Hipersalenas


corazón plural-noti narras10: …”puntual, ..iniciativa, ..crucero, ..matorrales, ..maquetas, ..respectivo, ..mutismo”…


Esta entrada lleva un relato de Septiembre de 2007, traspuesto desde su localización anterior. También por aquí te notifico de otra Página con Narraciones, la 10. Al pie de esto, dispuestos tendremos recortes, y el encaminamiento para “narras-breves-10”        (url: https://hipersalenas.wordpress.com/narras-breves-10/ ).


Translation of the crest, as a guideline: “..on time, initiative, cruise, shrubs, models, respective, mutism..”
Traduçào da crista, como uma indicaçao: “..em tempo, cruzeiro, arbustos, modelos, respectivas..”
Traduction de la crest, à titre indicatif: “..à temps, l’initiative, de croisière, des arbustes, des modèles, respectivement, mutisme..”

El Corazón Plural


“Este es uno de esos casos desconcertantes en que la verdad necesita una explicación tan completa como podría exigirla el error”
Herman Melville, “Moby Dick”.


   Con los pasos siguientes, deberíamos de prolongarnos detalladamente. No está demás haberlo advertido. Ya que cuando surjan las oposiciones oscilantes, no diremos una sola palabra más. Así declarado este primer detenimiento, podemos recordar que nada nada antes, nada, ni siquiera el recuerdo. Entonces, completamente pleno el recuerdo nulo, nos demos a recomenzar. Aunque en parte ya hemos terminado, …recomencemos aquí, o en cualquier otra entrada posible.


   Así decididos, desde la desmemoria, procedamos a introvertirla, para que ella se nos haga puntual. Que pueda circular, completa en plenitud comprimida. Llevaremos la desmemoria a un diminuto estado de fijación. Encendidos en alerta; ahí detendremos la plenitud del recuerdo nulo. Lo habíamos puesto en sus cotas de circulación. Vamos a mantener esta disposición de recordar nada, en su minúsculo estado; cuando el rol ya finaliza.


   Alguien sugería que se recomenzara. Pero no necesariamente en un recomienzo plural, ¿correcto?. No han de producirse fijaciones colectivas sobre recorridos particulares. Atenderíamos a cada iniciativa tomada por sí misma. De esta manera, no tendremos espera de turnos.


   …Entrando a observar la circulación interior, acotada y detenida, en alerta y disponibilidad, …la podremos sacar a circular por fuera, con dos o tres palabras o gestos graficados. Para todo caso, no cabría tener muchas previsiones. Quizá sí un leve gustito por volver a empezar. Por lo tanto, …ya podemos marchar por los fondos, desde una hacia otra de las breves distancias consecutivas. Ahora sí:


   El Corazón Plural (latidos):


“Ni el más leve átomo que se mueve o vibra en la materia deja de tener una sutil réplica en el alma”.
H.Melville. (op. cit.)


   Se nos había hecho presente la iluminación tecnotrónica, bajo unos flameantes paños con chasquido. Paños espiralados en temblores, en estremecimientos de parte a parte, en cada uno de los arropados navegantes. Que replegados sobre nosotros mismos, los tripulantes estábamos buscando. Buscamos solícitamente en los pliegues que se han producido; a fin de encontrarnos con la Medallita.


   Anuncios insípidos de la noche, llegan a nuestros rostros desenfundados. Llevamos los atavíos consiguientes, para lograr una óptima visibilidad en el crucero. Estamos levantándonos torpemente, todos los tripulantes. Habíamos hiper-repetido, con limpieza el ejercicio, gentilmente.


   Vamos a los matorrales abandonados en el ábside de la nave. Ahí están descansando los frágiles modelos náuticos. Un poco se quejaban, pero solamente para las oídas de nuestra tripulación gimnástica, abismada en la persistencia de la búsqueda. Tan acumulada la queja repetida y rogativa de las maquetas, que finalmente ha logrado hacer sollozar a los tripulantes, sobre todo a ellas. Somos tan frágilmente náuticos y modélicos, en la repetición rítmica del ejercicio. Nos sentimos tan semejantes a las maquetas en el abandono del ábside, que se nos han producido ecos en los corazones a los tripulantes. Como si nunca los hubieran arrullado; corazones henchidos de humedad. Fría humedad del corazón que se condensa en un llanto. Un gran corazón plural en zapatillas, aullando su llanto en el pendol del piso de paveses. Cruje el empavesado, en la robusta incertidumbre de las reparaciones.


   Todos buscarán en los cajones; lo haremos …¡Para dar con esa parafina y con la mermelada!.


   ¿Dónde está la Medallita? Lo que hallamos son velas amarillas, roja mermelada; que deben ser ambas trocas mezcladas. Esas son las coordenadas del Comentador: “Acumulen la mezcla en las bandejas. Cada porción vaya a su respectivo modelo”.

.."la circulación interior, acotada y detenida, en alerta y disponibilidad"..

...la circulación interior, acotada y detenida, en alerta y disponibilidad...


La concurrencia sigue aglutinada; y prosigue a cumplir el abastecimiento para el modelismo arrumbado. Dejan de protestar las maquetas. Se reconstruyen arduamente en sus fortalezas divergentes. Los modelos en escala van a sus alturas. Alturas de sus fortalezas. Como si pudieran las piezas salir redimidas de su oquedad. Como si fuesen a cambiar su exagerado mutismo prototípico, por un contacto; y compartir reunidas las palmadas en las lonjas del corazón común.   


Mezclen bien la parafina con el dulce”. Afortunadamente, la voz del Comentador nos saca del despiste. Proclama amistosamente, que todo se solucionará. Pero nosotros no creíamos en encontrar todo. En el piso inclinado nos afirmamos. Rugimos nuestra inocencia: “Ya está el calafateado completo”. “Los pliegues están bien parejos”.   


   Levantamos la vista, con la náutica satisfecha. Y ya estamos comenzando a buscar la Medallita por lo alto. Puede que con una pequeña ayudita de buena vista, y al mirar arriba, ahí te encontremos, Medallita.



          Recortes desde “Página 10 de Narraciones Breves”,       url: https://hipersalenas.wordpress.com/narras-breves-10/

      a): Planes de otra cosa.
A nuestro amigo de mameluco le dicen “El Mono”. Lleva su bolsa de compras. Ahí vamos, con nuestro cargamento de trozos de carbón pintado.
…hay grupos de trabajadores, cuadrillas hacia sus tareas. Son varias bandas de pintores, que viajan en el tren. Que ya dejan el tranporte y entran en direcciones distintas por las galerías…
…con reverencias, inclinaciones silenciosas que hacen al subir las rampas. Al volverse de tanto en tanto, se inclinan y saludan a la inundación en los vasos de colores.
      b): Artejan Pleamar Sudorosa en Edificio Comunitario

…que pase el grupo de corredores que se está formando en la pista…
Arriba siguen caminando las Hormigas … se dieron a danzar con los cordones de colores ondeantes que cuelgan movedizos.
…persistirá iluminada e infatigable, con los megáfonos…
      c): Tabletas en Emergencia
…parecía ser un vivero … Las torres de transmisión eléctrica habían caído … para agosto, la dorsalización de las Emergencias …
…se ha de incluir en el Control del Paisaje”. Delfín va a bajar del tren… hacia donde está Julia. El sosiego de andar junto a las vias…
…contenedores de transporte para un enorme número de tabletas de alcanfor…


Encaminamiento → Narras Breves 10


Internauta: Para Decirme Como Va Esto, Arrimarme Un Comentario↓, o Encaminar Mensaje Por ⇒ “Contacto” ⇐. SEM

Anuncios

Dejar un comentario so far
Deja un comentario



Son importantes para las Hipersalenas los comentarios, puntos de vista, propuestas; la conversación nos hará bien; usted tranquilamente dígame; bienvenid@.

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s



A %d blogueros les gusta esto: