Hipersalenas


cambiamiento-16 \..”considerar, rumbo, justo, reconocer, joven, refuta, lisonja, electores”..
2012/10/30, 7:57 pm
Filed under: agua-en-vasos, Notas | Etiquetas: , ,

Cambiamiento 16

  • A propósito del tratamiento actual que plantean las dirigencias (en Argentina y también globalmente), para el voto juvenil.
  • «Los participantes del discurso tienen que tener presente que la estructura de comunicación excluye toda coacción que no sea la del mejor argumento y neutraliza todo motivo que no sea el de la búsqueda cooperativa de la verdad.» Patricia Britos
    «..afirmamos que algo así se produce de tiempo en tiempo en la psicoterapia, la conversión religiosa y otras secuencias donde tiene lugar una reorganización profunda del caracter.» Gregory Bateson

       Existen fundamentos filosóficos, científicos, e históricos; como para que uno pueda considerar “peligrosa” dicha iniciativa. Esto no quiere decir que yo esté seguro de nada. Ya que puede haber en mi un error de juicio para este NO. Porque puedo equivocarme, por ello quise poner en un diálogo este pensamiento mio. Tengo en mente que la opción disyuntora que tome una persona conciente “x”, no debería llevarla a intensificaciones de conducta dentro de la opción elegida, por la posibilidad de un ERROR, que estuviese en la opción determinada, torciendo su existencia totalmente para cierto rumbo, y NO otro. Muchas veces los errores se potencian y van replicándose todo a lo largo de las actividades subsiguientes, y no solamente en el carril del error inicial, sino que en general: Se pueden distorsionar con errores, plagarse de ellos, todo el rumbo existencial, o el conjunto de operaciones comprometidas determinadas por la opción. ¡Si lo sabré yo! Mas hay que separar los tantos, y de lo que SI en verdad estoy seguro, es de que si hubiere sólo un suponer, de que vaya en serio esa propuesta (parece broma lo del voto juvenil), tal reglamentación sería realmente terrorífica, pero supongámosle verosimilitud. Al tema veámoslo procurando tender ciertas razones hacia una convivencia ordenada de gentes capaces de sostener sanamente y en libertad sus mundos empersonados, en interacción plural; por una realidad asertiva para lo que sea justo.

    "¿para qué pensarnos separados, si la tierra nos quiere juntar?"

       ..¿Habrá en en los actuales jóvenes de 16 años, una visión de conjunto experiencial o teórica, una visión comprensiva, que como tal sea lo suficientemente inteligente, para colegir cívica y ecohumanamente sobre el bien común? Bueh.. ─O mucho me equivoco, o en lo que alcanzo yo a discernir, el estado de las cosas al respecto, sigue diciendo lo contrario─.

       Uno ha visto que, por lo general, la gente en esas edades tempraneras, cuenta con un “espíritu vivaz”, y está carente de una vida ordenada, tranquila y seguradora. En esos estadios, tendemos a dejarnos llevar por las impresiones más sensacionales, por aquello “espectacular”; lo que está generalmente sustentado por fuerzas sujetadoras, con ritualizaciones y redundancias míticas y mistificantes. Esa escenificación espectacular, es complementariamente proporcional, y relativamente opuesta, ..al decoro, el que se concreta en la dignidad de una razón objetiva, con las buenas y sanas presencias de la verdad y de la calidad. Hecha esta distinción, y teniendo en cuenta el apetito escénico imperante; y en cuanto a las “opciones” políticas, las que una impresionable y débil inteligencia adolescente puede adoptar, tomemos una referencia histórica: Consideremos la juventud del genial cineasta Ingmar Bergman.

       Cuando Ingmar tenía 16 años (en 1934), se convirtió en un decidido admirador de Hitler; había visitado Alemania en un programa de intercambio estudiantil. Dag Bergman, su hermano, era un político, fundador del “partido nazi” en Suecia. La familia y las amistades de Ingmar, incidieron para vectorizarlo a él, en la creencia de una “supremacía aria”. Mistificación de la cual hubo de sentir su horror, cuando, finalizada la 2ª Guerra, se le hicieron visibles a Ingmar Bergman las atrocidades absolutas del nazi-fascismo. Engañado estaba él ─junto a buena parte de la humanidad de entonces que obedecía al “espíritu” de esos tiempos─. «El nacional-socialismo se me aparecía como alegre y juvenil, eso tenía yo ante mis ojos; los comunistas eran odiados», dijo, al reconocer públicamente los errores de su entendimiento juvenil. Expresó su contrición habiendo transcurrido 35 años desde aquellas simpatías; ya arraigadas en su conciencia y en su arte, la inevitabilidad del sufrimiento y de la tragedia humana.

       Bergman describió a su padre como siendo ultra derechista; era “natural” que esas políticas de aferramiento retrógrado emborronaran su vida y la de toda su familia. Pienso que sería de considerar, sobre los emborronamientos en la vida de una persona de 16 años, que si son intensificados por la aún más implicadora emisión de su voto, esto tendría como un probable resultado en el individuo, el emborronar pesares, angustias, conflictos, dilemas y contriciones limitantes: Acciones derivadas que irían en desmedro de sus capacidades adultas para ser feliz.

       “Vamos a ser felices”: de eso no tenemos dudas, por lo general, en los tiempos de nuestra época juvenil. Citando a José Ingenieros: «..creemos con anterioridad a todo razonamiento y cada nueva noción es adquirida a través de creencias ya preformadas..» Las actitudes de nuestros primeros años adhieren crédulamente a todo aquello que nos es parcial, y/o que se presenta como tal a nuestra experiencia. No requerimos del objeto de nuestra adhesión que esté en la verdad, ni en el bien, ni que sea justo. “Vamos a ser felices”, y nuestra capacidad crítica es incipiente. Pensamos las cosas tales como se nos significan; en esa sustancialidad consistentemente las sentimos y creemos. Por esos años estamos generalmente escasos de criterios sobre el sentido sintrópico de las buenas formas relacionales. Sólo el 30% de los jóvenes de 16 años cuentan con un pensamiento formal temprano; y nada más que un 10% alcanza, por lo normal, las discriminaciones avanzadas del pensamiento viviente, avance que nos permite una clasificación formal no-dicotomizante, sino de jerarquías contextuales complejas y anidadas; i.e. : una discriminación que le permita comprender al joven el equilibrio de los sistemas más generales, y cómo él ha de aprender un aprendizaje.

       La discusión sobre el tema no es nueva. Si una persona señalase que no le importa la construcción ecohumana, sino que “la pasemos bien”, con beneficios contantes y sonantes; se le puede replicar entonces: “Su tendencia, aparentemente fundada en un error, lo está alejando de sus propias condiciones y calidades humanas”. Si aquello humano le importase solamente a tal agente, como medio de privilegiar su dominio mundano, y para la obtención de más posesiones, entonces quizá se trate de una entidad en la cual está dormida su humanidad, y así cambian las consideraciones. Puede que resurja la llama al soplar sobre las brasas. Aquí un soplo del psicólogo argentino José Ingenieros: «Cuando ..la patria es explotada como una industria. Cuando se vive hartando groseros apetitos, y nadie piensa que en el canto de un poeta o la reflexión de un filósofo, puede estar una partícula de la gloria común, la nación se abisma. Los ciudadanos vuelven a la condición de habitantes. La patria a la de país.» Y para concluir veamos, siguiendo a Sócrates, un enfoque filosófico sobre el tema.

       ..Todos, por naturaleza, estamos de máxima dotados con bondad y justicia, con principios sobre la belleza y el equilibrio, naturaleza que aplicaríamos para encontrar la verdad. En contraposición con esas dotes, los personeros del mundo banal nos ponen por delante, otros principios que nos prometen el éxito y la satisfacción placentera. Estas disyuntivas hacen que nuestras adolescencias entren en duda sobre cuáles valores adoptar. Los portavoces de la trivialidad gravitan entonces con adulaciones hacia sus potenciales seguidores. Para inclinar la balanza adolescente hacia sus argumentaciones, los promotores del engaño exacerban sus alabanzas para la “juventud maravillosa”. Ésta, a su vez, refuta a quienes aleguen, para el desarrollo político de todos, por la opción de nuestras dotes originarias. Los jóvenes adulados gozan como cachorros dando tirones y mordiscos verbales a todo el que se acerque a ellos; a imitación de quienes les confunden. El mecanismo de entrampamiento que hace actuar a la lisonja envanecedora, no se molesta en procurar aquello que sea bueno, sino a lo más sensacional y agradable; atrae a sus redes a los insensatos y los engaña de tal modo, que las trampas les parecen de un gran valor. La satisfacción de los apetitos se ha introducido furtivamente disfrazada de alimentación, y se atribuye el discernimiento de las políticas más saludables para la totalidad de los cuerpos. En lugar de auténticos bienes, se entronizan y reparten cualesquiera otras cosas que nos puedan procurar agrado y placer, sin tener en cuenta el que nos puedan ser sanas y útiles, o perniciosas y vacuas.

       La retórica reemplazaría al arte judicial. Tendríamos sofísmas en lugar de legislación. Por complacer a una muchedumbre parva, el arte político iría a reemplazarse por una rutina de acomodamientos con espectacularidad y activismo, ocultamientos y disfraces; sumándose a la rutina la ostentosa y pletórica abundancia de bocadillos halagüeños. De manera que, si un político que quisiere accionar gubernativamente como sanador y médico, tuviese que disputar junto al político que pretendidamente actuaría como lo hacen los cocineros, y esto aconteciese delante de niños o de hombres tan poco razonables como los niños, para que este “tribunal” juzgase quien de los dos, el médico o el cocinero, conoce mejor las buenas y las malas cualidades de los “alimentos” (o sea “conducción de los asuntos públicos”), el sanador sería apartado, se moriría de hambre. Un “médico” prescribiría dietas y remedios, ejercicios, y moderación en los placeres. Un “cocinero”, en cambio, prepararía manjares y delicias, aconsejaría una “buena vida”. Sócrates denominó esto último como «adulación», y dijo que es una cosa vergonzosa: «..Debemos emprender la cultura del Estado y de los ciudadanos, trabajando para hacerles tan buenos como sea posible.»

       ¿Sumar las “decisiones” tan juveniles a los actos eleccionarios? ..Mmnhnm..: No me parece. ─Para servir a la razón común, también con nuestro voto, deberíamos contar con mínimos de aprendizaje y prácticas en el arte de convivir─. ¿Será demasiado extenso, el tiempo actual con que contamos para fortalecernos cívicamente, en un examinamiento mutuo antes de la edad (18) para ser electores; Deberemos rendir examen antes de estudiar el tema? ─El elegir políticamente, a los 16 años, creyéndonos capacitados para ello, en empalagamiento de adulación, sería una insensatez y una desgobernanza atractora de otras desgracias personales y socioculturales─.

     ==Fuentes==
    Bibliográficas:
     Jean Piaget: Psicología de la inteligencia.
     José Ingenieros: El hombre mediocre.
     Platón: Gorgias; República.
     
     ===Sobre el pasado nazi de I. Bergman: ===

    http://news.bbc.co.uk/2/hi/entertainment/441057.stm

    http://www.boston.com/ae/movies/blog/2007/08/bergmans_nazi_p.html

    LOS CÓDIGOS .. DE INGMAR BERGMAN..-Tesis Dra.Elisa Martínez de Badra- (pdf)
     ===Sobre «Psicología de la adolescencia», Estudio de Coleman y Hendry, vista previa en Google Books: ===

    http://books.google.com.ar/books..(s= pensamiento razonamiento)
     ===Sobre la reunión en México (10/2012), organizada por PNUD, por más participacion politica joven en America Latina: ===

    UNmultimedia.org../2012/10/jovenes-de-america-latina-..-participacion-politica-..-pnud/index.html
     ===Hipersalenas Relacionadas con “Cambiamiento 16” ===

    -Articulaciones del Larvario- (un Papá orador en la conferencia de los viernes en el Club)

    -Cortito …Mas no tanto-

    -Poema Concreto: Rumbos Representacionales-
     ===Enlaces Externos ===
    Nota “La Era del Maniqueísmo” en Ovnibus.Com

      ..óVnibus.com/../la-era-del-maniqueismO -Una reflexión instructiva sobre la intensificación exacerbada y politiquera de conductas adversatorias-.
    Búsqueda Google
    por los términos MODIFICACION “16 AÑOS” “CODIGO ELECTORAL NACIONAL”
     ===Una Referencia ===

    La encuesta de un Diario: «¿Está de acuerdo con que se baje a 16 años la edad para comenzar a votar?», en resultados brutos, para un total de 48450 respuestas, señala 92 puntos para el NO y 8 para el SI.

    Sergio Edgardo Malfé
       Morón, Prov. Bs. Aires, Argentina; Octubre de 2012.

    Anuncios

    3 comentarios so far
    Deja un comentario

    Serche.
    Que grato es leerte siempre y tocar un tema tan espinudo para ciertos terricolas como somos algunos, más te daré mi opinón. Sí, pienso que es factible cuando se empieza a temprana etapa escolar a desarrollar la ,cultura cívica, materia importante en la vida estudiantil ya que es un kilombo que pesa en esta y cualquier sociedad que se crea justa. Fijate que acá en Chile ya se plantea ésto a raíz de ciertas o muchas necesidades de reformas estudiantiles que no se han realizado por no tomarloe encueta su opinión y menos propuestas que las hemos creído muy justas. resultado= grandes revueltas estudiantiles exigiendo sus derechos que no han sido escuchado hasta el día de hoy por los sordos señores que se dicen parlamentarios y que más parecen charlatanes.
    Besos para ti gran maestro y no creo estar tan equivocada, me fue muy agradable leerte después de tantitos.
    Mage.♫

    Me gusta

    Comentario por Mage.

    Serche.
    Se me olvidaba, leete sobre la revolución estudiantil pingÜina que existió acá en Chile hacen cuatro años atrás, saca tu denominador común al saber que salió todo un pueblo apoyar las justas peticiones de éstos valientes jovenes que se vieron en la necesidad de decir basta ya de hacernos silenciar en lo que por derecho nos corresponde. Cuando hay cultura cívica en la escolaridad es justo tener derecho a voz, a voto y no botar que es muy distinto.
    Has sacado un buen artículo a leer y pensar, te felicito.
    Mage♫

    Me gusta

    Comentario por Mage.

    Posteaste super comentarios Mage
    “Cultura cívica” dices; bien, si entendemos “cultura” como comprensión, construcción comunitaria, respeto, consolidación de valores asertivos por la vida más sana e integrada, en fin .. afirmado el proceso por los conocimientos alcanzables y haciendo una historia “con buena forma”. La voz de ello dirá la palabra óptima, y no cualquier cosa. Es triste que a veces esa voz no se oiga. Hay una frase que le atribuyen a Mahatma Gandhi: “Lo más atroz de las cosas malas es el silencio de la gente buena”.
    Mira que me remontas una recomendación para considerar eventos de hace algunos años, okey, porque yo también recordaba lo que acontecía un poco más atrás, cuando aquí cayó el gobierno De La Rua. Esto te lo menciono por tu dicho sobre los parlamentarios. Por esto que recordé, pude poner entre paréntesis a la eficiencia de la participación ciudadana que haga yo o algún otro de los periféricos. Hubo un legislador aquí por entonces (2002) que manifestaba su repugnancia: por estar dialogando en esa cámara legislativa, por los sueldos que embolsan los parlamentarios, por los negociados chanchullines que tejen los representantes. Pero, para mi, a esos comportamientos facciosos NO se le ha de responder con societarismos militantes, ¡si no sabré yo que ningún fin justifica cualquier medio! ¿Y la mentira?, ¡epa!.. la mentira de quienes dirigen los “comercios políticos”; o sea: el maquiavelismo; la razón de alcanzar sus objetivos dominadores o sus locuras que se enmascara con el fin conveniente para así poder manipular a “su grey”, “su tropa” .. Soldaditos mercenarios por un lado; “militantes” por el otro. ¡Hay que tirar la moneda! Si sale cara, te sientas en el trono elevado; si sale ceca, miras la asunción del mando por televisión. Hasta Pronto Mage, gracias. S

    Me gusta

    Comentario por Sergio Edgardo Malfé




    Son importantes para las Hipersalenas los comentarios, puntos de vista, propuestas; la conversación nos hará bien; usted tranquilamente dígame; bienvenid@.

    Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

    Logo de WordPress.com

    Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

    Imagen de Twitter

    Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

    Foto de Facebook

    Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

    Google+ photo

    Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

    Conectando a %s



    A %d blogueros les gusta esto: