Hipersalenas


senda-pareja\: …”seguir, :riesgo, :árboles, :sonríe, :caminarlos”…
2010/11/22, 10:33 pm
Filed under: agua-en-vasos, Fusiones, Narrativa, Poesía | Etiquetas: , ,

         En la Senda Pareja


..”Ve y sufre la esperanza.” [..] “y por fin libre de los secos días de hoy, trota hacia delante y hacia atrás sin fronteras”.. Clarice Lispector

«..en la plenitud relativa de los mensajes que se nos irán manifestando en el silencio..»

«..en la plenitud relativa de los mensajes que se nos irán manifestando en el silencio..»


   Es la inmediatez del escrutinio provisional que está usted haciendo, ..seh, seh, seh, ..que está usted haciendo, mirando sombras verdes, ..oyendo botes de pelota… Y viniendo en caminata también yo, ..y me estuviera deteniendo, y en un Arbol me apoyara para no seguir escapando. (Todavía hay árboles por acá, en estas veredas suburbanas). El apuro por fugarme de los mosquetes en manos de los niños sacados ya no me angustiase, estando a punto de abordar el tren lúcido, con algo de serenidad por esa cercanía.

   Ráfagas ventosas agitan inclementemente mi túnica de docente. El día se borrasqueó, le cuento; y hay allí un árbol sobreviviente, en un terreno con pastizales; esto está junto a una rara construcción, con aberturas selladas por muros, y abandonada; el entorno parece buen recurso como para paseos de riesgo.

   Con la documentación guía de las calatrinos, yo iría a poder después contar algo, con vistas plenas. Esa suposición también me tranquilizó, la de exponer a poco ante las voces gritonas, ..las que usted está oyendo: ..voces inmensas y reverberantes, pero tan femeninas como ubícuas. Es sosegante para mi el pensamiento de exponer los cielos del magma ante esas voces, sacándome la túnica, con inventos feriales; ..sonríase-.. Junto al árbol, sonríase; libre usted con el dedurio sus hallazgos, no me dé pena.

   Como suplementando la exposición mencionada, todos conversaremos de ello, en una evaluación algo ausente. Con palabras enconadas nos implicaremos en mi relato, ..donde yo estaba ya algo más tranquilo. Porque me había alejado de la rebelión, su barbarismo y sus mosquetes, y al tren lúcido pronto lo abordase, y con la guía de las calatrinos me sería más viable contar algo sobre el arbol sobreviviente, el que encontré junto a una construcción sellada y abandonada.

   No será cosa de desalmarnos, ni de apartarnos de los dedurios, ..clicke clicke.. Pretendo más adelante contarle algo de la rebelión escolar. Si pudiéramos mantenernos a esta buena distancia de sus mosquetes, ..entonces será más posible. Pero antes de retornar a ello, con o sin la lucidez del tren, tengo que contarle sobre nuestro día ventoso: La escafandra me ayudó mucho…   

   …Las granadinas mosqueteadas no me afectaban, en gran medida por la escafandra peliaguda. Una vecina, de la alimentación ella, con su comentario mandante me criticaba con volumen: “Sáquese esa túnica de escolar, ..hombre grande”.   

   Y a pesar de todo, iba yo oyendo el ruido de las hojas movidas por el viento, en estas veredas suburbanas donde algunos árboles aún quedan. Estaban haciendo ese día los acostumbrados trémolos con el follaje. A la vecina, como a usted, la he prevenido en cuanto a que sólo en la exposición va a ser, ..eso de quitarme la túnica. Sobre la escafandra no hay amonestación ni discusión posible, va a estar en su lugar, dándonos sus ecos.   

   Oyendo, ..estaba entonces conmigo el ruido de las hojas movidas por el viento, con el añadido de los “inductecos”. Me pregunté por si diferiría este ruido árbol por árbol. En el viento me estuve deteniendo, bajo las ramas de distintos árboles. Y todos se me comportaban bulliciosamente; fuese porque las hojas laminares de unos se agitaban, o porque las ramas tiesas de aquellos otros favorecían el ruido zumbador de sus verdes aguzados. Yo iba perpetrando con respeto el curioseo de las balumbas arbóreas. Ya lo consideraba, al rasgo sonorizador, como algo común para todos los árboles. Hasta que encontré al arbol junto al cual usted sonríe. Allí donde me pude requintar para no seguir escapando.  Es un Sauce . . ℑ

   ¿Ha visto?: ..Se dice que el Sauce medita, por como inclina su ramaje en aceptación sobre la tierra. Pliega su individualidad con una disposición integradora, una manera de asentir pensativa que le dedica reverente al suelo que lo sustenta. Y también frente al hermano viento se conduce como si estuviese agradeciéndole su aliento. Ya que por la particularidad de sus ramas largas y dúctiles, éstas se hamacan y acompañan al aire en sus soplos y rachas. Sus hojas oblongas tornan a las bocanadas eólicas, ..en movimientos de un útil en la mano de una peinadora, quien estuviese componiéndole el cabello al Sauce.. Así yo comparaba, encontrándome con esa concordancia, entre el caracter pensativo de la especie con su conducta pareja, silenciosa ante los vientos.

   En el viento ahí me quedaba, debajo de la coherencia fraternal del Sauce, asimilando sus maneras pensativas. Eran silencios imposibles de decir en silencio.. Sí, por suerte ahora son para caminarlos con usted, y yo con ellos, en la plenitud relativa de los mensajes que se nos irán manifestando en el silencio. Y, con el escrutinio de sus reservas sonrientes, reconozcámonos hasta en el entrecruce que nos da nuestro callar, porque por saber callar podemos decirnos algunas cositas, contamos como somos, usted con sus hallazgos, y yo junto al Sauce, tan aleccionador y aplacador para los sacados, y asimismo para la exposición, donde usted podrá contar, y mucho mejor lo hará con los ecos de escafandra. Ya viene el tren.   


Sergio Edgardo Malfé

Morón, Prov. Bs. Aires, Argentina, noviembre de 2010.   

Tal vez usted pueda encontrar un poco más de contenido por debajo de los anuncios que ocasionalmente aparecen.
Perhaps you may find some more of content below the occasionally shown ads.

Anuncios

4 comentarios so far
Deja un comentario

¿qué serán los calatrinos… y los dedurios?
LOs SAUCES son los salix, que algunos lloran?
lindo dibujo de los árboles con carpas.

Me gusta

Comentario por delia

Hola Delia ¡Gud! Pensó momentito uno yo en glosar vocablillos; la oportunidad hace al chantre: Dedurio: Así como mano opera sobre ‘manubrio’, dedos clickan sobre ‘dedurio’. Calatrinos: de “calar” se sabe q’ es “percibir, ..conocer. ..develar”; ..y para “tweets” encuentra el chantre la hispavoz ‘trinos”; ergo: “las calatrinos” cazan la onda de los trinos, sean estos del pajarillo o del twitteo. Y efectivamente Salix babylonica es un motivo aquí; razón cierta la expuesta, verum: el viento no lo saca de su “pensión”. Saludos

El 26/11/2010 01:26 a.m.,

Me gusta

Comentario por Sergio Edgardo Malfé

[Declarando el enlace interno, .. remolque y guía..] En la senda pareja tiene la guía de los calatrinos.. [En Automatismo del Cruce está la nube que da remolque.. ]

Me gusta

Pingback por automatismo-cruce « Hipersalenas's Blog

Nuestros Maestros “Los Sauces” convidando de su silencio para poder Meditar…En su aliento el viento nos convida su aroma de paz,cortinas de hojas que plácidamente acunan los pajarillos,guardando silencio afuera como adentro.
Ah!, si nos sujetásemos firmemente al lenguaje del Cosmos tan disponible siempre,siempre…Mar

Me gusta

Comentario por Mari,Mari ,Maru




Son importantes para las Hipersalenas los comentarios, puntos de vista, propuestas; la conversación nos hará bien; usted tranquilamente dígame; bienvenid@.

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s



A %d blogueros les gusta esto: