Hipersalenas


# disertacion-no-asolar

Sergio Edgardo Malfé: Disertacion visible designada para no asolar la soledad.

       -consideración personal introductoria-

   Jamás algunas personas pueden recibir este trabajo como dedicado a ellas, pero nunca en la vida. No está dirigido este cometido, de ninguna manera, a quienes destrataron malamente, en una transición crítica y vulnerable, a mi madre y a mi. No son bienvenidos aquí, por sus cosas extrañas malolientes con intimidaciones sumadas. Y te diré por qué debo mencionar que esta “Disertación…” no es para ellos, te lo digo a Vos, …
   …Lect@r Bienvenido: Cuando a mi madre yo le comenté del tema este, que estaba en un borrador por entonces(años 90), a ella le resultó algo que tenía mucho que ver, de interés, que le agradó. Después, ya en comienzos de los 2000, ella sufrió mucho, se enfermó, y aunque yo un poco pudiese hacer por su cuidado, mi madre terminó yéndoseme mal. Ahora, al reencontrar el borrador, reelaborarlo, hacerlo un trabajo y publicarlo aquí, quise dedicarle aquello que le había caído bien. Y así, al recordarla, me vinieron a la mente aquellas personas, inmerecedoras de considerarlas como destinatarias de esto, por ser descalificadoras y dar trato adverso agotador. Por lo dicho, jamás puede ir esto para esa serie, No.

   …Y que te sea posible aceptar esta tarea, Lect@r Bienvenido, …in mem•oriam María del Pilar Martinez (1912-2005).

       Disertacion visible…

…”ignorando todo lo de aquí ignorando nuestra justicia   
nadie puede irse nunca nadie puede   
abandonar nunca nadie puede ir   
hacia nadie nunca
“. Samuel Beckett, “Cómo es”.   

   A) Son puntos críticos las noches solas, para quien precisa sentir vibrar la soledad, o para quien se siente solitario. Puede haberse creído conveniente pasar los momentos más difíciles de las noches, sujetándose bien la cabeza, con un pañuelo atado alrededor, a la manera de una vincha. Se desempeña así bastante aceptablemente el cráneo, conteniendo el pañuelo cualquier desborde que pudiera venir, nunca se sabe. Y si alguien estuviese viendo, el pañuelo atado sería una señal diciéndole: “no te creas, el tipo tiene algo en la cabeza”. Y ante la noche, frente al monitor fogón, con la condición de guardar silencio –sólo es de musitar sin abrir la boca, otra desventaja ganaríamos por conversar abiertamente con las sombras-, …ante la noche …recordar canciones, cultivando a las angustias bien guardadas (1). Estas canciones casi inaudibles son una manera de orar, por quienes necesitan firmeza en el aguante, para que sobrelleven las necesidades, hasta que el día nuevo venga con su luz y colores, compartidos para todos (2).


   (1): “El hombre madura sus silencios, para parir la copla(…). Cuando la noche le ha robado el paisaje de afuera, el hombre se anima a abrir la ventana de su otro mundo (…) silencios malos y lindos que el hombre junta en la tierra. Por eso es que están en ese minuto alto, en la noche…” (YUPANQUI).

   (2): “El color del silencio es de un hondo tono pardo en el que flotan vibraciones de una campana agitada por un infinito anhelo. Cosas del vivir solitario, alto y olvidado…”. (YUPANQUI).



   B) De haber una buena soledad, esta iría hacia un futuro, hacia los otros, en encuentros intencionados con identidad, en fraterno respeto. La persona, en la aparente transición solitaria, si su fortaleza le permite hacerlo, superando estaría las trivialidades, conociendo la complejidad y resonancias de cada fenómeno, con un buen grado de libertad para llegar a sus verdades. Puede que su inserción actual no engrane de manera adecuada con la maquinaria social y sus figuras. Puede que las intencionalidades para su futuro, no concuerden con los ideales de los desearios que lo influyen: amasijos de costumbres, para una individualidad de placidez y acomodamientos (3). Lo valioso de la persona no tiene porque degradarse ante ello; la estima propia por su ser ya no depende de hacer lo que otros hacen; puede apreciar su existencia en cuanto es única, en su unicidad.

   Por lo cerca que alguien esté de realizar su unicidad en la adultez, esto puede ser puesto como una carencia, desde la consideración de otras personas, y así también por la persona puntual considerada -como un déficit en su realización-, disvalor que puede no ser tan aútentico, pero que pesa interiorizado desde el dominio de la calificación externa carenciadora. Ya que puede ser mal vista la unicidad como soledad deprivada, o considerarla, más vale, como una situación particular con sus virtudes, dependiendo en gran parte el buen o mal registro, de la aptitud auto asertiva y del estado emocional de la persona (4). Y hasta pudo darse, que el estar la persona en soledad, proviniera, en parte, de haber aceptado por demás una orientación desde fuera. Y que las limitaciones de la segmentación socio-económica y cultural influyesen, en su historia personal, frenando su comunicación y el desarrollo de una historia de vida más compartida. Pero al mantenerse este compartir como un horizonte, queda ponderada en su virtud la soledad, pues no es un fin en sí misma (5). En otras palabras: “Some solitude is essential; It gives us time to explore and know ourselves. It is the necessary counterpoint to intimacy, what allows us to have a self worthy of sharing” (ESTROFF MARANO).


   3): Hugo Lerner, dice de un lugar posibilitador, donde se permita “tramitar situaciones nuevas permitiendo al sujeto desprenderse de sus objetos y vínculos pasados y presentes que llevándolo a la repetición posicionan al yo defendiéndose y luchando por desprenderse de esa historia que lo aprisiona y atormenta”; se refiere a la práctica psicoterapeútica, en un trabajo inédito. Fuente: – http://www.fundep.info/pdfs/jornada20-10/ponencia-glasserman.pdf

   4): “la visión de la realidad se modifica en función de la emoción que estemos sintiendo” (ARMANDO).

   5): “la búsqueda cognoscitiva y amorosa de cada persona se dirige siempre hacia un futuro encuentro interpersonal” (PIá TARAZONA).



   C) Caminando conductas claras, así se puso uno solo en ejercitar su propio buceo personal co-existente e intimista. Y, …¿como conciliar consigo este crecer y así caracterizarse, en la apertura hacia adentro? Cabría responder que un intento pudo ser como escritorcito entre noches y días, buceando luego en la fabricación de letrajes, leyendo las obras de otros, co-existiendo y abriéndose con ellas a la conversación (6). Luego, no sólo con los textos se departe, sino también con gente, la aguantadora que algo estima lo que uno hace. El entarimamiento de seguridad para estas aperturas, se apuntala con otra apertura, la que va hacia otra interpersonalización, la que co-existe en esta parte, con las fuentes de comunicación, que sólo una Inteligencia Perenne y Suprema puede viabilizar con uno (7). O sea, …con la Suprema Razón Creadora -y hasta ahí nomás puedo apelar al Propósito Inteligente en el que creo-.

   Este andar, que es un asintótico movimiento hacia el futuro, se hace con tranquilidad, por saber la cercanía de las almas. Cercanía no debida a esfuerzos de búsqueda, sino por darse cuenta de cuan inevitable es estar en contacto, y contacto también con la fuente de la existencia, para que por Su Virtud, estemos con las compañías realizadoras, las que alejen las duplicidades de las personas, con el regocijo en la visión participativa vinculatoria (8)… Así la Soledad no es tal como la quieren pintar, sino que tiene los remedios de las compañías naturales y las aperturas maravillosas en lo circunvalante, para cada existencia en su propiedad y constancia, con un ejercicio para el conocimiento y la claridad (9). Con salud y vigor en el alma, así tratarse a si mismo; y estando apartado con el mayor respeto de lo común y trivial, cada día separado descubrir la ley de cada día, ley que conlleve espiritualmente a una verdadera armonía (10). Es entonces cuando la buena soledad no es sola, sino reveladora de cuanta soledad solitaria tiene el mundo (11).


   (6) “…si uno avanza confiadamente en la dirección de sus sueños y trata de vivir la vida que ha imaginado, se encontrará con un éxito inesperado en las horas comunes”. (THOREAU), p’ 319

   (7) (PIá TARAZONA).

   (8) …”Pero no hay palabras para una materia palabra y visión pura, como un bloque de evidencia. Imposible objetivar”(…) ..”Sí, se sufre de a ratos, pero es la única salida decente… El ..hedónico no es más que un voyeur… Hay que tenderse al máximo, ser voyant como quería Rimbaud… (CORTAZAR), pp’ 373 y 434.

   (9) …”Dar testimonio, luchar contra la nada que nos barrerá. Así quedan todavía en el aire del alma esas pequeñas cosas…” (CORTAZAR), p’ 377.

   (10) Se nos cuenta de un halcón en vuelo jovial y danzarín: …“Parecía no tener compañero en el universo –revoloteando allí solo-, y no necesitar ninguno… No estaba solitario; lejos de eso, toda la tierra parecía solitaria debajo de él”. (THOREAU), p’ 313.

   (11) …”porque el mundo ya no importa, si uno no tiene fuerzas para seguir eligiendo algo verdadero, si uno se ordena como a un cajón de la cómoda…” (CORTAZAR), p’184.


...en su total soledad sola...

...en su total soledad sola...


   D) El cuerpo en soledad pulsa sus tendencias, ya sea hacia la dimensión del encuentro o hacia el otro polo, el del aislamiento grotesco. El cuerpo se manifiesta en decadencia y desgracia, con oscilación inevitable, por la tendencia de ensoberbecer la celebración de su entidad como cuerpo, en sus placeres sensibles de impresión más atractiva. En ello hay que contar con “la Vida de la Luz en Dios (que) asciende de la carne y genera para sí misma, a través de ella, un cuerpo celestial y viviente, que conoce y comprende a la Luz”… (Pues) “El verdadero cielo está en todas partes, aun en ese lugar donde estás” (12). Y si uno se encuentra en la dimensión terrenal propia, donde está el cuerpo junto al mundo, desde esta matriz crece el encuentro, porque el espíritu de la Inteligencia Suprema allí está escondido. No obstante, si el cuerpo participante lo hiciera desde la fetichización de las sensaciones, por fuera del “movimiento de la vida”, en el apego a las ilusiones tangibles y escindidoras: Entonces la némesis del abismo sobre la tierra nos podría dar la experiencia del cuerpo-muerte, en su total soledad sola (13).


   (12) “Si vamos a entrar en el reino del cielo debemos ser como niños, y no astutos y expertos en el conocimiento de este mundo; debemos abandonar nuestra razón terrenal y rendir obediencia a nuestra primitiva y eterna Madre. Así recibiremos el Espíritu y vida de nuestra Madre, y entonces conoceremos también su morada (…) Te declaro que el Ser eterno, y también este mundo, es como el hombre. La Eternidad no hace nacer nada sino aquello que es similar a ella; así como hallas que es el hombre, así es la eternidad. Considera al hombre en cuerpo y alma, en bien y mal, en alegría y tristeza, en luz y tinieblas, en poder y en debilidad, en la vida y en la muerte: todo esto está en el hombre, y también los cielos y la tierra, las estrellas y los elementos, y por supuesto también el Dios triple (…) Abre los ojos de tu hombre interior y aprende a ver correctamente”. (BÖEHME).

   (13) La potencia dominante empirista del mundo ilusorio, que nos puede escindir del mundo existente en sus relaciones, se define y devela en su proceso, por las enseñanzas de BUDA. Véanse estas premisas en – http://es.wikipedia.org/wiki/Cuatro_Nobles_Verdades -.



   E) Asoma una taza compulsiva, …si hay alguien que quiera beberla, …aunque no es aconsejable, porque está por completo fuera de la existencia natural –taza del orgulloso sometimiento a los preceptos sobre como debe ser la “existencia natural”-

   …Tengamos presente la generosidad de todo gesto, …es una taza repetitiva, una suerte de refugio y de ritual anestésico. No está el brebaje en la existencia natural, porque tal existencia se articula con nexos vivientes, que van cambiando, no se cristalizan. Pero esa taza proviene de relaciones de dominio, de “políticas reales”…

   Mientras que, …nuestra taza, …expuesta a las inclemencias, desprovista de certidumbres, es enjuiciada por no compatibilizarse con las tendencias del “amor político” (14).

   Se busca, se persiste, se le combinan y agregan distintos ingredientes, a nuestra taza. El resultado es resignativo, aunque nos gustaría que sea bueno, agradable. Pero huye todo el tiempo el buen gusto, es fugitivo para nosotros como nos lo es el mundo (15).

   Tiene un sabor imprevisible nuestra tregua sin tolerancias. No nos conformamos con que se la pueda aceptar beber a nuestra receta movediza. Examinémosla: ¿está cayendo bien, tiene algo de vida en si misma, se acerca a algo así como la “belleza”? No queremos que sea fiera, ni exploramos, con ella como máscara; no usamos de ella para seducir con una “libertad” plácida. No exploramos para adelantar con la taza, en pos de cierto “espíritu”, no tiene esta bebida desesperación sectaria, no. Querríamos que fuera libre, sin brutalidades y en el amor, nuestra tacita. Agraciada quizá de muerte lenta, firme y fiel nuestra taza sola, asimétrica, sin complementos de muerte rápida -pueden o no ser tales las muertes- …pero que las hay, las hay, sin repeticiones …Y estaríamos petizos en los agarres de la verdad, contínuas conjunciones y disyuntivas, rememoradoras y de abrumarse al caminar (16) …Si fuese de cremallera encauchada, caminar de conocernos más cerca, en lo que será de tanto así… ¿Enloquecer´ la sociedad colonial?


   (14) Declaradamente, en cada tiempo, sociedad, y cultura hay un “dominio de las configuraciones psíquicas colectivas, …(predisposiciones para actuar de cierto modo) …(Son) los conjuntos significativos de esquemas cognitivos, afectivos, constituídos por aprendizaje social y predisposiciones para la acción(*) …Vástagos del sistema inconciente, que sin embargo están dotados de características de coherencia interna. A esta coherencia no convendría identificarla sin más como coherencia lógica, pues en principio se trata sólo de coherencia argumental”. (MALFé, Ricardo E• J•), pp’ 173, 157, 128.


   (*)El ambiente causa comportamientos, cierto; pero el comportamiento causa al ambiente también. Esto está nombrado como “determinismo recíproco”, por Albert Bandura, quien considera a la personalidad como una interacción entre el ambiente, el comportamiento y los procesos psicológicos de la persona. Estos procesos consisten en “nuestra habilidad para abrigar imágenes en nuestra mente y en nuestro lenguaje”. Bandura conceptualizó desde sus tareas de laboratorio, a un proceso de modelado para nuestras conductas, en el pesan la sociedad y la cultura, a través de refuerzos o incentivos imaginarios, y grandemente por los refuerzos vicarios -i.e.: refuerzos que se reciben al percibir escenas en las que son premiadas personas notorias que se conducen de cierta manera, premio que motiva la replicación de comportamientos entre quienes son público ante esas notoriedades-. Fuente: – http://www.psicologia-online.com/ebooks/personalidad/bandura.htm

   (15) Esta distancia del mundo puede ser un dato sustancial, mas cada hombre lleva el mundo en sí, porque ….“El mundo mismo y todas sus relaciones y acontecimientos son por completo la obra del hombre (ánthropos), que es luz (fóos), del hombre que se desarrolla(*)… Sin embargo, aquellos que se reconocen en él, adquieren por eso un poder. Este poder no significa un principio viviente o una nueva fuerza, sino que sólo es un grado de vida, la semejanza o desemejanza de la vida, (…tal) ente como reflejado, es una conciencia que equivale a la vida, es fóos, y en ella la luz… Cada parte a la que el todo es externo, es al mismo tiempo una totalidad, una vida, y esta vida una vez más, como algo reflejado, como dividida por la reflexión dentro del vínculo de sujeto y predicado, es también vida (zoé), y vida comprendida (fóos, verdad). (HEGEL).


   (*) Los humanos… “se distinguen porque son las únicas criaturas que hacen herramientas con las cuales a su vez hacen otras herramientas, de las que se vuelven crecientemente dependientes para continuar la existencia. Bajo la sección general de herramientas, puede incluirse Ideas. Es mejor, y quizá la mejor, la definición de los humanos, como criaturas que se comunican a través del habla”. (MONTAGú y MATTSON), p’ 176.

   (16) Andar en soledad y con la bruma, …en diferentes culturas, esto de abrumarse tiene otros simbolismos contextualmente coherentes. Para los Mbya del Guairá, en el actual Paraguay, la bruma es fuente de vida y de saber. Los profetas de ese pueblo iban de aldea en aldea, “para anunciar cierto número de cosas. Pues si bien buscaban la soledad y apreciaban el silencio; también sabían mostrarse muy elocuentes…”Tatachina, la bruma, simboliza el poder y el saber creadores, engendra las palabras excelentes. La bruma simboliza la vida y el saber divinos. Equivalente imperfecto de la bruma, el tabaco es el medio de comunicación privilegiado entre los hombres y los dioses, indispensable para toda ceremonia”… (CLASTRES, Hélène), pp’ 53 y122.



   F) Un nuevo horizonte se pueda imponer, distante y en un tramado renovado y próximo de simultaneidades. Fibras simultáneas luminares en distintos estantes, donde somos personas y un poco personajes, escalándonos en la estantería, superándonos y triunfándonos sin candor; porque nada existe causalmente, sino en su relacionarse intersubjetivo y transtemporal (17).

   Pero no seguir, no seguir, para que luego un jubiloso silencio vibre simultáneo y tremole, así impidiendo devaneos y derogando vacuidades. Que el silencio obstaculice la molestia de la reflexión sin ardor, reflexión casi al fin, que está solamente en sus brasas. ¿Será sin flama quizá por el fomento de una dominante mentalidad fatalista, la que levanta incompatibilidades, o porque Dios no lo quiere? (18).

   Pero si fuese de seguir, abramos nuestro propio cuarto, el de los tesoros. Situemos que allí hay Gemas dentro de las gemas aparentes -aún más decisivas y notorias que las mostradoras-, Gemas de creatividad y sutileza, que nos hacen otros de como veníamos, que nos descubren una elevación conjunta con la realidad, y con nuestro entendimiento mejorado, llegando así a recuperar algo nuevo en uno y en el mundo. Y ver en la tarde unos colores que nunca habías visto antes, y así un poco más cerca de la verdad; al soler decir de ella un alardeo, con la impronta de una suerte de vocablos, como taladrando lentamente. Y contar, que no hay ya nada ni nadie amable, si estuviera por fuera del Alma viva, pues… “¿Qué podrá ser más dulce y más precioso que la misma vida?” (19).


   (17) La unicidad de la estructura de una vida se revela en las inmediatas relaciones distinguibles a través del proyecto puesto a funcionar; no de la manera contraria, a través de las explicaciones que reducirían la práctica, la creación e invención en el proyecto, a las condiciones constitutivas elementales dadas en la vida. No es de pensar el mundo ni las actitudes de una persona, por los factores que las condicionaron. El órden cultural es irreductible en un órden natural. Al analizar el punto de vista de Sartre sobre Flaubert, en torno al abordaje denegatorio y reduccionista, dicen R.D. Laing y D. G. Cooper: “This approach is a covered attempt to reduce the complex to the simple, to deny the specificity of things, and to reduce change to identity. The dialectical method is aimed at something completely opposite to this reduction, its moving is one of depassement implying the conservation, but the contradictory terms wich have being depassed cannot account, for neither the depassement itself, nor the further synthesis. On the contrary, it is the later wich illuminates the contradiction and enables us to understanding. What we have to examine and question is the choice wich gives a life uniqueness. Man constructs signs as a being who in his very being is the dialectical depassement of the simple given”. (LAING y COOPER), (sin paginar).

   (18) Una negación puede estar negando, no sólo al contenido de una pregunta, sino al hecho de preguntar; como cuentan las enseñanzas Zen: “Un monje le preguntó a Shao-Shu: -¿Hay Naturaleza Búdica en un perro?-. Shao-Shu replicó: ¡No, (nada de eso)!”. (SUZUKI), p’ 88. Para el practicante del Zen, este “no”, está lanzado como una brasa, para que la sostenga en sus manos sin poder soltarla, trabajando la enseñanza, hasta que quizá de la brasa brote la llama…

   (19) ERASMO DE ROTTERDAM: pág’ 31 de “Elogio de la locura”, Espasa-Calpe-Austral, Madrid, 1979.



   Bibliografía-Fuentes:

   ARMANDO, César: “Inteligencia emocional”, – http://www.monografias.com/trabajos15/inteligencia-emocional/inteligencia-emocional.shtml -, 2004-03-18

   BÖEHME, Jacob: “Confesiones”. Hay recurso en línea: – http://www.scribd.com/doc/4082520/Boehme-J-Confesiones -.

   CLASTRES, Hélène: “La Tierra Sin Mal. El profetismo tupí-guaraní”, Del Sol, Buenos aires, 1993.

   CORTáZAR, Julio: “Rayuela”, Alfa, Colombia-Cali, 2008.
   Recurso en línea: – http://www.scribd.com/doc/7259792/Rayuela-Julio-Cortazar -.

   ESTROFF MARANO, Hara: “Solitude vs Loneliness”, – http://www.psychologytoday.com/articles/pto-20030825-000001.html -, 2008-02-13

   HEGEL, G. W. F: “El espíritu del cristianismo y su destino”, Ed. Rescate, Buenos Aires, 1984.

   LAING y COOPER: “Razón y Violencia, una década de pensamiento sartreano” OR “Reason and Violence”: By R. D. Laing and D. G. Cooper. London: Tavistock, 1964.

   MALFé, Ricardo E• J• : “Fantásmata. El vector imaginario de procesos…”, Amorrortu, Buenos Aires, 1994.

   MONTAGú y MATSON: “El contacto humano”, Paidós, Buenos aires, 1990.

   PIá TARAZONA, Salvador: – http://www.unav.es/iae/publicaciones/caracter_filial.pdf

   SUZUKI, Daisetz Teitaro: “Ensayos sobre Budismo Zen”, Kier, Buenos Aires, 1973.

   THOREAU, Henry D. : “Walden…”, Marymar, Buenos Aires, 1977.

   YUPANQUI, Atahualpa: “Aires Indios”, Siglo XX, Buenos Aires, 1985.


Morón, Enero de 2009 y reeditado en Mayo 2009.       


Internauta: Para Decirme Como Va Esto, Arrimar Un Comentario↓, o Encaminarme Mensaje Por ⇒ “Contacto” ⇐. SEM


1 comentario so far
Deja un comentario

[…] disertacion-no-asolar […]

Me gusta

Pingback por noti-notas-2 « Hipersalenas’s Blog




Son importantes para las Hipersalenas los comentarios, puntos de vista, propuestas; la conversación nos hará bien; usted tranquilamente dígame; bienvenid@.

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s



A %d blogueros les gusta esto: