Hipersalenas


comportamientos-por-marca\:…”:suplementar, :renombrado, :marcas, :automovilística, :meta, :impronta, :grafía, :direccionamiento, :conductores”…
2010/09/14, 7:06 pm
Filed under: agua-en-vasos, Fusiones, Narrativa, Poesía-Concreta | Etiquetas: ,


Caracteres en comportamientos societarios predeterminados por marcas.

   Me comunicó su aprobación mi prima Tonina, su beneplácito para mi posteo, por ‘Germinación de un Desarraigo‘ (la entrada precedente en este Blog), casi inmediatamente de haberla yo publicado. Y como refuerzo, mi prima me entregó el texto que aquí transcribo; para suplementar con una faceta de la personalidad de “F..”, al boceto que pudiéramos hacernos de él. Es un informe que venía junto a la carta más personal, de la que ya hicimos rescate. Por esta otra nota, mi prima acordó en cumplir su misión de allegarla al renombrado agrupamiento en el que revistaban ambos, Tonina y “F..”. Sin embargo y lamentablemente, debido a los trágicos acontecimientos de prescindibilidad en aquellos años, Tonina no pudo cumplir el encargo. Aquella usina cultural, de estudio, de creatividad, que fue la Barra del Anexo Hostal, tuvo que dispersarse. Todo el tiempo esa gente reuniéndose para recomenzar alguna actividad; eran un gran estímulo. Debo decir que, como noción imaginaria es poco aliviante, el que alguno de ellos quizá ahora pueda conocer el parte abajo transcripto, enviado en 1988 por “F..”. De él, ya lo he dicho, no se supo nada más.


 Tonina: Agrego este escrito para que lo pongas como aporte en la consideración de       la  Barra  del  Anexo  Hostal;       más  específicamente:     es      para      que      lo      vean      en el  Grupo  de  Estudio  y  Entrenamiento  Zaum, la gente de la Poesía Concreta.[Buscar] “F..”


   Este registro describe algo muy particular, en una localización biogeográfica que tiene su asiento por los trayectos, caminos, avenidas y rutas, en estos barrios lejanos. El rasgo pinta el caracter local de la gente ínsita de estas tierras. En términos generales, se trata de la adecuación preponderada de estilos conductivos, por la inducción determinada desde formateos gráficos.

   Comenzando por Bridobunia, allí se pueden observar estos dos casos notables de fidelidad a las marcas: Los adeptos a la fábrica de automotores HELFIT, al conducir en viraje alguno de estos vehículos, sólo lo pueden hacer bien, con sus plenas aptitudes para guiar, cuando las vías de circulación les permiten torcer la marcha en ángulos de 90º. Esto se debería a una impresión, corrida ó traslocada hacia su conducta automovilística, desde los caractéres de ángulación escuadrada en el nombre de la marca ortogonal a la cual siguen:


HELFIT


   Otro hecho Bridobuano del mismo corte, acontece con los partidarios de un fabricante que indica sesgos diagonales, con la marca de sus vehículos. Todas las letras que identifican sus productos, llevan trazos inclinados, y este hábito del sesgamiento es seguido escrupulosamente, por quienes conducen camioncitos, coupés o utilitarios de la marca ZRYNX\KWAM. La impronta de la diagonalización se les traspone en la acción de conducir. En las ciudades
racionalistas más recientemente urbanizadas, tienen más oportunidades, por la abundancia de diagonales. Es en las carreteras donde a veces se les pone difícil. Y es frecuente ver a algún ZRYNX\KWAM, cuando se sale de la pista, por no doblar en las transversales rectas, eligiendo el conductor ir a campo traviesa hacia su meta, en su adicción por las diagonales. La casa de la marca diagonal ha lanzado a la venta una serie de tractores. Va a ser pintoresco ver desde el aire a los campos bridobuanos roturados por los tractoristas prosélitos de los . . .


ZRYNX\KWAM


   Una situación semejante ha venido dándose en Andobunia. Es bien sabida la tradicional rivalidad que sienten los Andobuanos ante el país vecino, y para cualquier desarrollo que en Bridobunia ejecuten, los nacionales del otro país sienten como un desafío. Esa rivalidad, en conjunto con buena dosis de emulación, también se manifiesta en la industria automotriz. No iban a quedar a la zaga los Andobuanos. Y en cuanto a la impronta que venimos tratando, orígen de las particularidades en la conducta automovilística, Andobunia merece un galardón. Sus nacionales parecieran tener preconfigurada, una interesantísima circulación, debido esto a las redondeces en la marca del más apreciado automóvil local: OSQUC. En el total conjunto de las ciudades andobuanas, las sinuosas avenidas de circunvalación periférica, son las vías urbanas más frecuentadas. Asimismo, el deleite de un automovilista al volante de un OSQUC, es el de darle revueltas a los caminos de montaña, como los que rodean al Valle de Pompi, en la comarca de Ygrogro. Muchos pilotos fanáticos de la marca OSQUC, y adictos a la conducción rondante, al encontrarse en su camino con un rond-point, prácticamente deben ser intimados a abandonarlo por los agentes de tránsito. El apego por las hormas dadas, que es característica societaria para toda este área continental, hace que los súbditos de los autos OSQUC obedezcan circunspectamente a la grafía de contornos redondos, horma con que la marca los conmina a un direccionamiento análogo. Esta predeterminación por virar los rumbos en periplos de rodeos y giros, obtiene una condensación de alto grado en el autódromo de la capital, Andaville. Coincidió como intuitivamente la construcción de ese circuito, con el lanzamiento del auto andobuano, y con el giro del procesamiento imaginario en Andobunia, hacia la circulación en redondo. Si se ve desde el aire a la pista de carreras, se nos muestra claramente el bucle de su trazado con su cruce, el que se resuelve con un puente, ingeniería que le permite al circuito de carreras delinear un 8 sobre el terreno. Es entonces una excelente via para los corredores formateados en la marca . . .


OSQUC



   Por último, se hace mencionable la reacción de desgano que invade a todos los conductores contrariados, cuando deben resignarse ante trazados viales inhabilitantes para sus formas preconfiguradas de manejo. El entorpecimiento y las detenciones en la marcha sin justificación alguna, muchas veces se suceden con irritantes actuaciones de agresividad, y hasta con la caída en un azaroso estado psico-somático, con síntomas de agitación y sacudidas espasmódicas. Afortunadamente, la contención de emergencias psiquiátrico-viales, está muy bien preparada para esos extremos, en ambas naciones.


El automóvil es una silla de ruedas. Nicanor Parra.

Morón, Pvcia. de Buenos Aires, Argentina; septiembre de 2010 -SEM-  


Anuncios

Dejar un comentario so far
Deja un comentario



Son importantes para las Hipersalenas los comentarios, puntos de vista, propuestas; la conversación nos hará bien; usted tranquilamente dígame; bienvenid@.

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s



A %d blogueros les gusta esto: