Hipersalenas


verdad-falsedad-secretismo-2
2018/03/09, 9:30 pm
Filed under: Notas | Etiquetas: , ,



« Secretitos en reunión, 
falta de educación. » 


 Psicosociología: Sociedades secretas; Compendio —2—

Dr. Georg Simmel: The Sociology of Secrecy and of Secret Societies


 Fuente:
 Wikisource; The American Journal of Sociology, Volume XI,  Number 4, January 1906

[Esta Entrada hace continuidad de Sociedades secretas; Compendio —1—


   Un hecho sociológico formal en el universo de las sociedades secretas es que se separe a todos los de afuera del círculo con una barrera. Esto ocurre acostumbradamente mediante una técnica progresiva de secrecía, a través de la iniciación en los misterios de la sociedad secreta, lo que toma un peculiar colorido con la multiplicidad de grados, en la interiorización hacia los misterios más esenciales del contenido o propósito de la asociación. Es una regla prototípica que sea exigida una solemne promesa del novicio; que él resguardará en secrecía todas las experiencias venideras a las que él está arribando. El secreto ocurre aún antes de que ocurran las primeras etapas de la aceptación dentro del círculo. La separación formal y absoluta que la secrecía puede efectuar es puesta sumamente en vigor.

   Cuando se emplea esa técnica progresiva, el iniciado está en una condición cercana a la del foráneo. Es necesario que el novicio sea examinado y sea educado, para que esté capaz de ocuparse con aferramiento del total o del centro de la asociación. Con el método progresivo, adicionalmente, otra protección sustenta la interioridad del círculo, una aislación que va más allá de la protección que logra el juramento de ingreso. Es así porque los cuidados provistos por la secrecía graduada producen, al mismo tiempo que la capacitación, una zona elástica de defensa para aquello que es más recóndito y esencial. Quien no haya pasado por todas las pruebas, tendría muy poco para traicionar, si eso quisiera.

   El jactancioso apartamiento (Herausforderung) que caracteriza a la sociedad secreta, tiene el tono de una cierta libertad. En el ejercicio de esta libertad, se ocupa una zona en la cual no se aplican las normas de la sociedad circundante. Esta autonomía normativa es un factor natural de la sociedad secreta. Ninguno de los grupos más pequeños que estén circunscriptos por grupos más amplios está, como la sociedad secreta, así de obligado por su constelación sociológica a una insistencia formal tan fuerte en su autosuficiencia.

   Sus formas sociopsicológicas son las de combinaciones teleológicas grupales con un designio invariable (Zweckverband). Esta constelación de invariabilidad facilita la comprensión de la peculiar forma definitiva que maneras propias de construcción logran especificar, en las sociedades secretas, para sus rasgos sociológicos, los que esencialmente se desarrollan como meros crecimientos cuantitativos de tipos muy generalizados de relación, siempre conscientes e intencionales. En la sociedad secreta hay una ausencia completa de crecimiento orgánico y natural, dicho esto con respecto a la unión en pertenencia espontánea de todos los elementos cuya vida tiene raíces comunes. Las acciones societarias de los miembros de la sociedad secreta pueden colmar tanto sus consciencias, para que el hecho formal de una socialización bajo condiciones normales escasée dentro de ella y no juegue rol alguno.

   En ningún caso está permitido, para la consciencia enfática y definitiva de sus miembros, que se les vaya de sus mentes que ellos constituyen una sociedad secreta. Si la comparáramos con otras uniones, el efecto (pathos) del secreto, para ellos siempre notable y siempre resguardado, conduce a una forma de unión que más se apoya, con significancia predominante, en la secrecía, que en el contenido de los designios de la asociación. Meramente como tal, la forma de la secrecía sostiene más seguros a los asociados ante influencias perturbadoras, de lo que estarían en condiciones diferentes. Muchas ocasiones de conflicto desaparecen, con la deserción de las sociedades secretas respecto de la síntesis social que las entorna.

   Todo aquel que haya estado activo en la vida pública sabe que un pequeño agrupamiento de gentes puede ser conducido a un acuerdo mucho más fácilmente si sus transacciones son secretas. Con la sola mediación del mero hecho formal de estar ellos asociándose en un grupo especial, y comparándose con quienes son el resto y están desorganizados, llegan a considerar de ellos mismos que son una elite. Su autonomía, sin embargo, es de una clase próxima a la anarquía. Al retirarse de los lazos de unidad que procuran coherencia general en el entorno más amplio, la consecuencia para la sociedad secreta es la de estar en una condición desarraigada, de restricciones y reservas, y en una ausencia de contacto firme con los valores de la vida (Lebensgefühl).

   Los excesos emancipatorios que esas sociedades han poseído, con referencia a todas las normas válidas en la sociedad circundante, han tenido que ser balanceados, por la vía interna de la equilibración de intereses, con excesos semejantes de sometividad y resignación, para la voluntad del individuo con membresía. Toda querella interna trae consigo el peligro de la traición, cooperan para evitarlo el motivo de la autopreservación del individuo, en afinidad con el motivo de autopreservación del total societario.

   La sociedad secreta está expuesta a peligros peculiares; ésta es una consecuencia típica y especial de caso, cuando, por cualesquier razones que sean, no tenga desarrollada una autoridad poderosa y unificante. La necesidad de centralización se hace más esencial como condición de existencia para la sociedad secreta, cuando vive especialmente apartada de la sociedad circundante, como en el caso de una banda de criminales. Cuanto más criminal sea una sociedad secreta en sus propósitos, es probable que sea tanto más ilimitado el poder de sus líderes, y asimismo que sean éstos tanto más crueles en el ejercicio del poder.

   Si se cuenta con unidad en la autoridad de comando, la coherencia sociológica del universo grupal, en el caso de la sociedad secreta que cuente con la jefatura de alguien sin identificación personal, un jefe de quien nada se sepa, se ve movida por corrimiento en un locus imaginarius, y el rasgo de coherencia obtiene por eso su forma más distintiva e intensa, en tanto la personalidad del mandatario permanezca por precepto oculta. En este caso, la obediencia habrá de estar estimulada por el sentimiento de la sujeción a un poder intangible que no se define estrictamente, en cuanto concierne a sus alcances; un poder que no es visto en lugar alguno, pero por esa razón habrá de ser omnipresente.

   La secrecía suprime la individualidad. El orden jerárquico admite al individuo tan sólo como agente de un rol preciso; el liderazgo procederá en este caso con mucha menos consideración, con mucha más indiferencia para los deseos y las capacidades individuales, que si la unión incluyese a cada uno de sus miembros como un ser personal.

   Es parte de la esencia de un círculo secreto que sus miembros oculten esta condición. Con todo, en cuanto determinada persona se proyecta y conduce inequívocamente como miembro de una orden secreta, y si en ello no ha de poner en descubierto su identidad personal, en cuanto que no se conozca su membresía; la desaparición de su personalidad, que en otras condiciones él daría a conocer, ha de esconderse tras su rol en la sociedad secreta. Y esto está muy fuertemente enfatizado [ Nota de editor: no se le invoca por su nombre, sino por un número o un pseudónimo; se utilizan recursos físicos: atavíos y/o disfraces que ocultan señas particulares; enmascaramientos (Masken), etc… ]

señas particulares ocultas, enmascaramiento, Maske

   En su condición de miembro anónimo del círculo, el individuo como persona desaparece, por así decirlo, y con él se desvanece la responsabilidad, que no tiene anclaje en el sujeto desindividualizado por un caracter especial e intangible. Aquí la irresponsabilidad es también la consecuencia, o el símbolo mismo, de la intensificada despersonalización sociológica que acompaña a la secrecía de las acciones grupales. Toma realidad una cosa igual, y se prende el hecho simbólico con firmeza, en todos los directorios, facultades, comités, concejos de regentes, comisiones parlamentarias, etc., cuyas transacciones estén caracterizadas por el secreto.

   Finalmente, es de considerar un rasgo sociológico universal de los grandes entornos circunvalantes: En los hombres hay la creencia, correcta o errónea, de estar ellos bajo las amenazas provenientes de la sociedad secreta. Los hombres raramente tienen una actitud calma y racional hacia los extranjeros o las personas que sólo parcialmente les son conocidas. Toman sus turnos, por lo regular y acostumbradamente, en la conducción de las acciones humanas, la tontería que trata lo que le es desconocido como algo que no existe, y la imaginariedad ansiosa que agranda de inmediato lo desconocido en una metamorfosis con gigantescos peligros y horrores. Se sigue de ello que, para los casos de organizaciones cuyos fundamentos sean secretos, la sospecha en que sus secrecías ocultan peligros, sea la cosa más natural del mundo.


Georg Simmel (1858-1918): Nacido en Berlín, Alemania; fue Privatdozent de filosofía en la Universidad de Berlín a los 27 años. Definió la sociología como ciencia formal, como la lógica de las ciencias sociales; definición que continúa gravitante en las sociologías empíricas contemporáneas.

Traducción y compendio, Sergio Malfé;
Prvcia de Buenos Aires, Argentina, Abya Yala; Marzo de 2018


Anuncios

1 comentario so far
Deja un comentario




Son importantes para las Hipersalenas los comentarios, puntos de vista, propuestas; la conversación nos hará bien; usted tranquilamente dígame; bienvenid@.

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.



A %d blogueros les gusta esto: