivo del asunto y donde el decaimiento diagnosticista. Pero aconteció que la señora reavivándose me susurró sus nombres completos.

  Cosas así no suelen pasar, ..¿te das cuenta?; eran novedades que conversábamos aparte en el trabajo. Sucedía que los pasillos se avalanzaban en las habitaciones; nuestras contexturas quedaban descolocadas por el mazazo de luz tenebrosa: Esa señora que tomábamos como una auxiliar era en realidad una procuradora médica actuando de oficio. Tuvimos en los gabinetes a la Doctora Hétorsa Gobárchick Firmaros. Nos remarcó esa parte singular de su patronímico, aclarándola: “Firmaros, como un verbo”.

   A nadie del personal le dió gusto su dictámen, eso que ella sumó: “Tendrían que tener un auspiciante”; pero ahí la pudimos ver bien: Toda una mujer, de rostro afilado y rubia, con su perfil profesionista, sus bucles, con lápices en sus bolsillos. Maldita sea, es lamentable que ya no se pueda hacer casi nada. Es importante el “casi”, porque una opción todavía hay: Con los algodones enrojecidos, algo se podría hacer. Cuesta darse cuenta de ciertas posibilidades: Si conseguimos que retrocedan los pasillos estirados; ¿por qué no llevar luego los algodones, y andarnos un paseo normal por el instituto?

“¿Pero qué les importará esto a los zapallos? Ahí están, creciendo de cualquier manera, como si no supieran nada, o como si lo supieran todo”. Eliseo Subiela

Malfé, Sergio ; Desde Argentina, Abya Yala; septiembre de 2017.



muchos sentimientos
2017/08/29, 5:10 pm
Filed under: agua-en-vasos, Narrativa | Etiquetas: , ,

 Son muchos sentimientos

“..escolopendra escolopendra | cresta cresta moldura rompe rompe en sable caleta pelambres en aldea..” Aimé Césaire

   Hubo algo de antes que se le escapa a Notroki Petrallia, como si fuese maravillosa alguna concreción debida a sus acciones, algo que le contenta el rostro con una plenitud notable y presencial. Pero una suerte de coraza suya en contínua implosión constituyente, impide que se le precisen, con buenos términos en la mente, los recuerdos de esa maravilla ¿Cómo era, cómo era? Nos lo aclara él un poco:

   “Cuando algo que a uno le pasa es tan increíble, para comunicarlo se deben dar especiales condiciones, y éste es el caso, ¡no lo puedo creer!; porque lo que tengo para decirles es de una calidad tan realmente extraordinaria, un evento así de único; …pero es imposible detallarlo, no están dadas las condiciones”. Notroki se está mudando de aquí, se apresura en juntar algunas cositas que van a su bolso mochila: yerba mate, medias, tabaco, cordoncillos.

   Algo nos debió pasar, y especialmente a Notroki. Él terminó pensando que no supo ni sabe querer a nadie. Por lo cual uno de los muchachos tuvo que contenerlo cada noche, e indicarle los pasos para que le diese consistencia a sus actividades normales y en común. Hay que continuar normalmente con la habitabilidad aquí; aunque el lugar esté achicándose, y cada día más. Pero igualmente nada nos hubo obstado para que nos retiráramos a dormir. Después le oíamos sus llantos, en la noche tardía. También se volvió un hablador oscuro:

   “Cuadrados y agujereados, rejunte de islas sangrantes, con perros casi todo el tiempo”. Tiene expresiones así el amigo Petrallia. Nos conmovía; se nos ponía todo en danza. Son muchos sentimientos los que él puede concitar, pero entre nosotros lo hacía con una seriedad moderadora. Esta moderación de Notroki Petrallia a él lo tiene inquieto, pero así nos alivió las tensiones. Nos daba así calma y un desahogo conveniente, porque éramos hace algunos días gran cantidad de personas en un hacinamiento exponencial. Pues claro estará que antes aquí el lugar era más amplio. Se trató de un sitio particularmente bien diseñado, lo recordamos; y los colores muy hermosos, un bienestar para el plantel en la casa, sino.. ¿quién pudiera aguantar el ambildeo día tras día?


sol filtrado por persiana, su luz colorida por folios adheridos a vidrios de ventana

   La gente estuvo repartida en varias habitaciones; aguantando muchos un estarse de pie; las limitaciones continuaban pero agudizadas con el apretujamiento del ámbito; siempre esperando la llegada de una prominente figura: Don Arcillo Mescorqueti, pensador telúrico e internacional. Debemos decir, sin embargo, que el gentío de sus seguidores aquí se ha reducido, por el replegamiento del espacio y con el correr del tiempo. Los restantes hemos supuesto que la distinguida personalidad que esperamos, pasa por dificultades, y por eso aquí nuestro aguante en ambildo nos cuesta un poco menos. Él se nos ha demorado, y estamos bastante firmes con la idea que ahí, en la avenida oscura y absolutamente despreciable, Arcillo Mescorqueti pasa por lo mismo que los ambilderos conocen de sobra: Es una odisea bárbara la de trasponer en cruce de un lado al otro esa avenida; el barro atrapa los pies, casi no se puede caminar, y cada paso representa esfuerzos y peligros. Ningún personaje inestable y escéptico, como lo es Notroki, nos puede decir con liviandad, como lo ha hecho: “Hay gente de la lama que como nace ahí debe quedarse”.

   Pero aún le quedó un poquito de ánimo para salirse en fuga, después de sus intentos para anoticiarnos sus trances cambiantes y sus opiniones de infeliz. Obtuvo un espaldarazo: nuestro más pródigo y cuidado abucheo; será el suyo un éxito sin precedentes, que se vaya. No obstante querríamos su atención por favor, que ya sabemos cuán fácilmente se pasa de las bromas bastas a la delincuencia. Sinceramente desearíamos que Notroki Petrallia supere la inercia que lo está condenando, y que dinámicamente recuerde aquello que le contenta el rostro; aunque es evidente que sus recuerdos hacen una realidad diferente de lo que en verdad aconteciera. En este sentido, emergen evidencias incontrastables sobre el sinsentido de su maravilla, no importa cuánto nos reitere su asombro: “Cuando algo que a uno le pasa es tan increíble, para comunicarlo se deben dar especiales condiciones, y este es el caso, ¡no lo puedo creer!; porque lo que tengo para decirles, rejunte de islas sangrantes, es de una calidad tan realmente extraordinaria, un evento así de único; …pero es imposible detallarlo, no están dadas las condiciones”. Con prisa salió él de aquí, como desparramándose desde el interior de un pomo apretado, vigorosamente, con los cordoncitos derramándose en vuelcos de yerba mate, y con hebras varias que caen incidentalmente en una mezcla con sus medias, por las escaleras a la calle…


“..dentro de un instante se producirá la derrota de los silos olfateados de cerca..” Aimé Césaire


 Malfé, Sergio; desde Argentina, Abya Yala; agosto de 2017.



mapeo insular de paraderos
2017/07/30, 10:39 pm
Filed under: agua-en-vasos, Fusiones, Notas | Etiquetas: , ,

 Mapeo de isla; ubicación de paradero

   La información de los noticieros relataba la desaparición en vuelo, cinco minutos después del despegue, de un aeroplano turbohélice bimotor con tres personas a bordo, que había partido del Aeródromo de San Fernando, en el Area Metropolitana Buenos Aires, el lunes 24 de julio a las 14.40. La aeronave hubiera desaparecido poco después de la última ubicación que se le hiciese por parte del Personal Controlador en tierra; estos registros del vuelo determinaban que se buscase el bimotor en la zona del Delta del Paraná, en cercanías del curso de las aguas del Toro, Capitán, San Antonio, y Dorado. Hasta ahí las primeras noticias.

   Esa probabilidad de siniestro para la aeronave en los montes ribereños, hizo que vinieran a mi mente las tierras del Delta, con su vida islera envuelta por el Paraná y sus tantos ríos, riachos, arroyos, y canales, en confluencia sobre el amplio Río de la Plata. Recordé las destrezas náuticas de los isleños en esa vastedad cambiante e intrincada, mundo demográficamente escaso, con aguas en decurso plural. A esa complejidad de innumerables islas, es habitual que se la conjure, mediante la singularización que emplea en dichos la visión lugareña, al referirse a las muchas aguas y terrenos: llanamente se comunica el fenómeno como “La Isla”. Y por otro lado está “La Costa”, la tierra firme de las riberas con su geometría y regularidad previsibles.

   Volviendo a la información sobre el avión extraviado: la emergencia produjo que se me diera por mirar con curiosidad en el mapa, a ver qué me diría el trazado cartográfico sobre las vecindades de los ríos donde se perdiera el rastro del vuelo. Aconteció así que recuerdos y nostalgias atropellaron. No sólo se me concernían sensaciones directas de “La Isla”, sino que rememoré una muy potente narración ficcional de Haroldo Conti, creador literario de los grandes. La obra que menciono es “Todos los veranos”. Y en el mapa no encontraría el avión perdido, pero le hice marcas numéricas, para así señalar en la imagen los parajes isleros donde tienen lugar ciertas acciones sucesivas de “Todos los veranos”. A la vez, esto me representa una manera recuperativa: Sensaciones del viento y las olas, de los grandes barcos que roncan ominosamente sus derroteros; las aguas luminosas y túrbidas en la evocación, con el hamacado de sus subidas y bajantes. Pero veamos el mapa; han de estar las referencias orientativas bajo la imagen, con números que responden a las llamadas inscriptas en el mapa. Los tramos seleccionados sean motivo para adentrarse en “Todos los veranos”, son recortes donde Haroldo Conti tuvo precisamente ubicados los aconteceres que pertenecen a su narración.

desaguadero miní barca_grande viboras honda hambrientos urió

“..cuando mi padre tenía cuarenta y cinco años se instaló al fondo del Desaguadero (1), cerca de los bancos, en una casilla que armó con tablas de cajones de automóviles”.
 
“..nos marchamos a un refugio que tenía el viejo en el Miní (2), entre el Diablo y el Juncal”.
 
“Hasta el día en que un manguruyú* arrastró el bote del viejo más allá de los Pozos del Barca Grande” (3).
*(es enorme el pez que lleva el nombre guaraní de MANGURUYU)
 
“Regresamos a la casilla del Desaguadero” (1) .. “entraba al Patí o al Raya o subía hasta el Víboras” (4)
 
“..al viejo le resultaba como si se movieran las islas, no él, y el río le trajera esos lugares.”
 
“..todos los lugares estaban allí, de alguna manera presentidos, enviándonos sus mensajes a través del río”.
 
“..maduró en su rostro ese aire afable y desesperanzado que más tarde iba a descubrir en el rostro de otros tipos, aquí en la costa”.
 
“–y nos vamos al Honda… Hace tiempo que lo tengo planeado–. El viejo ya tenía elegido el lugar, después del Hambrientos (5).. con el Paraná y los grandes barcos que parecían venir hacia allí, hacia ese lugar preciso, antes de abrirse y doblar delante de la boya de bifurcación”.
 
“Al terminar enero vimos aparecer al Alagoas, desde el Urión (6). Pasó por el medio del río en la luz de la tarde y oímos sus voces en la cresta del viento”.
 Hasta aquí los recortes de “Todos los veranos” que están refiriendo al mapa con los parajes numerados. Y en torno al escritor Haroldo Pedro Conti, víctima en 1976 del terrorismo de estado imperialista, pueden visitarse:
 
Su Narración “Todos los veranos” en página de la Biblioteca Nacional de Argentina IR
 
Imagen y voz de Haroldo Conti, sus posicionamientos sobre el arte y la vida IR
 
Una nota sobre Conti en el SitioWeb del Centro Cultural que lleva su nombre IR

   Y una acotación final, como descargo frente a las imaginables digresiones que posiblemente surjan por esta nota: La literatura mencionada, las reminiscencias y mapeos, y esta ocupación mía con “Todos los veranos”, no deberían tener nada que ver con la recuperación de la aeronave. Las más recientes noticias (29/07/2017) señalan que se ha ampliado el área de búsqueda desde las costas de Ensenada, al sur de la ciudad de Buenos Aires, hasta el alto Paraná, provincia de Corrientes, con 35 aviones y embarcaciones.

Acerca del aeroplano desaparecido, información periodística IR
 
El mapa recortado aquí en imagen tiene acceso interactivo en Google Maps: -34.2094086,-58.3646339,11z IR
Malfé, Sergio
desde Morón, Pr. Bs. Aires, Argentina, Abya Yala; julio de 2017.


¿Tomando por sorpresa a otra Entrada en esta Blog?
 ..IR



santo mate
2017/06/28, 11:03 pm
Filed under: Cuentos Breves, Narrativa | Etiquetas: , , ,


  El Santo Mate
[­¨­¨­¨­¨­¨­¨­¨­¨­¨ url corta: http://wp.me/pu9CK-1t0 ­¨­¨­¨­¨­¨­¨­¨­¨]


“.. nos mofamos de los groseros errores de la vanidad; pero con secreta simpatía, reconocemos en ellos el anhelo común a todos los hombres, de probar que somos reales”.
Adolfo Bioy Casares 

  En simultáneo supimos, desde fuentes confidenciales, que fue recibido en ámbitos conciliares, el Presidente de la Corporación Yerbatera del Taplawäy. Hubo una conversación privada. Esto fue en ocasión de la reciente visita hecha a la Sede Eclesial, por una representativa cámara regional de empresarios. Propugnan ellos la responsabilidad socioambiental en el ámbito de los negocios mundiales. En la visita a los despachos catedralicios, y una vez satisfechos los ceremoniales de rutina y los diálogos grupales, era atendido aparte el principal de la Corporación Yerbatera, quien llevaba ahí una propuesta largamente elaborada por la totalidad unánime de su Oficina de Ejecutivos, su misión era planteársela al Sumo Prelado.

  Estamos enterados de los detalles del asunto: Los dos importantes conductores se habían aposentado en las oficinas del vicariato universal; conversarían sobre varios puntos privadamente. Algunos minutos dedicaron ambos a sus concepciones colaborativas, en torno a las situaciones del mundo y de la fe. Consideraron también, y con familiaridad, los nuevos hallazgos científicos sobre las virtudes salutíferas de la Yerba Mate. Pero el ejecutivo yerbatero en jefe.., se las traía: Mirando al líder religioso traviesamente, con la que él suponía la mejor de sus sonrisas, le propuso con voz asordinada: “Su Santidad, lo que intentamos es un cambio pequeño en la oración principal de la Iglesia, y este desarrollo va junto con los interesantes cambios positivos por los que pasamos todos en nuestro país, y en todo el mundo, desde que usted justamente fuese designado portavoz de la Suprema Voluntad… Escúcheme: usted podría hacer que todos sus seguidores en el mundo cambien esas palabras anticuadas: ‘El Pan nuestro de cada día dánoslo hoy’, y que en el rezo se diga en cambio: ‘El Mate nuestro de cada día dánoslo hoy’, algo muy sano y conveniente”…

  El sumo prelado se había puesto atónito, pero inmediatamente rechazaba considerar la propuesta: “¿Por quiénes nos toma?; es algo cómico, gracias, pero lo que propone no responde a una necesidad de la grey”. A lo cual el empresario hubo de decirle: “Tenemos prevista una campaña publicitaria, con varios cortos fílmicos muy naturales; usted será el protagonista. Se dirigirá brevemente al público internacional, instruyéndolo sobre las propiedades del Mate, les demostrará como cebarlo, y hará alusión prístina y ordenadora sobre las virtudes humanísticas de nuestro beberaje, las vinculaciones fraternales al compartirlo.., usted sabe. Si su benevolente santidad acepta nuestra oferta, escuche, tenemos solamente para usted, por los anuncios publicitarios, una donación en concepto de honorarios actorales de 50M de dólares, y además otros 50M serán donados al Departamento de Estado de la Iglesia, por el uso comercial de emblemas y locaciones. ¡Piense por caridad en todos los hechos solidarios y asistenciales que usted proyecta!; quedarían más capacitadas sus intenciones, con nuestra ayuda, para realmente tener efectos firmes!”.

  El Alto Vicario guardó profundo e instantáneo silencio, pero muy pronto dijo pausada y gravemente: “Oh, hijo; me dice que piense en mis proyectos. En ese caso, las cosas aparecen diferentes, pueden ser entretenidas y saludables; pero por favor espere usted un segundo”. Y llamó para que un propio se allegase; que concurriese a la oficina uno de los prelados administrativos. Así de rápido como en un pestañeo, uno de los eminentes funcionarios se acercó, y el Gobernante Eclesial inquirió entonces a su colaborador: “Tesorero: ha brotado algo interesante, una propuesta caritativa que deberíamos aceptar; resultaría en un sólido respaldo para nuestro justo servicio de paz y bien. Pero es necesario que recordemos un aspecto documental, y dígamelo o precisémoslo pronto, con diligencia: ¿Cuándo caduca nuestro contrato de publicidad con la Corporación de Panaderos?”.

  Anotemos en tanto, sobre las averiguaciones contractuales, que están marchando a la par con los trámites para la firma del convenio implementatorio, acto para el cual se prevée acceso restringido. Hay un discreto perfilamiento público en torno de esta combinación y su afianzamiento. No está todo dicho, sin embargo. A pesar de la discreción con que se ha montado el arreglo, y por infidencias no previstas, la citada negociación eclesioempresarial podría modificarse sustancialmente. Esto se debe al movimiento de influencias ejercido en la Sede Eclesial por una Compañía que lidera mundialmente el rubro refresquero. Fueron animados sus directivos por las versiones sobre el arreglo en marcha; se hubiesen filtrado éstas hasta sus oficinas metropolitanas. Y la compañía está intensamente motivada en una fuerte oferta competitiva, para reemplazar a panaderos y yerbateros, en un nuevo arreglo exclusivo que favorezca los intereses colacoqueros. En otras palabras: nada de Pan ni de Mate, así argumentan; que esté en las oraciones cotidianas la marca innombrable de su Refresco; ¡Vaya pretensión!


“..toda máquina está en proceso de extinción”. Idem (A.B.C.) 


todas las maquinarias se extinguen, incluso las sociopoliticas

todas las maquinarias se extinguen, incluso las sociopoliticas


Relacionados con El santo mate; otros contenidos en esta blog
  • Gacetita publicitaria para cortes de cabello
  • Una cuestión sellada

  • Sergio Malfé Morón, Prvcia de Buenos Aires, Argentina, Abya Yala; Junio de 2017




    A %d blogueros les gusta esto: