Hipersalenas


inquietud-recintos: …”discurrir, ..anclaje, ..acompañamiento, ..continuar, ..mecanismo, ..impediría, ..verificar, ..derivado”…
2010/06/05, 10:22 pm
Filed under: agua-en-vasos, Fusiones, Narrativa | Etiquetas: , ,


Inquietud en los Recintos -ensayo narrativo-

  Comienzan a llegar al espacio de atención las personas vinculadas con este área. No se los oye bien, hay mucho ruido. Tiene que aclarármelo el Derivado: “Son los clientes aquí que conversan en tu local”.

  Estoy viéndolo al local, ..están el mostrador y las rejas, pero no me parece el mismo local adonde yo trabajaba, quiero decírselo al Derivado; me observa, parece comprender la agitación mia. Aunque él ya no es el mismo de un instante atrás. Es eso lo que no me hace nada fácil la articulación de mis palabras, él es otro y después otro distinto.

  A pesar de seguir siendo corpóreamente el Derivado a quien yo conozco, el muchacho está alternando, y renovando su presencia y su fisonomía. Suceden sus transmutaciones cuando la comunicación es excelente –están todos hablando, dentro de su sector permitido-, y se me hace notorio que esos trastoques del Derivado, también ocurren del otro lado del mostrador, entre los clientes. Pero ninguno de ellos muestra dificultades como las que tengo para un discurrir fluyente, por esto de las interlocuciones suplantatorias. Las continuas alteraciones de los dialogantes, parecen no derivar para todos ellos en otras alteraciones.

  Afortunadamente, el Derivado se ha dispuesto junto a un anaquel, está risueño ante mi desconcierto, se ha prendido con las dos manos de los maderos de la estantería. A este anclaje lo ejecuta con toda energía. Así agarrado, su perfil tiende a hacerse estable, me doy cuenta. Tuve suerte esta vuelta, de que me haya tocado este Derivado para el acompañamiento. Puedo ahora decirle que el local, no es el mismo adonde yo trabajaba.


..se echa a andar el mecanismo, se vuelven a decir las mismas novedades .. Nos vamos yendo por la puerta lateral.

..se echa a andar el mecanismo, se vuelven a decir las mismas novedades .. Nos vamos yendo por la puerta lateral.


Me responde: “Puede ser, maestro, todo cambia”. Las dos últimas palabras le salen con voz de muchacha. Y debió ver la suma de otra consternación en mi rostro, porque apartó su mirada de mi, y se puso adusto, para continuar con su voz normal, diciéndome: “Tampoco la gente conversa como cuando usted sabía atender el local”. Retorna hacia mi la mirada y me está agregando: “Ahora se habla porque el sistema da para hablar, por sistema, no importa con quien; se echa a andar el mecanismo, se vuelven a decir las mismas novedades; ¿no cree, como la mayoría, que es un cambio encantador?”.  

Yo reflexiono en silencio ante esto que el Derivado me ha dicho. Pienso en que la comunicación estaría haciéndose tan preponderante, que así impediría el que se concrete un renovado fundamento para la comu-nica-ción, y es precisamente esa renovación la que acredita a la co-mu-ni-ca-ción como cierta.  

  “A este cambio que me dice lo voy a verificar, aguánteme un momentito no se me suelte de la estantería”. Diciéndole esto al muchacho, me vuelvo hacia los clientes, y sin mayor esfuerzo puedo preguntarles algo; el local no es tan grande y somos sólo algunas pocas personas ahí, al fin de cuentas: ..”Díganme por favor, ¿de qué están hablando tanto?”.

   -¿Cómo “de qué estamos hablando”?, ¡es cómico usted!
   -Pero, ..¡yo necesito entender de lo que hablan!
   -¡No nos importa lo que necesites, sordo mental!
   -¡Y de ustedes, no de lo que creen ser, sino de la naturaleza de ustedes mismos, ¿les importa algo?!

  Jamás hubiera creído que iba a pasar lo que está pasando. Por suerte están el mostrador y las rejas. Nos vamos yendo por la puerta lateral. Una canción de “Los Redonditos” viene a mi memoria: “Pero a los ciegos no les gustan los sordos, y un corazón no se endurece porque sí”.

  El Derivado me está diciendo que la mia es mala política, que me conviene más esperar, a cuando la comunicación esté apaciguada para hacer mis preguntas. Yo infiero que ya tendremos, para entonces, algún dispositivo que impida el uso de celulares, dentro del local siguiente. Esto al Derivado le parece razonable. Y es asimismo razonable esta otra sugerencia que me planta: la de no impacientarme, que mis preguntas al cliente se las espete individualmente, de a uno, cuando el cliente esté sin mentalizarse en el rol de la comunicación, cuando esté solo del otro lado de las rejas.

“Todos quisiéramos tener varias vidas, o, cuando menos, varias actividades, varios modos de ser externos, varias formas de expresarnos .. una cosa es la persona, la máscara, y otra la verdad interior .. Nadie quiere ser puesto en ‘evidencia’ .. En evidencia nos encontramos mal; con máscara estamos menos ridículos.”
Fernando Fernán Gómez, en “El actor y los demás”.

 Hecho en Morón, Prov. Bs. Aires, Argentina, junio de 2010; SEM   

Anuncios

2 comentarios so far
Deja un comentario

Sergio.
Reitero una vez más que eres el “maestro” de la palabra bien concebida en una tertulia de ensayos.
Te felicito, porque cada día me honra más tu hermosa amistad y echele pa’alante amigo.
Trompis para un gran señor.
MAge.

Me gusta

Comentario por Mage

Buena que sos, Mage
Me decís mucho, y te agradezco todo, aún siendo los míos entrenamientos de estudiante permanentes. Y puntualmente en torno a “la palabra”: hay quienes dicen que la razón y el lenguaje son recursos que concertan los débiles del mundo, para sobrevivir; y que la verdad es temporal y reside en los fuertes, los superhombres de Nietzsche. También están quienes opinan psicológicamente sobre la “palabra”, como una sublimación egoísta, resultado de la satisfacción incompleta del deseo. Los tristes actuantes de esos “argumentos anti-tertulia”, me hacen recordar en sus “éxitos”, a una canción de Serrat: “El mundo está en manos de unos locos con carnet”

Me gusta

Comentario por Sergio Edgardo Malfé




Son importantes para las Hipersalenas los comentarios, puntos de vista, propuestas; la conversación nos hará bien; usted tranquilamente dígame; bienvenid@.

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s



A %d blogueros les gusta esto: