Hipersalenas


# fusiones-1: ..”repudiada, ..deshojándose, ..fermenta, ..amencia, ..hilvanan, ..estimulativa, ..enfriar, ..cebollas”…

..Fusiones 1:


Estas fabricaciones propias migradas aquí, 
habían estado en una localización Web que ha cerrado, 
fueron ahí desde mediados del 2006. SEM 


 a): Augurio impresionante en un relato: “La Grulla Final”

Unos cuervos que se les aparecieron fueron sus conductores, poniéndose delante de la fila y acelerando el vuelo cuando los seguían, y parándose y aguardando cuando se retrasaban. Pero lo maraviilloso era, (…) que con sus voces y graznidos llamaban a los que se perdían por la noche, trayéndolos a las huellas de la fila“. -PLUTARCO, en “Vida de Alejandro”.

   “Irán de vuelta a sus tronos las grullas, con sus trofeos ellas. No es de perturbarlas; porque sino reclamarían desde sus corvos pescuezos. Y sus gruídos atraerían un atronador escarmiento; el que descenderá sobre quien sea el atrevido perturbador”. –Así dice el maestro KohChihChan-. (Ya antes derrotaron las grullas a un pequeño y nutrido ejército de infantería: No te atribuyas de apropiarte sus trofeos).

   Sigue diciéndonos KohChihChan: “Para el momento del paso, entonces es necesario que pueda hacerse el vaticinio; el del culto con las lechugas. Para esto: Promediar del total de las hojas una cantidad. Promediar también las distintas instancias de conteo. Al operar con ambos resultados, se nos señalará la fecha oportuna para el evento”.

   -Hallazgo, descubrimiento, triunfo; oh la la-. (Día de la lechuga, ola posible, que nos tape y abisme, o un bello ‘hola’ de la chula). De todas formas habremos de cobijarnos, bajo el tapiz de las acordonadas plumas de grulla. –Con esta certidumbre, ¿cómo continuar abominablemente?-. Se mueve esta línea, hacia donde las grullas quieren atracarse con la lechuga. Pero… observemos un man-grullo en la línea en curso, línea X. ¡Oh el mangrullo! Al avistarlo se detendrán; no continúa el atracón de las grullas.

   “Para grullas, lechugas y la lechuzeada, está supuesto el mangrullo como algo superior, de altísima jerarquía inferior repudiada; así lo consideran y admiran. Mirador del man-grullo, en su elevación abominable de renegar. Que pueda debajo del mangrullo la grulla señalada salvarse, asolarse con el pero-grullo del renegar. Desde la posiciones anteriores se podrá vivir entonces una tranquila desesperación. No buscar ya la lechuga vigilada del man-grullo”. (La mansa grulla, con no abrumarse juega).

   “Porque en tales conflictos, sin lechuga, buscan las grullas pasarla bien con las lechuzas. Por ello, noblemente miserables, ascenderán al campanario; deshojándose los grullos de las lechugas, plumas en ristre. Y luego, ya con el buho, lechuzo tañedor de campanarios; la tribu grulle y escribe con sus plumas, de los canutos: Escriben mensajes de invitación para el evento. Estarán congregados allí plantas y plumas, lechugas y lechuzas, grullas, grullos, somormujos, grajos; con el autor del Invhentho. Y estará tu maestro; el que elegiste: KohChihChan. Acontecimiento del grullismo ahí”.

   -Desemboque desbocado de los invitados en el hemiciclo; adonde podrían intentar imprudentemente una despedida. Aunque ya no hay corazón para ello. Solamente para una maceración de lexemas entrecruzados, que vienen de sí alegres, con presentimientos aportados por las joviales plumas de invitación-.

   Fermenta el evento: Echado a rodar, audible: Rodante la agregación de rodar y sumarse a los lexemas otros más: KohChihChan agregado en la línea del borde: Movediza la línea: -No Ñañe; No Gruña-.



 b): Un estudio narrativo.

  Resúmen: El personaje “Oteador” encuentra una literatura que lo sorprende, tan así que es como si las palabras le arrojasen contenidos que le agrumaran la mente. Los dichos son desestructuradores con las opiniones previas del personaje. Con calma, él vuelve a leer; y va descubriendo un sentido unificador, que le es hincapié para un punto de vista movilizador. Buscará y producirá interpretaciones desde la inquietud concitada por lo que ha leído. Compartirá el Oteador sus pareceres con otras personas, que agregarán claridad superadora y un mejor sentido a la experiencia.

   Versión Original

   En su respiradero, el Oteador mira unas palabras rebeldes que emiten escupitajos. Letras propulsoras, tipo guanaco, escupen buen aroma a veces. Y otras veces disparan una gelatina sangrienta, otras letras que escupen poco, pero directamente a los ojos: una luminiscente gelatina concentrada, con tanta luz que ciega.

   Quedó cegado el Oteador; cegado su punto de vista. Quedó totalmente vacuo, a ser amueblado, como una casa vacía. “Quizá este sea un buen punto de vista”, piensa él; “si lo mantuviésemos vacío, sin intentar acciones”…

   Se decide él por continuar la lectura. Resulta que entonces se sosiega y entra a domesticar las letras, amansarlas para que no vayan a escupir tanto. Página de antecedentes sumario mesiánico que va corriendo. De pronto se sueltan los corcovos de la página elegida. Van corriendo las letras atropelladamente, inconformistas. Van buscando una posible salida, no necesariamente la que se pensaba antes, cualquier salida. Y en este encuentro con las palabras, hallar las riendas; lograr una línea maestra, cordón maestro que encontraríamos listo para sostener el pensamiento. Puente colgante del pensamiento acordonado. Puente en el que poder andar llanamente en las circunstancias que mutan; debido esto al contacto con el cable maestro. Cambian a ser un paisaje; las circunstancias como un tapiz envolvente. Unido este tapiz alrededor por un cordón de hilado magistral, inconsútil.

   Ya no hay aquel destejido de retazos. No son aquellos fragmentos; sino nuestro tránsito en un paisaje con el puente y un tapiz envolvente del paisaje y nosotros entretejidos puente tapiz.

   Algo de proseguir deviene de esto, por el acrecentamiento en nuevos sentidos, que desmadejan un decurso para el Oteador, en las siguientes aproximaciones a un entendimiento, para que este crezca. Nuevas lecturas, -postextos en su fondo-, establecen alguna claridad posible, en medio del vértigo con su raudo apremio.

   La vertiginosidad te puede colocar, Oteador, en el filo de la caída hacia la chicha disolución de la amencia. Porque los postextos quieren conversar con todo y con todos hay ese riesgo. Pero los refirmados debutantes oteadores nuevos lectores de lo nuevo, quizá encuentren entendimiento y homeostasis. O sea, un equilibrio para el Oteador; por un lado con las palabras anteriores; por otro lado, con cada vez más visitas fugaces, atisbos de búsqueda, encuentros algo más largos con más novedosos textos y sentidos. Tiempos que se prolongan cuando ya están amansados, que casi no le están escupiendo.

   Con los textuales nuevos, entrarle a una conversación; que puede deprimir de hacerse charla. Pero sólo la individualidad se deprimiría. Puesto que al conversar pondríamos a los tejidos en actividad; y nos haremos más orgánicos, más un tapiz del mundo, más terrenales que nefelíbatas. Y estos mensajes intercambiados en que nos asumimos como lectores que generan postextos y nuevas lecturas, junto a los sentidos previos, nos dan crecimiento en una aglutinación por lo alto de los individuos. Podría ser que surjan más novedosos y fugaces pre-textos, que harían crecer un sentido compartido, con el que indiquen al crecimiento de cuestiones para con las circunstancias y sentidos previos.

   Los nuevos mensajes aparecerían enmascarados por una complejidad de fusión, pero señalando los peligros del “sentido común”, conformismos y placideces individuales; realmente atentatorios para el paisaje y su tapiz. Peligro, para los que hilvanan un sentido real, con ellos desde el puente. Peligro de amenazas desde el vértigo, para los aglutinados con el Oteador, juntos en un sentido compartido más cierto, andando en el puente, invitados a envolvernos en el buen sentido del tránsito con el tapiz. Invitación a la coalescencia, para transitar por un cordón urdido, sedación estimulativa, indicios más bien ciertos de ir contrariando a la fugacidad, persistir en la cuestión, fascinarse de entendimiento, consolidar el tapiz, urdir fortaleza en los hilados…



 c): De verificación

Si llega a acontecerte algo que ↨ pueda llegar a provocarte ↨ llanto;sería conveniente enfriar las cosas ↨ para que no te afecten mucho ↨ y las puedas manejar ↨ más tranquilamente.

Yo te recomendaría una abducción* ↨ de esta experiencia hacia otros ↨ campos de tu interacción ↨ con el medio y las vidas.

Un caso testigo es el de las cebollas.

A estas nobles y saludables hortalizas ↨ las pones en el refrigerador ↨ un par de horas a 5ºC antes de cortarlas.

Y cuando las enfrentes ya enfriadas ↨ para manipularlas y cortarlas; ↨ verás que la operación ↨ es mucho más inocua ↨ para las regaderas oculares.

Yo te recomendaría una abducción* ↨ de esta experiencia hacia otros ↨ campos de tu interacción ↨ con el medio y las vidas.

* La extrapolación o corrimiento de un concepto o procedimiento desde un marco donde se emplea hacia otros contextos, es denominada como “abducción”.



Página publicada en 10 de mayo de 2009 ;
Última edición por Sergio Edgardo Malfé el 2014/11/16. 

Anuncios

9 comentarios so far
Deja un comentario

[…] fusiones1 […]

Me gusta

Pingback por 31-un_turisteo « Hipersalenas’s Blog

[…] fusiones1 […]

Me gusta

Pingback por 65-otraparte « Hipersalenas's Blog

[…] fusiones-1: ..”repudiada, ..deshojándose, ..fermenta, ..amencia, ..hilvanan, ..estimulativa, … […]

Me gusta

Pingback por cuando por acostarme: …”producirse, ..decencia, ..auto, ..pared, ..corriendo, ..mirar, ..transversal, ..cacerías, ..gamakiatsën”… « Hipersalenas's Blog

[…] # fusiones-1: ..”repudiada, ..deshojándose, ..fermenta, ..amencia, ..hilvanan, ..estimulativa, …. […]

Me gusta

Pingback por circulacion-retrotribal..: “:preponderarse, :cordialidad, :evidentes, :bailarines, :demanda, :múltiples, :ensayar, :disfrutables”. . . « Hipersalenas's Blog

[“Un grumo vaporoso”, y “piedra gelatinosa”, mencionando en una entrada esas semejanzas, referidas luego con la acción de las letras en .. ] b) Un Estudio Narrativo en estas # fusiones-1: ..”repudiada, ..deshojándose, … [..Desde Buen Provecho, tal enlace.]

Me gusta

Pingback por buen-provecho:..”escenario, :polvoriento, :desenvoltura, :espalda, :recordemos, :generar, :portafolios”.. « Hipersalenas's Blog

[Enlazando desde las líneas que dicen: “que él aporte constructivamente su esclarecimiento; lo puede hacer porque entra en valor su propia existencia personal.” ..] ..Hacia éstas # fusiones-1: en la § b): Un Estudio Narrativo [..Desde “La Senda de su Luz, Pato“]

Me gusta

Pingback por senda pata su luz: …”recibe, ..tendencia, ..conducir, ..conocimientos, ..escuchen, ..todos, ..fuente, ..proceso, ..apodo, ..artesanal”… « Hipersalenas's Blog

[…] Flosie Peters… “Voy a dejar que sigas sintiéndote una titiritera…” …entrando a descubrir las puntas de un dibujo oculto en el […]

Me gusta

Pingback por noti-vistas-hora-lucero « Hipersalenas's Blog

[…] Un estudio narrativo […]

Me gusta

Pingback por cabello-castanho: “..pacto, :baldío, :seguir..” | Hipersalenas's Blog




Son importantes para las Hipersalenas los comentarios, puntos de vista, propuestas; la conversación nos hará bien; usted tranquilamente dígame; bienvenid@.

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s



A %d blogueros les gusta esto: