Hipersalenas


vanasco-a-vallejo
2018/08/26, 5:00 pm
Filed under: agua-en-vasos, bibliosanación, Notas | Etiquetas: , ,

  A César Vallejo

 No nos basta el idioma, compañero,
 para decir lo indecible.
 
Habría que agregarle una hache al sustantivo
una erre al pronombre
y tres equis al verbo
y aún así no sería suficiente.
 
No nos sirve el lenguaje, camarada,
si no desmenuzamos previamente las palabras
si no las masticamos a priori con fruición
y las molemos tercamente un rato.
 
Hay que cargarlas de un dolor tan célebre
de un frío tan universal
de un hambre tan empírico
que las palabras no alcanzan, compañero.
 
 Y no obstante cantamos
 cantamos en un tiempo de crimen y despojo
 pero no cantamos este tiempo sino el otro
 el tiempo en que todos los que quieran podrán cantar.

Alberto Vanasco (1925─1993)   
*Poema tomado de ADEMAS, Revista de Letras; Bs Aires, 1988

photocollage_pan+dibujos

"las palabras no alcanzan, compañero"


  Sergio Malfé
Prvcia de Buenos Aires, Argentina, Abya Yala
Agosto de 2018

Anuncios


neumaticos baum y recurrencias

Épica del neumático;
novelística y recurrencias

  De acontecer una facultad relatora que concrete comunicacionalmente una liga de interés interpretativo en quien recibe el texto, eso es épica informativa y representativa: Una agudeza en el escrito que logre un proceso experiencial de calidades psíquicamente exactas y sustanciales, al relatarlo con toda su densidad. El lector se hace copartícipe de los hechos, sean estos los de una historia real o ficcional. Se trata de épica novelística en este caso: de Vicki Baum (1888-1960), su libro El bosque que llora (The weeping wood), un material exitoso y con varias ediciones, del año 1944 la primera. En uno de los capítulos la escritora está colocándonos épicamente, a traves del decir de un obrero, sobre cómo se trabajaba en la industria estadounidense del neumático en Akron, Ohio, a fines de la década de 1920.


Retrato de Vicki Baum por Emil Stumpp

Retrato de Vicki Baum por Emil Stumpp; Imagen Wikimedia.Org…/Commons


  ..“El armado de neumáticos es una tarea delicada que requiere un buen cerebro y cariño por lo que se hace, y un buen armador de neumáticos tiene derecho a enorgullecerse de sí mismo. Todo empieza en los depósitos, adonde ingresan las láminas de caucho. Cuando llegan, tienen un aspecto exótico; están empacadas en unas esteras y su olor es muy distinto del que emana del caucho curado. Las láminas tienen que ser rotas, son traídas al cuarto de las prensas. Hace mucho calor allí, porque el caucho desprende un calor espantoso y un hedor a quemado y un crujido furioso cuando es roto. El rodillo gira y gira y agarra al caucho entre sus dientes y lo masca y lo masca y lo masca. Cuando el caucho ha pasado por varias prensas sale crepitando, caliente y furioso, pero es una masa suave, elástica y adhesiva. En realidad, es esta curiosa peculiaridad del caucho no curado de tornarse elástico y adhesivo lo que lo diferencia de cualquier otra sustancia y que es la base de toda esa bendita industria del caucho. Si el caucho fresco no fuese adhesivo y elástico, …¿cómo podrían armarse neumáticos colocando simplemente una serie de capas sobre otra? Pues bien; cuando el caucho está roto, debe ser enfríado en agua antes de ir a parar al gran mezclador, el Banbury, donde se mezcla con todas las sustancias distintas que los mezcladores han cocinado en su habitación. Más que nada, se trata de azufre y plomo y carbón y unas cuantas cosas más con nombres de diez sílabas. Algunas son necesarias para curar el caucho, otras para darle color, otras para endurecerlo o ablandarlo o tornarlo más plástico o más resistente; algunas son llamadas aceleradoras porque abrevian el tiempo de cura y otras suavizadoras o endurecedoras o antioxidantes o rellenadoras; nunca pude meterme todo esto en la cabeza..” (En la fabricación del neumático, el caucho virgen es mezclado con otros productos: gomas sintéticas, azufre, y varios más agentes químicos).

  “Cuando el caucho sale del Banbury, es lo que llamamos plástico. Luego va a una calandria de tres rodillos donde es aplastado y convertido en una gran tira”. (Entre los rodillos se introducen también tejidos de algodón, así se logra un producto que es una lámina de goma adherida al tejido). “Los hombres de la calandria llaman a esto friccionamiento; nuestras cubiertas están hechas de estas tiras”..

  “La tela forrada sale del friccionador, va arriba, donde las muchachas la cortan dándole la longitud necesaria para las capas. Luego, nos toca el turno a los armadores de neumáticos. Cada hombre se para detrás de su tambor giratorio y regula la velocidad de éste con un pedal. Uno pone sustancia aglutinante en el tambor y coloca la primera banda y la hace girar y la mantiene ceñida con la parte inferior de las manos. El trabajo es delicado y debe ser hecho con gran exactitud a fin de que cada pliegue salga parejo; uno estira la banda hacia abajo y coloca la siguiente, la limpia con una solución, baja una banda tras otra y la última va sobre el talón del neumático y tiene que ser enganchada debajo y eso es lo que les dificulta el asunto a las muñecas y los brazos; luego uno pone encima la capa de tela que va entre la rodadura y la carcasa del neumático, y la banda de frote, estirándola hacia abajo. Después se pule el esqueleto del neumático con un cepillo de alambre y se lo lava con solución. Entonces, uno debe terminar su neumático; esto es, colocarle la superficie de rodadura. Ésta no viene en capa sino en forma de cinturón y debe ser colocada alrededor del tambor”. (La superficie de rodadura está sin calandrar, es una banda de goma masticada). “Éste es el momento más difícil y que le exige a un hombre toda su fuerza. Hay que estirarla con una varillas de hierro y uno lo siente alrededor de todo su cuerpo, en tal forma que éste tiembla del esfuerzo. Basta con ver a un armador de neumáticos cuando coloca la superficie de rodadura: El sudor aparece en su rostro y hasta sus mejillas tiemblan; tan duro es el trabajo. La superficie de rodadura contiene tanta fuerza que puede proyectarlo a uno por encima de la máquina si la varilla se atranca. He conocido a más de una docena de individuos que se rompieron el brazo al atrancarse la varilla entre la superficie de rodadura y el tambor con las bandas. O bien, si la solución se incendia a causa de una chispa eléctrica, uno puede sufrir graves quemaduras.. y esto no sucede tan rara vez. Luego, uno pasa a las paredes laterales para igualar la superficie de rodadura y alisarla. Todo hay que hacerlo con cuidado, porque si entre las bandas queda atrapado un poco de aire, el neumático no sirve. A esta altura, nuestro neumático está empezando a cobrar forma. Uno le pule la pestaña con un cuchillo y detiene la máquina. Deja caer el tambor y saca su neumático y esto significa también un buen trabajo, sin duda. Ahora, uno tiene preparado el material para el neumático siguiente.. Hoy, no se puede demorar más de cuatro minutos para armar un neumático y eso es bien poco, por cierto. Si el inspector encuentra algún defecto en el neumático de uno, lo descuenta de su paga. Y si le sucede algo a la máquina de uno, de modo que no puede marcar un buen tiempo, también se le descuenta de la paga. Y cuando la compañía no quiere cumplir las tarifas, ..le hacen esperar a uno el material, y el tiempo que está perdiendo también se lo descuentan. Al menos, esto era lo que nos sucedía a los armadores de neumáticos a diario hasta que aparecieron los sindicatos”.

  Una acotación para este bien logrado relato de Vicki Baum, es la de algunas probables inexactitudes técnicas en el escrito, con respecto al procedimiento fabricador que refiere. Pudiera ser que ello no desmerezca la calidad épica del tramo presente. Para más exactitudes habría que ver.. —y esto va especialmente para quien se interese técnica y visualmente en el tema neumáticos— ..un instructivo video YouTube que tiene su enlace AQUÍ

  “Después de inspeccionado el neumático, ..va al pozo para ser curado. El pozo es un infierno caluroso, bramador, sibilante, donde se conservan hileras e hileras de matrices a temperaturas de 230 a 290 grados.. Aquí es donde el caucho pierde su adhesividad, y el neumático emerge con bonitas y claras muescas en la rodadura, semejante a un barquillo recién cocido en un molde gigante. Cada pocero tiene varias marmitas o matrices para trabajar por turno; pone un neumático en una de ellas, la cierra, observa la temperatura, abre la otra, saca el neumático, lo cuelga del gancho, pone uno en la matriz siguiente, saca el que sigue y así durante todo el turno”■…

  Hasta aquí la transcripción del tramo épico que me aconteció y me pareció valorable literariamente, lo creí de interés para traerlo adelante en la similaridad de estos tiempos. Pues aquellos años (1920-1930) eran tiempos de confrontación aguda entre el financismo corporativo y la dignidad de las personas. Pero por entonces hubo pensamiento social y liderazgo político que lograron dignificar y estabilizar la condición humana mediante reformas regulatorias. Y para estos avances del siglo XXI, con el neoliberalismo afrentando la dignidad de las personas y su derecho a convivir en paz, estaría justa la recuperación de un talante gubernativo, al menos semejante, sino más profundamente superador que el de aquellos años. Recordemos, como una muestra de historia recurrente, los conceptos de Franklin Delano Roosevelt, a mediados de la década de 1930. A pesar de su elitismo y sus errores, FDR fue quien hizo posible la reconstrucción de su Nación. “Tuvimos que luchar contra los viejos enemigos de la paz —el monopolio financiero y de negocios, la especulación, la desconsideración arrogante de la banca, los antagonismos de clase, el sectorialismo, el lucro con la guerra—. Ellos habían comenzado a considerar al Gobierno de los Estados Unidos como un mera dependencia sujeta a sus propios negocios. Ahora sabemos que un gobierno a cargo del dinero organizado es tan peligroso como el gobierno de una turba organizada”■…

 Aquí un enlace externo hacia una Blog (Revista.Abretelibro.Com) donde se encuentra una documentada reseña biográfica de la Autora, y sobre su época, con menciones sobre partes singulares de su obra: Siga este vínculo http para saber más sobre Vicki Baum


Sergio Malfé;
Prvcia de Buenos Aires, Argentina, Abya Yala; Abril de 2018



manuscritos traducidos

• Líneas acontecibles de Leonardo da Vinci •

 La personalidad de un genio que abarcó con experiencias la totalidad de los conocimientos del mundo en su época, Leonardus Vincius, reconocimiento y aprecio, con una moderada inflación de mi sentimiento admirativo hacia la poderosísima mente de un sabio con gran capacidad de trabajo.
 Con Leonardo da Vinci (1452-1519) la edad media europea tuvo un corte definitivo: La racionalidad aplicada en todos los campos de la existencia: arte, ciencias, filosofía, sapiencias, creatividad incesante, humoradas con matices de ironía.
 Su humanismo no era candoroso, veía en los hombres la crueldad de una naturaleza maligna, no obstante les polemizaba y les componía relatos; nos ha legado en escritos sus testimonios. Leonardo, no como un Pintor meramente, sino como un Autor, un Filósofo, y un Naturalista. No puede estar en duda que en más de un sector sus premisas y descubrimientos estaban infinitamente más de acuerdo con las enseñanzas de la ciencia moderna, que con los puntos de vista de sus contemporáneos. Por esta razón sus extraordinarios dones y méritos son mucho más afines para ser apreciados en nuestro propio tiempo de lo que podrían haber sido durante los siglos precedentes (Fuente: The Notebooks of Leonardo da Vinci – The Project Gutenberg EBook). Enseñanzas manuscritas para el arte, la arquitectura, la anatomía; pedagogía validadora de una experiencia total en el conocimiento.
 De algunas de las innumerables páginas con sus anotaciones y dibujos, podríamos ver aquí una selección de aquellas •líneas leonardianas• que me fueron acontecibles.

 • La tontería es el escudo de la deshonra, como la inhabilidad lo es de la pobreza glorificada•

 • Declarado está el viento que sale en forma de palabras de las bocas de hombres que no desean nada más que riquezas materiales y que están absolutamente desprovistos del deseo de sabiduría, la cual es el alimento y la única verdadera riqueza de la mente: ese viento no ha de tomarse más en cuenta que el expulsado por esos hombres desde sus partes más de abajo•

 • El agua que en un río tocas es la última que ha pasado por el mismo, y la primer agua de ese río que está viniendo. Asimismo es con el tiempo del presente•

 • Lo que es llamado La Nada es de ser hallable solamente en el tiempo y el lenguaje. En el tiempo se presenta entre el pasado y el futuro, y no tiene existencia en el presente; y por esto mismo en el lenguaje es una de las cosas de las cuales decimos: No están, o son imposibles•

 • Aquello que no sea parte de ningún cuerpo es nada. Nada es tal cual eso que llena al no espacio•

 • Libros que enseñan Preceptivas: Cuerpos sin almas nos darán, por sus contenidos, máximas con las cuales se muere buenamente•

 • El deseo y la esperanza de un retorno al hogar y a un inicial estado propio son como los de la polilla con la luz, y el hombre que con ansia constante aguarda con alegría cada nuevo tiempo primaveral, cada nuevo verano, cada nuevo mes y nuevo año; soslayando que las cosas que él ansía son siempre tardías para venir, no percibe que el está tendiendo a su propia destrucción. Pero este deseo es la auténtica muestra esencial, el espíritu de los elementos, los cuales se encuentran prisioneros, junto con el alma humana, en esta condición de naturaleza común, siempre tendiendo al retorno desde los cuerpos hacia su creador. Y se debe saber que la misma tendencia es inseparable de la naturaleza, su quintaesencia, y el hombre es la imagen del mundo•

perejil-menta-tomillo-vinagre-sal_marina

Tomaba gusto en complicarse con la invención de platos; se ha dicho del Maestro que era vegano.

 • Y si quisieras ver en que un hombre se place, sin escucharlo hablar, cambia el asunto de tu discurrir al hablarle, y cuando lo veas presencialmente interesado, sin bostezar o fruncir el ceño o en otras acciones de maneras varias, puedes estar certero en que el material del cual estás hablándole es para él como placentero etc•

 • [Aderezo Leonardus]
Perejil 10 partes
Menta 1 parte
Tomillo 1 parte
Vinagre …
y un poco de sal•
 

 Fábulas leonardianas
• Una piedra de buen tamaño que recientemente destapase el agua en las elevaciones de cierto paraje, y precisamente donde un delicioso bosquecillo se limitaba junto a un camino pedregoso; estaba rodeada aquí por plantas decoradas con variadas flores de diversos colores. Y como la piedra mirase la gran cantidad de piedras reunidas en la carretera ahí abajo, comenzó a desear que podría dejarse caer, diciéndose a sí misma: “¿Qué tengo yo que hacer aquí con estas plantas?; yo quiero vivir en la compañía de esas, mis hermanas”. Y dejándose caer, su rápido trayecto culminó entre aquellas compañeras que la piedra anhelaba. Cuando hubo estado ahí algún tiempo, comenzó a sentirse sacudida constantemente bajo las ruedas de los carros, las herraduras de los caballos, y las duras suelas de los viajeros. Éste la arrollaba, aquel la hollaba; a veces se alzaba un poco y luego estaba tapada con barro o con el estiércol de algún animal; y era en vano que mirase el sitio desde el cual viniera, lugar de soledad y tranquilidad.
Esto mismo le sucede a aquellos que eligen abandonar una vida de contemplación solitaria, y se vienen a las ciudades para vivir entre gente llena de infinita maldad•
 
 Tristeza
• La tristeza se asemeja al cuervo; cuando éste ve que sus pichones nacieron blancos, se aleja en una gran pena, y los abandona con lúgubres lamentaciones, y no los alimenta hasta ver en ellos mínimamente algunas plumas negras•
 
 Lumerpa
• Acerca de este pájaro que se encuentra en las extensiones de Asia, su luminosidad es el origen de su fama: brilla tan intensamente que esta luz absorbe cualquier sombra propia que dé el ave, y esta luz no se pierde cuando el pájaro muere, y sus plumas no se le desprenden jamás, pero una pluma que se le arranque dejará de resplandecer por siempre•
 
 El amor de la virtud
• El Jilguero dorado es un ave de la cual se relata que, cuando es llevada ante una persona enferma, si el hombre enfermo irá a morir, aparta el ave su cabeza y nunca lo mirará, pero si el hombre enfermo irá a sanarse, el ave no apartará la vista de él, causa de la curación de todas las enfermedades de esa persona.
Así es también el amor de la virtud. No mira nunca cualquier cosa vil o baja, sino que se fija siempre en cosas puras y virtuosas, y toma un corazón noble por morada, como las aves lo hacen en las ramas florecientes de los verdes bosques. Y este amor se manifiesta más en la adversidad que en la prosperidad, como la luz lo hace, con mucho brillo donde la oscuridad es mayor•
 
 El Ibis
• Este ave se parece a la grulla, cuando se siente enferma llena su pescuezo con agua, y con su pico se hace con el agua una lavativa•
 
 Una profecía
• Nuevamente el aire estará lleno con una raza alada de dañinos que acometerán hombres y animales y en ellos alimentarse con estruendo -despachándose los mismos con sangre escarlata•
 
 El Pelicano
• Tiene un gran amor por sus pichones; y cuando este ave los encuentra en su nido muertos por una mordida de serpiente, perfora el pelicano su mismo cuerpo hasta el corazón, y con su sangre los baña hasta que ellos retornen a la vida•

 Situándonos un poco en aquellos tiempos: Florencia, la urbe que gravitaba en Leonardo durante sus primeros años, era por entonces foco en Italia del pensamiento y del arte. Viajó y residió después en distintos territorios, convocado por sus capacidades multifacéticas. Sin embargo, su comprensión de la naturaleza y sus leyes eran sin duda muy diferentes de aquellas de sus contemporáneos. Tengamos en cuenta que en esos tiempos era un dogma indiscutible que los astros se movían alrededor de la tierra; la revolución copernicana estaba en maduración y acaeció plenamente después de la muerte de Leonardo.

neuroanatomica

Dibujo exacto de Leonardo mostrando las cavidades cerebrales en sus reales relaciones anatómicas.

 Su arrojo investigativo no se llevaba del todo bien con los criterios dominantes. Por ejemplo, algunas de sus investigaciones científicas sobre la anatomía humana permanecieron desconocidas para la ciencia médica hasta que William Hunter, un cirujano británico, accediendo a los manuscritos en un Palacio Real de Inglaterra donde estaban depositados, hizo pública (1784) su importancia: “Leonardo fue el mejor Anatomista, de esa época, en el mundo. Leonardo fue ciertamente el primer hombre, del cual sepamos, que llevó adelante la práctica de hacer dibujos anatómicos” (op. cit.).


[Algunas líneas más de Leonardus Vincius]
 • Muchos que sostienen fé en el Hijo solo construyen templos en invocación de la Madre•

 • Las lágrimas vienen del corazón y no desde el cerebro•

 • La mentira es tan vil, que aún si estuviese en el hablar bien de cosas divinas quitaría algo de la gracia de Dios; y la verdad es tan excelente, que aún a las pequeñas cosas las hace nobles al apreciarlas.

Más allá de duda, la verdad tiene con la falsedad la misma relación que la luz con la oscuridad; Y esta verdad es tan excelente en sí misma que, aún cuando se aposente sobre asuntos humildes e inferiores, es sin embargo algo que está infinitamente por encima de las incertezas y mentiras, disfrazadas éstas en elevados y amplios discursos; Porque para nuestras mentes, aún si la mentira fuese su elemento oculto, esto no impide que la verdad de las cosas sea su alimento, la nutrición principal de los entendimientos superiores, mas no lo es de las prestezas.

Pero aquel que vive soñando está mejor gratificado por las razones sofísticas y los fraudes de las prestezas en cosas grandes e inciertas, que por razones ciertas y naturales cualesquiera y no tan lejanas por encima nuestro•

 • una pequeña verdad está mejor que una gran mentira •
 

 Sergio Edgardo Malfé
 Argentina, Abya Yala; Mayo de 2016



¿Tomando por sorpresa a otra Entrada en ésta Blog?

Hipersalena Aleatoria, por Aquí



meses de brujas y sapos

  Brujas y sapos en sus meses.


«Mas naides se crea ofendido, pues a ninguno incomodo, y si canto de este modo, por encontrarlo oportuno, no es para mal de ninguno, sino para bien de todos.» José Hernández, Martín Fierro.


  En la revisación de mis papeles estaba, en octubre de 2015, y así encontré un curioso relato que me aconteció con su originalidad. Está en un libro, que entre otros testimonios me informa sobre mujeres brujientas de mediados del siglo XX en Argentina. Singularidad considerable en el relato, por un lado; y con personal realización acontecedora. Pero lo que me movió para compartirlo en una entrada, fue que por otro lado recibí información contándome que octubre es “el mes de las brujas”, aunque otras fuentes digan que los embrujamientos mayores sucederían en noviembre. Y es suficientemente curioso el procedimiento del hechizo que ejecutaban las mujeres del relato, a fines de los 60. El caso está narrado en dos capítulos: “Medio de vida”, y “La bruja”; ambos forman parte del libro de Irene Freyre “No estamos solos” *.


  Conversando con el sacerdote Dubosc, tutor del Albergue para niños en situación de calle, y uno de sus fundadores, le estaba diciendo en una mañana Osvaldito, uno de los chicos:
Hoy tengo que ir a cazar sapos. / ¿Sapos? ¿Para qué querés sapos. / Para venderlos a la bruja Margarita. / ¿Te los paga bien? / Sí, me los paga bien, y si tienen la boca grande, mejor. / ¿Para qué quiere los sapos? / Margarita me los compra para sus brujerías. Tengo que llevárselos al cementerio de la Chacarita. Ella me espera en un lugar que conocemos. Cuando estoy ahí, saca de la cartera fotos de hombres y mujeres, luego las dobla y pone una foto en la boca de cada sapo. Después yo la ayudo a enterrar el sapo vivo entre las tumbas. / ¿Para qué hace eso? / Cuando entierra los sapos dice malas palabras, putea y le pide a cada sapo que joda a la persona que está en la foto…
 
  ─ No hagas ese trabajo, Osvaldito. ¡No hagas ese trabajo! No busques sapos ni vuelvas a ver a esa mujer ─.
  No puedo, Padre. No puedo … ¿Usted sabe? A otro chico que no le llevó más sapos, la bruja lo hizo pisar por un tren. / Habrá sido una casualidad, Osvaldito. Esa mujer no puede hacerte daño porque entierre un sapo. / Yo iré, Padre, porque tiene mi foto. / Entonces, vamos juntos. Me llevás adonde está ella.
─ ¡No, no! ─, gritó Osvaldito y salió corriendo a la calle.
 
  Con la intención de encontrar a Osvaldito, quien dejó de ir por el Albergue, varias personas se pusieron en campaña, también interesados en averiguar las acciones conectadas con el comercio de sapos. Colaboradores voluntarios del Albergue conversaron en La Chacarita con un cuidador del cementerio, quien conocía dos de las mujeres que enterraban sapos junto a las tumbas: “Vengan algún martes o viernes, y las verán con unos chicos que llevan latas”.
 
  Estaban vigilantes el sacerdote y uno de los voluntarios en uno de esos días, cuando vieron avanzar por la puerta principal dos mujeres que con bolsas en las manos se internaban luego por una de las avenidas del cementerio. Dos chicos, que llevaban latas, iban detrás de ellas. El grupo caminó hasta dejar atrás las bóvedas, y se detuvieron junto a la tierra de una tumba abandonada; echaron una mirada alrededor. El sacerdote y su acompañante simularon estar interesados en una tumba cualquiera, le removían un tanto las malezas mientras se mostraban en una charla, al tiempo que vigilaban el grupo. Vieron como las mujeres depositaban las bolsas sobre la tumba y abrían las latas. Los chicos a su vez escarbaban la tierra con cuchillos, frente a una cruz de hierro semicaída. Cuando el pozo estuvo listo, una de ellas volcó el contenido de una lata dentro de él. Los chicos se apresuraron a cubrir esto con tierra. Recomenzaron en su andar intencionado las mujeres, con los chicos detrás, pero a poco se dieron cuenta de la vigilancia que también las seguía, y acelerando el paso se alejaron. Alcanzó el sacerdote a los dos chicos con las latas remanentes, los convenció para que se sumasen a la vida del Albergue, y les compró las latas, para arrojarlas de tal manera que se abrieron, y los sapos salieron saltando de su encierro. El voluntario retornó a la tumba con la cruz caída, y al ver que el suelo se movía, comprendió que los sapos enterrados vivían aún, removió la tierra blanda con un palo, y los dejó escapar.
 
  En cuanto a Osvaldito, nos cuenta la narradora de estas experiencias: “Trabajo costó encontrarlo, hasta que un viernes tuve la alegría de verlo junto a la puerta del cementerio”.
  ─ Todos los chicos del Albergue te están esperando ─.
  El chico estaba ahí con su lata de sapos, seguía atemorizado por lo que le podría pasar sino le cumplía la entrega de sapos a la Margarita.
  ─ En el Albergue hay dos chicos que les vendían sapos a las brujas, como vos, y ahora ya tienen otro trabajo. / ¿Y no les pasó nada? / Claro que no, ¿por qué les va a pasar algo? ¿Acaso no puede cambiar uno de trabajo cuando quiere? / Sí, pero la foto … / Vamos, querido, todo eso es mentira. Nadie puede hacerte mal por el sólo hecho de tener tu foto. Esas mujeres pierden su tiempo con tales tonterías. / ¿Usted está segura? / Absolutamente segura. ¿Qué te parece si vamos al Albergue? Te daré ropa, te quedás allí, y ya verás que nada te va a pasar. / ¿Y la bruja? / Dejala que se busque ella misma sus sapos. Vení, nada te ocurrirá ─.
 
* Irene Freyre: No estamos solos; EMECE, Buenos Aires, 1980. El sacerdote †José Dubosc y la Licenciada en asistencia social †Irene Freyre dedicaron gran parte de sus vidas a la Fundación Hogares Argentinos, una institución tutorial autoeducativa y preventiva de puertas abiertas por ellos fundada en 1957. Suman miles los hijos espirituales de su proyecto.

 
  Más decentes en su añeja humildad que otras figuras brujientas promovidas hoy en día por la manipulación transcultural y massmediática, las brujas del relato carecían de ambages caricaturescos. Eran oficiantes en harapos de una magia que opera, en este caso para destruir, por las semejanzas entre las representaciones manipuladas y las personas destinatarias del hechizo. No imperaban todavía los embrujos del estrellato globosiento, plena y oculta vigencia tenían por entonces los de tierra adentro, sapo al pozo tierra adentro, embutida foto en sapo, cada sapo con su foto, a otra foto con tal sapo, toda foto con su sapo; en embrujos dispares, caractéres diferentes.
 

 Otros contenidos en la Blog con éste relacionados
 
Dos cuentos conectados
Videocracia
 

  Sergio Edgardo Malfé
Argentina, octubre de 2015.   



videocracia

  S. Edgardo Malfé
Morón, Prov. Bs. Aires, Argentina, marzo de 2014.

 De Wikipedia, la enciclopedia libre
Videocracia (tramos del artículo)

Las sociedades actuales están sumamente influenciadas por como las impactan la TV, el cine, Internet, y la publicidad. Las imágenes de las puestas en escena que ejercen los intereses privados, los gobiernos, y los políticos, se adscriben centralmente en la noción de videocracia … describe las derivaciones comunicacionales y políticas basadas en las sensaciones que produce el espectáculo mediático, lo que relega la exposición de ideas y proyectos que cuenten para un debate público y democrático…
Las capacidades reflexivas de quien consume TV, se disminuyen instantáneamente, por el mismo acto de mirar a la pantalla … el medio de la TV opera como un mensaje conativo (¡esto es lo que usted debe ver!). Se dirige hacia algún tema seleccionado la atención del público (establecimiento de agenda); y a los telespectadores se le definen sus ‘aprontamientos’. En otras palabras: se priorizan ciertos criterios condicionantes con los que el público ha de formarse opiniones y juicios acerca del tema establecido en la agenda del medio…

pulsador numerico

[Para ir al artículo completo en Wikipedia, presione cualquier tecla en el pulsador de la imagen

 La pretendida objetividad de las imágenes es mayormente una desintelectualización; la carencia de una certera contextualización social, histórica y política, reprime en los espectadores sus posibilidades creativas socioculturales hacia interpretaciones que construyan otro sentido, diferente del establecido e imperante. El suministro distorsivo de la realidad, mucho más cuando es sistemáticamente reiterado, es puntal para el dirigismo: hace a la imagen ficticia del mundo que se vaya a formar el público … es mucho más interesante el evitar distorsiones y mentiras, aún en los ámbitos enmascaradores; porque en general (a)es más sencillo decir la verdad que construir una mentira; porque (b)se corren menos riesgos de sufrir desmentidas y avergonzamientos; porque (c)a las personas engañadas se les restan o deterioran facultades (a esa gente en algún momento se la puede necesitar con todas sus plenitudes); y porque (d)con enunciaciones verdaderas se gana cierta credibilidad…

 
 Los espectadores reciben por pantalla los índices que a través de un texto escrito no les llegan, y esto hace mucho para un acercamiento; al aclararse las maneras, las particularidades de la(s) persona(s) notoria(s), se muestran señoríos y gentilezas…
..una tergiversación se ha constatado: muchos de esos hechos puestos en foco son pseudoacontecimientos fabricados por la misma televisión: El que quiere quejarse de algo va a la emisora primeramente para conseguir que pongan en pantalla su actividad, se crea la noticia. Una vez logrado el interés de la televisora, el quejoso monta su demostración callejera, su bloqueo de caminos, con el convenio previo para que allí estén las cámaras…

pulsador numerico

[Para ir al artículo completo en Wikipedia, presione cualquier tecla en el pulsador de la imagen

 Se ha planteado que como consecuencia del direccionamiento temático que los medios ejercen, resultan diálogos comunitarios y adquisición de consenso, un aprendizaje socialmente cohesivo. Las mediciones, al respecto de esta función convocante para un acuerdo colectivo sobre lo que conviene debatir, función que se origina en las agendas temáticas de los medios, señalan, con diferencias locales, que la gente se acerca más entre sí…
Para el entendimiento cabal de los contenidos sensibles, es requerimiento el de una organización del sentido que los elabore y habilite, para una práctica social cohesiva y constructiva, salvándose así los espectadores de las incongruencias conflictivas entre sus ámbitos de pertenencia y de referencia *. Esto depende de la sapiencia y salud con que se procesen los contenidos sensibles referenciales, en operaciones mentales inteligentes que posibiliten el intercambio verbal … De un modo u otro, la frustración está asegurada. Porque el bienestar humano y duradero no provendría de un “tener” sino de un “ser”. Y porque, aún en quienes satisfacen el ansia material promovida hacia los fetiches del consumo, su insatisfacción vital es nuevamente aprovechada por el modelo empresarial, que explota en ellos el sentimiento de frustración existencial, ya que el bienestar por haberlos adquirido es volátil, con el hacerles creer que su felicidad depende de la adquisición de otro producto… ¡nuevo!, éste sí que los vitalizará. La exaltación de los mecanismos de consumo está diseñada para persuadir y dominar las mentes, interfiriendo las pautas de pensamiento autónomas de la gente: “Un acto profundo y perturbador llevado a cabo por unos pocos contra muchos y con un propósito trivial”

pulsador numerico

[Para ir al artículo completo en Wikipedia, presione cualquier tecla en el pulsador de la imagen

 La adversidad entre avistaje de imágenes y pensamiento conceptual, toma distancia de ser una oposición definida por los medios que se empleen: no es cuestión de situar la televisión por un lado, y la lectura de textos por el otro. La contradicción está en el que se someta a la gente, como uno de los términos, o en que se la empodere, como proceso opuesto, pero esto no consiste en una oposición simplista entre el individuo y su mundo socio cultural. No obstante, los medios de comunicación de masas, con la TV a la cabeza, son adversos para la difusión del pensamiento profundo (no es actividad que haga funcionar rápida y eficazmente la maquinaria de hacer dinero) … Ante esa dominancia, una de las defensas es que las personas avaloren la palabra propia, activarla críticamente para hacer camino a sus objetivos reales.
   Notas suplementarias de Hipersalenas Blog


Television y radio permanecen como los medios por los cuales se anoticia la mayoría de la población mundial. UNESCO

 * Otrosidigo: La incongruencia entre las aspiraciones de ascenso social y la situación de clase que ocupen los posibles televidentes, se encuentra claramente tematizada por Robert K. Merton, en el Cap. V del volumen Teoría y Estructuras Sociales, donde citaba las conclusiones a las que Leonard I. Pearlin había arribado con su estudio empírico: ~”Los individuos que están colocados en una ocupación que no les permite satisfacer su fuerte impulso de conseguir movilidad social, usan la televisión como un escape. La televisión está firmemente asentada como instrumento por el cual las gentes pueden huir de los conflictos y las tensiones que tienen su etiología en el sistema social”~.
 
 Aparte: Recuerdo una llamada telefónica que hizo a mi casa una promotora de televisión por cable, una joven señora; comenzó agradablemente y en buen tono su diálogo. Quería interesarme en la especial suscripción bonificada que tan gentilmente me ofrecía. Me equivoqué, debí decirle algo como: “soy el pintor, la gente no está”. Porque cuando le declaré que no veía televisión, gracias, que no tenía la menor intención de hacerlo, fue que entró la mujer en sequedades tonales; con perentoriedad me exigía que le declarase mis motivos para estar contradiciendo su propuesta. Ahí fue que le dije: “es usted quien me llama, a ver: explíqueme usted los motivos que tiene para hacerlo, y por qué a mí, qué motivos para tornarme a la condición televidente”. ¡Para qué!, ya me lanzaba acusaciones y condenas, que no fuera maleducado y respondiera yo: “¡¿Cómo que no quiere ver televisión, a qué se debe!?” Había dado con alguien que no le actorizaba a su estandard “sentido común”, las secuencias prefabricadas habituales. Acotado el episodio: seguía demandándome tiempo para que yo le dijese sobre mi “particularidad”, me estaba poniendo nervioso, ahí terminó, tuve que cortarle después de contar hasta diez. Hay cosas peores, todo vuelve, ya irá a saber. Lo que no terminó, desgraciadamente, es la objetivación hacia quienes disienten con las tendencias dominantes.
[Carril aquí al artículo «Videocracia» en Wikipedia.]
 Con respecto a estos rollos televisivos, sus manejos socioculturales, y sobre su promoción de exclusivismo, ajenidad y descalificación, véase también…
 
Vázquez Toledo S. La televisión persuasiva.
Comunicar 2005; Disponible en:
http://www.redalyc.org/articulo.oa?id=15825224.
Fecha de consulta: 27 de marzo de 2014.


«La televisión ha contribuido, en gran medida, a la construcción de la sociedad, ver la televisión es una norma intrínseca en el “sentido común”, y se considera a aquellos que no lo hacen en sus hogares como “individuos anormales y excéntricos”, es decir, si no eres televidente no formas parte integrante de esa sociedad … La televisión como medio de difusión es muy rico, pero teniendo en cuenta que debe estar libre de todas las cadenas o lazos que se han creado a su alrededor y que lo manipulan convirtiéndola, a menudo, en un medio social inseguro e incluso amenazador en nuestra sociedad … El gran dilema es que “la verdad televisiva”, que se está instituyendo como nuestra realidad social, está protagonizada por la mentira, el soborno, el desprecio, los engaños, la provocación, la discriminación, la estafa, la tergiversación y la manipulación, extendiendo la creencia social que eso es lo aceptable e incluso lo venerable. ¿Esa es la sociedad hacia la que avanzamos?»
(ibid.)



connotacion-conjunta/: ..”significativo, :aplicarle, :particularidad, :múltiplemente, :consensuar, :posibilidad”..

«Cuando es discernible en la comunicación un hecho connotativo, de lo que se trata aquí es de tomarlo en consideración como comportamiento, tendiente a sostener o modificar …»

Sobre la connotación conjunta a la serie lingüística.

connotaciones en mira

connotaciones en mira: sobre lo denotado (hilera inferior) se encabalga el fenómeno connotativo (hilera superior)

   El fenómeno connotativo se encabalga en cierto elemento de lo que se denota, tornándolo en un soporte para el aspecto significativo material de la connotación. Sobre lo denotado hace su carga el Significante del connotador, mediante el empleo sustancial de vocablos seleccionados (léxico), a los que acompaña una forma (retórica) que intenta definir la relación interpersonal. Este Significante está unido en la connotación con su Significado, distinguiéndose en éste último la forma que toma aquello que piensa el emisor (ideología), lo que a su vez es considerable en interdependencia, más causal que recíproca, con la situación procesual como sujeto del emisor en las relaciones de poder (sustancia).

 Vale aclarar que este acercamiento llano al fenómeno de la connotación, sólo tiene en cuenta condiciones normales de sociabilidad que habiliten la comunicación. La andadura razonable para aplicarle a otros marcos que transiten por fuera de los democráticos del derecho y la vida civil, es harina de otro costal.

   Cuando es discernible en la comunicación un hecho connotativo, de lo que se trata aquí es de tomarlo en consideración como comportamiento, tendiente a sostener o modificar las imagénes de sí mismo, que el emisor siente como delineatorias de su personalidad; y son abarcadas en este enfoque, las conductas tendientes asimismo al sostén o modificación, de las condiciones en la relación de los otros con el dicente. El fenómeno se hiciera moderadamente notorio, cuando tales imágenes o relaciones concordasen con la gestión de imagen que el emisor tenga, sea ésta acertada o no; y dramáticamente más notorio cuando difiriesen.

[Nota 1: las llamadas entre paréntesis a continuación, remiten a sus ampliaciones en la Nota 2, junto a la gráfica que allí está declarada.]
   Un cierto énfasis en vocablos aparentemente mínimos, que observásemos de un hablante, en una locución con caracter más que nada descriptivo, ofrece a la interpretación connotativa un ejemplo sencillo: La relevancia con que ese decir inviste a partículas relacionantes, del orden de las conjunciones, subordinantes, y preposiciones, implica en el empleo connotacional de ese léxico (a) coordinativo y amalgamador, a una forma retórica (b), la de procesar explicaciones, dando a éstas últimas un cuerpo social. El significado connotador se sustancia (c) en una situación de poder que es la de “estarse en un cargo”, ser el encargado de una función otorgadora de sentido, para aquello que denotativamente se describe. Y la idea significada (d) es la de eminenciar una certeza fáctica: con la secuenciación que en tales palabras se concreta, podemos conceptuarnos cierta y unívocamente el estado de las cosas.
   El volumen de su corporeidad que un dicente, como otro ejemplo, sumase organísticamente en un vocablo normal (a) que estentóreamente profiere, indicaría su voluntad de dominio y apropiación, en cuanto al concepto que el vocablo refiere, así especialmente (b) connotado. La relación de poder (c) que se busca y expresa, da sustancia en su significado a la particularidad connotativa. La intención de realizar este sentido dominante está formalmente sustentada por cómo piensa el dicente que debe ser en general (d) el orden de las cosas.

Componentes de la Connotación; Discriminación forma/sustancia, ref. Hjelmslev

Componentes de la Connotación; Discriminación forma/sustancia, ref. Hjelmslev


[Nota 2. (a): sustancia léxica. | (b): forma retórica. | (c): sustancia de poder, o posición en el prestigio y jerarquía sociales. | (d): forma de entendimiento, creencias sobre la realidad, ideología.]
 
   Articuladas semántica y sintácticamente en un hecho aprehensible, estas diferenciaciones se articulan a su vez múltiplemente, cada una en su propio nivel.
   Así por ejemplo: si el dicente profiriese (a):/inversiones!/, éste elemento cuenta contrariamente (p.ej.) con :/dispendios!/; y es proporcionalmente complementado por una serie que incluye: “adjudicaciones”, “colaboración empresarial”, “concesiones”, “operaciones financieras”, ..etc..
   La altisonancia imponente (b) se relaciona de forma contraria con “búsqueda de acuerdo”; y formalmente se complementa en la comunicación con la posible concreción de actitudes como… “estoy sondeando para consensuar”, “puede que esto sea necesario”, “así están haciendo todos, tal vez convenga”, ..etc..
   El “nosotros estamos al mando porque sabemos” (c), está sucesivamente contrapuesto con “son ustedes quienes deciden”; y tiene proporción complementaria con una serie que incluye: ..”tomemos una decisión entre todos”, “que cada comunidad aporte su conocimiento”, “echemos a suerte quienes decidirán”, ..etc..
   El entendimiento de la realidad como (d) algo “aprovechable técnicamente”, tiene su contraria en el apercibir la realidad como “algo contemplable”; y sus complementaciones proporcionales en la “experienciación”, el “disfrute”, la “interacción”, ..etc..
   El análisis puede tomar una dirección alterna: conociéndose el perfil ideológico y las relaciones de poder y prestigio, se hace posible prever cuáles serán las afectividades y emociones, que con preponderancia probablemente condicionarán la comunicación connotativa, de las personas acerca de las cuales conocemos las orientaciones antedichas; p.ej: De personas cuyo sentido social, su creencia sobre la realidad (d), sea de adscripciones y estamentaria, que crean que cierto grupo por su origen “debe tener el mando”, y a las cuales no asistan, en el panorama sociocultural, mayores prestigios (c) ni capacidades dominantes; de tales personas se puede prever, que en sus comunicaciones adopten una expresión connotativa con emergencias de formas significantes (b) emblasonadas, evocativas, y anhelantes, sustancializadas en el manejo de un léxico (a) sugestivo, minoritario, excluyente, con términos “para iniciados”.
   ¿Qué afirma o cuestiona el interlocutor, al producir un hecho connotativo, mediante esta implementación? Sobre el estado de los vínculos del emisor con los receptores, y entre ellos: Son vinculaciones que existen en complejidad y diversidad, y dentro de ellas pueden subtenderse simulaciones connotativas. Esta referencia a la posibilidad de líneas encubiertas, está comentando actuaciones de simulación, tales como las intrigas, destinadas a producir errores de apreciación y avalorativos en quienes reciban la comunicación. Localizadas en el diencéfalo mamífero, son constatadas por los especialistas en Etología, quienes tienen observadas estas capacidades intrigantes en los monos, no son pues productos de una evolución superior específica de ciertas mentes humanas; “Son formas de conducta arcaica que debemos superar” *.
 * Vitus Dröscher: Sobrevivir.
   Pongamos por caso un ejemplo más sencillo con elementos connotativos delimitados en las categorías de Forma y Sustancia, para Significados y Significantes, a partir de una locución en la cual hemos captado en funciones un complejo connotativo, y desde el cual nos es viable deducir algunos otros elementos en su estructuración; ver imagen (click para un mayor tamaño).

connotac'_apunte


Sobre la estibación de este breve artículo: Es una comunicación de estudios no-académicos, con fuentes constatables**, hecha desde una necesidad declaratoria mía, acerca de las gráficas y conceptos aquí expresados, componentes que estuvieron desprovistos de una más amplia fundamentación por algún tiempo. SEM

 ** El respaldo documental es visualizable en los recursos monográficos (p.ej. los de Bibliosanación) que he ido gestionando, en este Blog y en otros sitios de la Red). Agréganse para este artículo las siguientes fuentes:
 

  • Marty, Claude y Robert: La semiótica – 99 respuestas; UNLP y Edicial, Bs. Aires, 1995.
  •  

  • Es.WikipediA.Org/wiki/Paralingüística
  •  

  • Es.WikipediA.Org/wiki/Pragmática
  •  
     Ver también: Barthes, Roland: Lo obvio y lo obtuso, capítulo La retórica de la imagen; 1964.

    Sergio Edgardo Malfé
    Morón, Prov. Bs. Aires, Argentina, febrero de 2014. (s.e.u.o.)
    Actualización más reciente en 2015/02/07.

    Tal vez usted pueda encontrar un poco más de contenido por debajo de los anuncios que ocasionalmente aparecen.
    Perhaps you may find some more of content below the occasionally shown ads.



    complementa-biblios.y_sonhos\: …”redacción, :abril 2011, :informativo, :convivencia, :revalorización, :integrada, :necesitados, :domesticación, :fortificar, :emparrado, :dulces”…
    2011/04/03, 10:29 pm
    Filed under: agua-en-vasos, bibliosanación, Notas | Etiquetas: ,


    Un recordatorio: el 7 de abril es el Día Mundial de la Salud

       Como complemento para la Página ‘Bibliosanación2’, éstas son sus..
       ..V) Consideraciones Finales..


       ..Este ítem es como adjunto y complementario, son consideraciones que están haciendo una diferencia con el contenido previo de esa página. Porque para las fechas de mi redacción en torno a los sueños, se surgió una noticia desde la región norteña de Argentina. Y esa información me llevó a moderar mis rasgos de ego comunicacional.

       Me tuve que salir de mi visión medio autoreferencial y medio estetizante con los sueños… Por la actualización en varias notas periodísticas sucesivas, sobre la calamidad de una injusticia demasiado largamente prolongada. La información noticiosa estaba diciendo del fallecimiento de niños aborígenes afectados por graves cuadros de deshidratación y antecedentes de desnutrición. Para estos primeros días de abril de 2011, se cuentan en 10 las víctimas recientes de ese horror. Todos ellos en la región del Este de la provincia de Salta, pero el cuadro abarca a los paisanos de las provincias vecinas; la situación pasa por encima de los límites distritales. El clima de la región es inestable, el desmonte intensifica los daños que las lluvias intensas provocan. Y como todavía hay sobrevivientes, quiero al menos hacer yo este gesto por escrito, para suplir con respeto un comentario informativo, en la idea de que para algo pueda servirnos.

       Un acotamiento aquí, retomando en cuenta a la primera intención de este artículo, a la experiencia posible con el material onírico: El déficit alimentario impide dormir con una relajación completa; hay perturbaciones y acortamiento del sueño. Por ese estado carenciado, no se puede producir plenamente el metabolismo cerebral necesario. Así no alcanzan los sueños a configurarse como para recordarlos, no se registran suficientemente en la memoria. Con el comer y el dormir no vamos a mejorar el estado de las cosas. Pero esas acciones son imprescindibles para una convivencia digna y saludable.

       Y conjuncionaba yo a la revalorización necesaria para la salud de todos, la revalorización justa sobre los modos de vida originarios, lo que ayuda mucho para que sus partícipes se salgan de ese lugar de menoscabo colonial, desde el cual poca estima pueden tener por si mismos y por su entorno. No olvido a la expoliación de tierras, ni a la deforestación para implantar el monocultivo agroexportador, ni a otras contrariedades sociales, como la promoción de un clientelismo político sometedor y degradante. Pero, dentro de mis alcances juntaba, a esa necesidad de una identidad socio-cultural asertiva, con las prácticas nutricionales convenientes para estar los individuos defendidos, no enfermar; que los niños no mueran por causas evitables.

       Un obstáculo para esa salud integrada, es la preponderancia ostensiva de una regimentación fundada en las prácticas dominantes, sobre cómo y con qué hay que cotidianamente andar y alimentarse. Los paisanitos perecen porque no acceden, a los insumos del almacén que es propiedad de quienes ostentan el derecho y la facultad exclusivas, para atender a los necesitados: esa nomenclatura de jefes, de funcionarios de estado, y de organizaciones “adecuadas”.

       A veces algo hay que decir, equivocando o no. Poniendo juntas entonces, a la necesidad por un lado, sumándole la existencia de saberes propios de esas etnias originarias, y con el agregado de información sobre que allí en los montes se encuentran plantas alimenticias, y que esas plantas son conocidas e integradas en hechos culturales por la gente de esas tierras, me dije que no estaría demás recordarlas. En los manchones aislados de monte que subsisten al mercantilismo invasor, y en los saberes de la gente, a pesar de la transculturación invasiva, se encuentran las especies, como para propagarlas en domesticación. Aunque sea para beneficio de inventario, aquí digo de algunas de ellas:

    Carica quercifoli
       Nombres Comunes: Sacha Higuera, Nacaratiá, Mamón del Monte, Damixayic´, …
    Es un arbol de 3 a 6 m. de alto. Las hojas se asemejan a las del roble ó encina. Sus frutas son verdes, con rayas de un verde más claro, la pulpa es anaranjada, miden hasta aprox’ 5 cm. La fruta se aprovecha, pero cruda no tiene mucho sabor. Queda muy apetitosa al hacerla en compota. Es alimenticia para fortificar al organismo contra las enfermedades.
    Sechium edule
       N’s Com’s: Chayote, Papa del Aire, Chuchú, …
    Es una planta de follaje muy abundante, y es trepadora. El fruto crece hasta unos 20 cm. de largo, es de color amarillento blancuzco, pero hay variedades con cáscara verde, la cáscara es delgada. Se aprovecha como verdura, y cociéndola de varias maneras. Salen muy ricas. Como es una enredadera, se la puede cultivar junto a los postes de los cercos, o para emparrado, porque da muy buena sombra, muy útil para patios o galerías. Como alimento, aporta minerales y vitaminas. (Hay en WikipediA un artículo sobre Sechium edule: Es.Wikipedia.Org/wiki/Chayote).
    Acanthosyris falcata
       N’s Com’s: Saucillo, Sacha Pera, Yva He’e, Paxañic, Fwihten, …
    Es un arbol bastante solitario y difícil de encontrar; alcanza 10 m. de alto; sus hojas son semejantes a las del Sauce; la flor es muy pequeña, algo amarillenta. El Saucillo rinde un frutito redondo, de unos 2 cm, como una pelotita, de color verde-amarillento; lleva un carozo importante, redondo y lechoso. La pulpa de la fruta es gelatinosa y muy dulce, empalaga, no hay que comer muchas. Se acostumbra comer la frutita cruda, aunque es apta para cocinarla en compota o hacerla en dulces. Es un alimento energético, con minerales y vitaminas.
    Harrisia bonplandii, Eriocereus bonplandii
       N’s Com’s: Pasacana, Chitan Chile, Yepat, …
    Es un cactus rastrero y trepador. Hace matorrales. Tiene un tallo delgado, anguloso y con aguijones. Su flor es blanca, con 15 a 20 cm. de porte. La fruta es de color morado, más bien redonda, sin chanas y con escamas. Las raíces también se ocupan, son feculosas, y suplementan en el invierno al aprovechamiento de la fruta, que se da en los veranos. Estas frutas se comen crudas; no es necesario que estén totalmente maduras. Pero al cocinarlas, se consigue un Dulce de Pasacana, y cuando se hace con frutas bien maduras, no necesita azúcar para su cocción, resultando un arrope. A la raíz se la hierve, o se puede hacer asada. Esta planta es energética, con minerales y vitaminas.
    Trithrinax biflabellata
       N’s Com’s: Karandilla o Carandillo, Palma, Fwitsek Ye Laj, Lagaxaabí, Lac´ata´, …
    Es una palmera, de 3 a 4 m. de alto. Su tronco queda cubierto por los restos de hojas anteriores; esto le da un aspecto deshilachado a la planta. En la base de las hojas hace unas espinas largas. Como alimento, lo más aprovechable de esta planta es el cogollo (la parte interior y tierna de su estípite), se parece al palmito. Se puede recolectar durante todo el año. La parte de arriba del cogollo se puede comer cruda; a la parte de abajo conviene hervirla, cambiándole el agua varias veces. Crudo o cocido, el carandillo va muy bien en ensaladas. Este tronquito tierno, tiene un alto valor alimenticio: la gente de esas tierras reserva esta comida para las mujeres embarazadas. No se debe descontrolar su aprovechamiento, ya que, es importante saberlo, al cortarle el ápice, la planta muere.


    Esta Entrada es complemento para la Página ‘Bibliosanación2 .. De la autogestión con material onírico…’   


    Fuentes referenciales específicas para esta Entrada de ‘Consideraciones Finales’.
    Noticia: http://www.MisionesCuatro.com/ampliar.php?id=19612
    Varios números del periódico Acción, de Incupo; Reconquista, Pvcia. de Santa Fe, 1991-1992.
    Marvin Harris: Jefes, cabecillas, abusones; Alianza, 1985.


    1billionhungry.org/creosota/, transcribió:
    1 000 000 000 PEOPLE live in chronic hunger and I’M MAD AS HELL.
    Firma la petición y promueve la acción donde quiera que estés.
     IR ⇒1billionhungry.org 

    Sergio Edgardo Malfé

    Morón, Prov. Bs. Aires, Argentina, abril de 2011.   


     Puede ser que esté bueno ir a una página aleatoria en este Blog,  ¿por qué no hacerlo?, ..aquí y ahora…




    noti-bibliosanacion-sueños

       Notifica página: bibliosanación con material onírico

        Presentando aquí algunos tramos:


       …En condiciones ideales, esa acción de compartir nuestros “mundos internos”, nos fortalece .. la posibilidad de aplicar el material onírico, para la recuperación de documentos…

       …Los pensamientos que soñamos preparan nuestras acciones de la vigilia, y, con nuestra imaginación avivada por la lectura .. y puntualmente en cuanto a los sueños, si atendemos a las gramáticas y pautas conectivas que ellos revelan, soslayando los principios explicativos que les atribuyen ciertos sentidos latentes…

    Click en la imagen para ir al texto completo de ‘La autogestión con material onírico para la intervención bibliosanadora’, su url: https://hipersalenas.wordpress.com/bibliosanacion-2/


    de origen sumerio las primeras "letras"

       …Y no hay otro cambio, los cambios no están “en alguien”, las secuencias entre las personas pueden cambiar, allí está el quid. Por la puesta en diálogo .. en cuanto al filtro seleccionador de temas vinculares y marcos contextuales en los sueños, me parece que puede plantearse…

    Tal vez usted pueda encontrar un poco más de contenido por debajo de los anuncios que ocasionalmente aparecen.
    Perhaps you may find some more of content below the occasionally shown ads.



    circulacion-retrotribal\..: “:preponderarse, :cordialidad, :evidentes, :bailarines, :demanda, :múltiples, :ensayar, :disfrutables”. . .

    Circulación Retrotribal
    -narración con reseña-

    ¿Y por qué no baja usted del borde . . .?

    ¿Y por qué no baja usted del borde . . .?

       Quiere aclaraciones Kicimo Hoin. Su porte, al defenderse del abismo aún más hondo, nos recuerda a la famosa anguila escéptica, aquella desterrada de su isla griega. Pero sabemos que Kicimo no tenía por qué haberse acercado al borde desnudo. Por supuesto que las danzas de las Adoratrices pueden atraer a todos, que cualquiera se queda ahí pegado como chicle en la suela del zapato, tengámoslo en cuenta como un atenuante.

       Descomunal, perfecta y agradable circulación; la danza estaba perfumando tranquilizadoramente en la Cantera. Aún desde el borde desnudo podía sentirse la fragancia. ¡Qué hermoso, tan retrotribal evento yendo a buen fin sin ningún cielo!.. Y Kicimo Hoin iba a encararlo en una plática, para que dejase de preponderarse con brillos.

       Eso sucedía cuando las Adoratrices se estaban retirando -recordemos que a ellas también se las nombra como “esclavas del hagial diocarmio”-. Y ahí estaban ahora, dos personalidades, en reemplazo de las danzarinas, estaban la pinta de castaña cuadrada que tiene Yabir Terillán, y la cara brillosa de Owatre Lasavo.

       La continuidad de la danza debía seguir en el ritmo de las formas nuevas; esto era lo que desconocía Kicimo Hoin, y él necesitaba que se le aclarase el punto. Suponía que la danza había entrado en una desmesura impropia. Pero solamente se trata de algo que él no conocía previamente.

       Aclarémosnos con una reseña, quienes compartimos esta narración, sobre cómo es la ronda dentro de la Cantera y alrededor del Fogón: Los giros van por una senda en el borde del espacio circular, junto a la primera fila de escaños que rodean al Fogón. Desde el borde de la Cantera, arriba, cuando son las “esclavas” quienes ejecutan la danza, es fácil no advertir las formas nuevas con que se sigue el ritmo. El abigarramiento de danzarinas -a veces varias docenas a la vez-, y el lucimiento preponderante de los brillos, actuarían como una máscara que ocultase eficazmente la especial índole de los movimientos. Atendamos a esto para encontrarle unificación a la cordialidad posible. Porque, si alguien puede desconcertarse al tomar cabal noción de los desplazamientos retrotribales, no por eso se le puede tildar de “enfermito”, y menos aún de “perra piojosa” o “perro piojoso”.

       Con Kicimo Hoin sucedía, que él estaba advirtiendo las formas nuevas por primera vez, y esto lo consternaba. Las formas, antes disimuladas en el número de ejecutantes, eran luego más distinguibles, al practicarlas sólo dos de ellos: Yabir Terillán, la castaña; y Owatre Lasavo, de rostro refractante. Danzaban los recién ingresados, congeniaban sus pasos en forma tal, como para que fuesen evidentes las vueltas interrumpidas, ya en sentido contrario recomenzadas, y con otras detenciones y otros nuevos arranques, giros en un sentido y enseguida hacia el opuesto, al frente y de inmediato al otro frente. La inconstancia en sostener un rumbo, hacía que la danza le fuese enigmática a Kicimo Hoin. Pero cualquier otra persona también pudiese pensar, viendo eso, que lo allí expuesto eran los bocetos de otra ronda que se estaba ensayando. Ellos seguían bailando, ligados a un trabajo de preparación notable, en una concentración firme, puntillosa.

       Se remeció Kicimo Hoin. En lugar de abstraerse con sensatez en suspenso, se echó a proferir voces de reprobación para los bailarines: “¡Marchan en sentido contrario”! Con una rigidez de apariencia regresiva, de consuno con su aguzado y ya febril anguilosamiento, Hoin confrontaba con Yabir y Owatre, plenos de actitud vacía, pero completos de fervor danzario. “¡Marchan en sentido contrario!”, y .. “¡Se voltean, reversibles”!, también .. “¡Hacen reaparecer brillos de antes!”. Hasta que hubieron de detenerse los danzarines. Fue Yabir quien amarró con sacudones la ropa de Owatre Lasavo, para indicarle en un susurro, que arriba en el risco desnudo había alguien anguilado que gritaba.

    ¿Y por qué no baja usted del borde . . .?

    ¿Y por qué no baja usted del borde . . .?

       Owatre, en distonía desencajada por un breve lapso, ya estaba reflexionando, y al entender las exhortaciones, contestaba: “Somos todo el tiempo otros, esta visita del borde, otros de quienes éramos; por favor, cálmese”.

       Aquí nos es menester aclarar una maniobra en la circulación conversa y reversa: Tanto Owatre como Yabir llevan prendas exteriores con dos faces. Entonces, al cambiar de frente en el rondamiento, hacen al mismo tiempo una operación de vestuario, sin cambiar de indumentarias -conversa y reversa-, dan vuelta la prenda que llevan puesta. De esta manera, los brillos de antes reaparecen de dentro afuera. Por estas conversión y reversión simultáneas, levantaba además su demanda Kicimo, hacia lo que aparecía como una preponderancia calamitosa, de los fastos fenecidos de otrora: “¡Giran hacia el otro lado, deleites decadentes, noches luctuosas!”.

       Al frente, al otro frente, girar conversos hacia el arranque, reversa; pero ya se habían detenido, y reparaban en Hoin, su figura y sus dichos. Yabir alzaba la voz para decirle: “Atiéndanos; el proyecto se adecúa comparativamente para la cooperación necesaria, está en cambio con él mismo; usted debe sostener su atención”. Sopesando esas palabras, Kicimo, con su más recóndita gravedad les respondía: “Puede ser soberbia de mi vanidad, miseria de adhesión en rechazo de los costumbrismos, pueden ser las de ustedes como las alegrías escondidas de Lisboa; pero en último caso, ..¡jamás han de tocarme la nariz!”.

       Por lo bajo, Owatre le hacía un comentario a Yabir: “Es muy capaz, a pesar de su severidad”. Yabir hizo un ademán afirmativo y agregó: “Y está su organismo sano, tira vibraciones”. Kicimo Hoin parecía apercibir que su estentórea presencia funcionaba como un retén para la circulación retrotribal; y en un tono dicharachero les quiso confortar: “Tienen que continuar, no deben perder el ritmo. Me doy cuenta de algo interesante: quedan espacios por sus alternaciones de vanguardia y retaguardia. En esos espacios quizá se podrían colocar movimientos originales que sean detentantes de sentido”.

       En vías de repensar el tema ahora, nosotros en la reseña estamos coméntandolo, habilitándonos un punto de vista, ..éste: ..Los danzarines estarían abriéndose a dimensiones múltiples; Owatre y Yabir, conversa y reversa, frente al arranque girar al otro frente; adecuado ello al entendimiento de que en cierto modo.. el mundo siempre es otro distinto del que habíamos tomado como permanente; pero la inocencia de Kicimo no es un despropósito; a ver cómo seguía eso.

       Estaban captando Yabir y Owatre: su asistente interactivo estaba pasando de la reprobación al diálogo hondo. Fue Owatre Lasavo quien retomó la palabra: “Comprenderá entonces que las formas nuevas de circulación pueden darnos sentidos, en movimientos que ahora pueden desarrollarse. Usted lo ha dicho: en los espacios que abrimos, frente y otro frente, está la ocasión para colocar movimientos portadores y originales”. Yabir Terillán quiso culminar el punto: “Ya no reforzamos una sóla tendencia; vió los giros y que nos detenemos en otro arranque; no es más como antes, no hay unidirección retrotribal, el sistema explora”.

       Era como para extrañarse, por las risitas con que recibió Kicimo Hoin, esa andanada de los danzarines; ambos en efecto estaban algo demudados cuando le escucharon diciendo: “¡Pero están los dos bastante barrigoncitos!”.

       “¿Y por qué no baja usted del borde, ya que está tan en línea, para ensayar con nosotros algunos pasos?”, le ripostó sonriente Owatre, con su rostro todavía más lumínico. “Sí, venga a hacernos la prueba”, sumaba Yabir Terillán al envite.

       En la pausa que Kicimo Hoin adoptó, sus miradas hacia los danzarines relumbraban inquietas, y ellos se concernieron sobre la seriedad con que Kicimo estaba considerando qué hacer. Fue sin demora, y claramente esta vez, que la opinión articulada, sin gravedad y distendida de Kicimo llegó a ellos:

       “Hacen demasiados movimientos, y con ostentación. La notoriedad reemplaza a la regeneración retrotribal que anhelábamos. La ceremonia se hace retrógrada hacia actuaciones anteriores, y son parte de ello los ropajes reversibles, llevan el brillo de una obediencia impertinente. La circulación auténtica pierde su capacidad vectorial, la danza así no tiene la eficacia requerida, y el futuro se desvanece en continuaciones, revertidas desde tiempos que son convenientes de superar. Hay tensión de ocultamiento, murallas férreas. Se requiere mucho esfuerzo, para enmascarar con excesos el afán de permanencia sobre las costumbres repetidas; y esto a la vez hace que no sean disfrutables las antigüedades; y que el proyecto cueste mucho, no le veo como que así llegue a concretarse. Difícil que el pato dé leche”.

       No sabemos si habrá una tercera opinión; pero entre nosotros se nos hizo una batalla interior. Con plena estampa, Kicimo Hoin giró sobre sus talones y se fue del borde.


       Desde esta narración, vías hacia otros contenidos relacionados
    (están los enlaces donde dice IR):

    ¿Y por qué no baja usted del borde . . .?

     

       En otra cornisa, después de 20 años con un secreto, «..en donde la escarpa permite el ascenso sin dificultades..» El portavoz en invierno había salido hacia el mar.. Vistas del seguimiento « Hipersalenas ╔IR

       «..danza creadora en la que el orden y el desorden se alternan de manera cíclica para contribuir a la organización del sistema.» Sergio Moriello en ‘Megatendencias’ ╔IR

       «Algo de proseguir deviene .. en nuevos sentidos, que desmadejan un decurso para el Oteador, en las siguientes aproximaciones a un entendimiento..» § b): Un estudio narrativo – en ‘Fusiones-1’ « Hipersalenas ╔IR

       «..perspectiva múltiple .. al mismo tiempo y en el mismo plano..» ‘Cubismo’ en WikipediA ╔IR

       

    Tal vez usted pueda encontrar un poco más de contenido por debajo de los anuncios que ocasionalmente aparecen.
    Perhaps you may find some more of content below the occasionally shown ads.



    tron-coso: …”bibliosanadora, ..participantes, ..rotaciones, ..concurriéramos, ..base, ..emocionales, ..suma”…


    Tron-coso: Poema Concreto de Bibliosanación Conversacional e Hiperventilaciones


    .."a partir del Poema Concreto Tron-coso .. historias y asociaciones que se produjeron"..

    .."a partir del Poema Concreto Tron-coso .. historias y asociaciones que se produjeron"..



    Click ⇑ en la imagen para verla ampliada.   

       Para la Operación Bibliosanadora en el Resguardo, disponíamos con Hipersalenas de un ordenador con capacidad de imprimir suficientes hojas para todos los Refugiados. Pudimos así repartir entre todos ellos una hoja impresa con el Poema Concreto ‘Tron-coso’. No les dijimos a los participantes el nombre de esa hoja impresa. El objetivo de intento era el de favorecer la conversación y distender la angustia que nos producía la inevitabilidad del aseguramiento en el albergue. Las autoridades acertadamente nos solicitaron a los vecinos, para que concurriéramos a ese lugar protegido.

       La hoja de Hipersalenas llevaba, como es visible, caracteres y nombres arbóreos, pero estos últimos fragmentados. Una vez que los participantes hubieron observado el impreso, los Coordinadores fueron preguntando sobre qué imágenes y/o dichos quisieran los Refugiados comentarles a partir del Poema Concreto (‘Tron-coso’). Una escena simpática se presentaba por las rotaciones de la hoja, las que hacían para interpretarla. No correspondería para este breve anoticiamiento, el relatar lo acontecido en sus detalles, ni enumerar las historias y asociaciones que se produjeron, todos fueron resultados de una sustancia y simbolismo enriquecedores.

       Tendimos también un facilitamiento sobrepasador, para aquellos abrumados en la deprivación por un estado base con impedimentas emocionales (consecuencias normales de circunstancias desastrosas como las que atravesábamos). Para quienes lo requerían, dispusimos una serie de prácticas de Hiperventilación.

       Por los frutos debidos a la suma de estas intervenciones, se puso en evidencia demostrada, que ninguno era “de madera“, entre quienes allí nos cobijábamos, y admisiblemente afectados por los cambios indeseables. Las declaraciones sobre el evento están actualmente en procedimiento para su ulterior difusión.


    Para ver Poemas Concretos en Páginas, por favor ubíqueselas en el marco lateral ⇐ de direcciones. 

                

    subir

                


    Tal vez usted pueda encontrar un poco más de contenido por debajo de los anuncios que ocasionalmente aparecen.
    Perhaps you may find some more of content below the occasionally shown ads.




    A %d blogueros les gusta esto: