Hipersalenas


pomberada / “..maniatarte, :adosado, :dibujitos, :dulcidas, :relato”..

 Pomberada (*)

Contiene un pegote jaleoso, el interior de un tallo de palmera ahuecado todo a lo largo por dentro, una mezcla carragenada de palomas de laboratorio con jengibre; ocultamente está así predicado ese menjunje. Pobrecitas: hacen un relleno columbar embutido y picoso. Aún siendo científico, este puré de palomas se aparenta, aj, con lamparones neuróticos, que derraman fluorescencias tornasoladas. Y por más que te parezca comestible el penoso postre, ¡no podrán tus manos de dibujante hacer el dibujito!, aunque lo intentes.

   Gotonea el dulzor trucho, por medio de un grifo indecente sin arreglo y adosado al estípite contenedor. El dibujito no saldrá. Pues el plazo viene, aunque tengas tú decidida una elección que implique el desconsiderar cosas así: Que novedosamente estén fluyendo fuera frondas hijuelas de plumón verdoso. Este vil gotoneo azucarado provoca comentarios en alguien que se te ha cruzado; es una figura sonrisera que despliega su género polleril de la manera más imponente. “¡Está buenísimo!”, dice la ostentosa dama de ojos negros. ¿Viste?..

   ..Sus afecciones tienen expresión bordada o estampada; tales son las formas laboriosas y constantes con que ella interactúa. Sumamente gráfica, veloz y apasionada, no deja jamás de lado su “bredorja” (así llama a la aplicación de sus procedimientos). En movimientos muy rápidos y precisos, busca ahora maniatarte con las finas hebras de sus labores. Las fastidiosas ataduras de esta dama, son en principio nada más que simbólicas. ¡Sin esfuerzo puedes deshacerte ya de ellas!, antes de que vayas a encontrarte efectivamente maniatado para otros dibujitos.

   Tu voz ha de resonar con ecos incumbentes y catedráticos: “¿Viniendo vos de paisajes tan bonitos, ¡oye!, por qué te encierras en la confección de estos rituales?”. Puede dejar de mostrarse contentísima, y tal vez te escuche ella, cuando le emprendas este intento que quizá valga la pena.

espinudibujo

«..las dulcidas y amenazantes inclemencias hayan de estar sanadas..»

   Por ahí, ..si la haces reflexionar y la convences; si otra gente “bredorjera” circunstante no la atosiga -de fondo son buenas personas-, si no le insisten para que te dé condena ella por tus palabras: ..Marchará junto contigo; dándole buen tiempo los dos a los buenos cuidados. Marcharán por ámbitos canoros que no tengan ni palmeras destruídas ni pajaritos hechos bolsa. Ojalá que para entonces las dulcidas y amenazantes inclemencias hayan de estar sanadas, convertidas y transitables; en lo que será.. ¡una débil victoria verdadera!


«¿Y los caballos? Mi problema con los caballos es más espinoso, una de esas cosas que se quedan clavadas toda la vida en el alma de una persona.» José Saramago, Las pequeñas memorias.



 (*) Nota: Está adoptado para darle título al relato, el nombre de una figura sobrenatural de la cultura popular en el área argentina de influencia guarani: El Pombero, amigo y defensor de los pájaros y la naturaleza. Por más información pueden verse fuentes externas:

Forma en que actúa El Pombero, artículo en WikipediA.
 
Describe el Pombero en WordPress.Com, “Mateando con Paco”.
 

Sergio Edgardo Malfé

Morón, Prov. Bs. Aires, Argentina, mayo de 2013.   

Anuncios


cabello-castanho\: “..pacto, :baldío, :seguir..”
2013/03/07, 8:55 pm
Filed under: agua-en-vasos, Cuentos Breves, Narrativa, Poesía | Etiquetas: , , ,

Con cabellos castaños


8 de marzo, Día Internacional de la Mujer.

   “Se constituyen hechos punzantes, desde que además de baba de caracol, el roce con unos glifos diabólicos soba la sutura que ha hecho lateralmente la máquina estimulativa”. Todo esto lo ha puesto por escrito. El texto no aparenta como que vaya a interesarle en lo más mínimo a ellos, que han decidido darle muerte al Pacto, ellos, ..¿puede ser necesario corregirlos, que ellos se hayan equivocado? “Esta es la plata para el funeral”, escribió en el sobre. En el papel dentro declara, que por pontón interpósito contactará el séquito al territorio gobernado desde Ipiribita. “Allí arriban regularmente con desplegados velámenes las naves que provienen del Zólon”. Continúa con que So es un puerto natural; dice que hay una punta y hay el resguardo que provéen otras partes de terreno emergente. Está atendiendo ahora el comercio, y mientras ve a los clientes, mueve las fichas sobre su tablero. Y está arribando el otro personaje, trae un hediondo cartón de jugo de frutas en las manos, no nos oye; es Liamagiore, quien le ha pagado las cuotas, mes a mes, para la construcción sobre el baldío subterráneo; por encima la casita prefabricada se le ha demorado. Pero no va a seguir con ese empleo, también escribió eso. Comentando estuvo en el márgen: “¡Voicí L’Ithachiest!”; cómo si algo nos tuviera algún sentido. Comentó y comenta; y bebe, investiga la transparencia de los vidrios al dar vuelta los vasos con trago, la investiga permanentemente: “Es una situación jodida”; y bebe mucho.


«Mejor quedarme quieto. Todo instinto como el pájaro sediento que hizo salir agua de la jarra echando guijarros adentro.» James Joyce, en Ulises.


Desde «Con cabellos castaños», Hipersalenas relacionadas.
 
La escribidora, señora de la disfonía
 
Agujero Tutorado, ..”lo que cuenta la flaca”..
 
Un estudio narrativo

 Sergio E. Malfé
 Morón, Prov. Bs. Aires, Argentina, marzo de 2013.



enroscamiento\..: “..declararlo, ..correalidades, ..llegar, ..tratativa”.
2012/12/01, 9:21 pm
Filed under: agua-en-vasos, Fusiones, Poesía | Etiquetas: ,

Enroscamiento Grafiquero


«La mente, que es el nombre, la palabra, la memoria, puede funcionar sólo en el campo de lo conocido; y lo desconocido, que es desafío de instante en instante, es resistido o traducido por la mente en términos de lo conocido.» Jiddu Krishnamurti

   En mis tecleadas se me ha brotado un atrapador enroscamiento aglutinante; No he de intentar con esto el darle explicaciones (las tengo firmemente contraindicadas por gente sapiente); Pero habré de declararlo, pues no hay costumbre para correalidades semejantes, ya que es difícil que cosas así salgan por TV; ..¿Será esto el ícono de un solaz autodiademoso, de una gratificación que estas vueltas fugaces pretenden en sus dobleces? ..Vaya siendo quizá mi captación del hecho como un posible arreglo transitorio.

captación del hecho

«..vueltas fugaces..»

   Entonces se pone fe en el arreglo transitorio y construyente, para llegar luego a la tratativa de un despliegue por venir: ..Intentaríamos rearmar con la suma de esbozos una comunicación que informe lo que se ha captado.

no hay costumbre

«..suma de esbozos..»

 
-¿Rearmar tal vez los esbozos en una continuidad de ciclo?-
…Y sí, ..si ello nos hace más completo el aprehendimiento, ¿por qué no?.


«..nos es necesario volver a descubrir la figura del mundo percibido mediante un trabajo comparable al del arqueólogo, pues ella está oculta bajo los sedimentos de los conocimientos ulteriores.» Maurice Merleau-Ponty


   Sergio Edgardo Malfé
   Morón, Prov. Bs. Aires, Argentina, diciembre de 2012.   




sin-caidas-lo-mismo
2012/10/12, 4:36 am
Filed under: agua-en-vasos, Poesía | Etiquetas: , ,


Octubre 13: Dia Internacional para la Reducción de los Desastres  • I R 


Aunque sin caídas, lo mismo..


«La apariencia del vicio es un peligro ínsito en toda virtud no comprendida.» José Ingenieros


  ..Todos se van a dar cuenta; ¿haré semejante anuncio? Ya tomará nota usted: los noveles peligran con el abismo rotador.
  Si usted viese que esos estrenos pueden caer, y viese al arbol de fuego con ojos que nos miran; eso no es cómodo y tranquilo, ¿o mucho me equivoco, ..no?..

betabel rebanado que en el abismo rotador huye del fuego o cae del arbol, vaya a saber

Un Esfuerzo Serenador

  ¿Y aquello que mi cuadernito ilusionaba?: Una noche en concreto cremosa, por las cámaras oscuras; ¿Se equivocaban los huraños tanto?

  (Esos anochados de pasteles, los huraños, servíanse arideces, que el rotador las barquillaba, como algo seguro y rutinario).

  ¿No nos pasa lo de antes? ¿No era antes riesgoso, o a eso sólo lo pensaban en la urbe? ¿Es que ya no hay ningún riesgo?  .. ¡Oh, bueno!; si así fuera: ..¡benéfica emoción reparadora!: un poco abuñuelarnos como niños, en nuestro ir y venir. Pero fijarse un poco: el rotador.. , ..tal vez escupa miasma degradante; así de acomodado, que anonimice, plastifique, emane atontamientos, insulte; pobres chicos; ¡Usted!
  Aunque sin caídas, lo mismo de la situación mundial, y el cumplimiento de esta conversación, lo mismo peligran con el rotador; oficiemos semejante anuncio: ¡Usted!


Sobre el tuteo escribió Roland Barthes: «..se corresponde con todas las conductas de huida, cuando un signo no me gusta, cuando el significado me incomoda, me desplazo hacia lo operatorio, lo operatorio se convierte en censura de lo simbólico, y por tanto, en símbolo del asimbolismo.»


 Enlaces Relacionados con este post:
Articulo sobre Roland Barthes en WikipediA  • IR
Sobre la significación de cumplir con los tiempos de la manera más operatoria, acelerada, y pragmática: poema-concreto «rumbos representacionales»  • IR
Es muy difícil no cumplir cuando la respiración manda: Un poema concreto sobre la función conativa del lenguaje, a pulmón  • IR
¿Querrá usted leer «Arbol De Fuego», de Alfredo Espino, Poeta Salvadoreño?; en WikiSource  • IR
Frases de José Ingenieros en WikiQuote  • IR


 Sergio Edgardo Malfé
 Morón, Prov. Bs. Aires, Argentina;
 Octubre de 2012.


Tal vez usted pueda encontrar un poco más de contenido por debajo de los anuncios que ocasionalmente aparecen.
Perhaps you may find some more of content below the occasionally shown ads.



descalzos-sandalieros:_”..asumirnos, contándolo, navío, acercarnos, aturda, enervantes, silencio, devoto..”
2012/09/02, 4:40 am
Filed under: agua-en-vasos, Cuentos Breves, Narrativa, Poesía | Etiquetas: , ,


El 4 de septiembre de 1965 fallecía Albert Schweitzer: «Todavía no conocemos la magnitud de nuestra miseria intelectual… Cada vez más se aceptan como propias, opiniones ajenas, sin someterlas al propio juicio, sólo porque son aceptadas por la colectividad.»



Descalzos o sandalieros


   Nos disponemos con planos proximantes, somos personas atentas a las alergias marítimas que nos aquejan. Al asumirnos como requechos generales playeros, hemos de conducirnos reglamentariamente en el balneario, con acercamientos al verdor conciso del rincón más amplio. Porque sino tenemos nada roto, pero igual nos duele, y ya nos vió el traumatólogo; vamos a pescar: ..que debe ser una alergia, embargo empastado o empantanado.   


   Ya establecidos en el límite dialogal, ..listos, ..hemos de estar como para ir contándolo, suave y tranquilamente, este acceso nuestro al cuadro costero. Lo comentaremos muy seria y consideradamente: Es apunte de puntas fareras, murmuroso de estruendos eólicos: Nos ocupa y nos hace sentir, requechos generales, en altos valores, que si bien salobres, no son por eso antídotos impalatables ni inenarrables; encuadremos los temas:


   Es dirigente espiritual bien tostadita, la rubia monumental con su top de liqui-liqui mínimo, por su lado, que está raudo. Y están, por un lado previo, cada cámara flotante por separado; se evidencian sanas y fortalecidas, todas ellas sopladas en sus aptitudes normales. Son estos los valores en tema, y se avaloran ambos como necesidades oceánicas, por bocaditos notables, pertrechos de barlovento, fuertes y diferenciados.


Por otro lado están quienes quieren algunos, requechos en acceso, resaca entre nosotros, concretamente en cuadro. Pero antes que hubiéramos venido, en aquel sotavento ya se les habían suministrado a los queridos, importantes requechos, ¡oscuridades fulminantes de las rompientes!, por su elevada cultura surfera, y sus pasiones malacológicas artísticas y creativas, en suma conversación didáctica. Y entre otras cosas, si fuéremos a seguir los temas: ¡la arena!, nos da anclaje de tormenta en nuestro estar de paso y descalzos, o como residentes y sandalieros.

escultura

«..la maqueta total..» / Obra de Victor Vasarely; Img Commons.wikimedia.org; Foto de Váradi Zsolt.


   Se pueden constituir así temas en continuidad pescadora, que se aspectan como un taraceo calafateado en un armazón de mosaico replicante. Requechemos esto hacia el paquebote de desembarco, y accedamos por su rampa de proa al navío que ha hecho tierra aquí: Está pomposo y ceremonial, con flores y altares exquisitos. Vemos, al asomarnos por su rampa, piezas de revestimiento a bordo de este penumbroso buque, piezas que nos han maquetado desde un paraje técnico: Este empastamiento navegante nuestro es réplica de aquel. Pero inmediatamente, sobre un elemento de la maqueta total, ejercen incursiones con manos enguantadas; tres o cuatro Profesantes y Sentimentales, son los Internos de la Nave Catedralicia. Intentamos atisbar lo que se está haciendo. Los Internos reparan en nuestra presencia ahí dentro. Y tras los saludos rituales nos lo advierten: “Estamos muy ocupados en un trabajo muy interesante”; ..y de veras que en lo oscuro se entretienen mucho.

entablamiento

Tenemos que plantearles un motivo, para acercarnos, porque queremos entender eso que hacen los catedralicios: “Querríamos firmar el libro de visitas, por favor”.
Se yergue entonces con mucha cortesía uno de los profesantes. Con llave en mano, nos conduce hacia la vitrina; y nos pregunta con voz preceptora: “¿El grupo ha venido para la procesión; o quizá encontraron interesante nuestra náutica?”. Le estamos respondiendo todos unánimes con movimientos de cabeza asentidores, al andar; pero estamos pudiendo observar el trabajo al pasar: ¡Se ocupan sobre un equipo de sonido, un megáfono del siglo pasado!

   Como suelen hacer los talleristas versados en electrónica; estos profesantes se están abocando, con las herramientas convenientes, en el rearmado de ese amplificador portátil. “Por casualidad, ¿están haciéndole una compostura a ese aparato?”.

FlotanPorEstriborAhora!

   Sonríe irónicamente nuestro guía al respondernos: “Bueno, ..algo de eso, ..estamos preparándolo por encima de lo que daba, para que aturda. Debemos hacernos oir en la procesión”.. Enseguida nos va a poner al tanto: Se acercan las Jornadas de Inicio del Tiempo de Adviento. Las Jornadas y la procesión inaugural son ecuménicas. Entre otros sectores de la fe, van a participar los miembros de “La Renovación”; ellos irían a estar también en la marcha de la costanera.. “Con sus palmoteos, danzas y costumbres cantantes estentóreas”… Esto nos sopla sentimentalmente el profesante, al tiempo que introduce la llave en la vitrina, dándonos cuenta …

   .. Por eso preparan el megáfono: para que las oraciones y cánticos catedralicios tengan mayores intensidad y volumen. “Son como gaviotas; tenemos que hacernos oir por sobre ellos; con sus gritos de sanación, se hacen a veces enervantes”.. El crucerista religioso nos lo ha expresado sentimentalmente. Le entendimos; y se lo comentamos: “Esos posesos pueden coparles la procesión con las fanfarrias de sus fervores expresivos, tan sonorizados y vehementes como son, tan triunfalistas. Por eso ustedes se pertrechan”.. No confirma del todo bien el diálogo nuestro allegado; se nos ha puesto bastante protocolar, al apuntar con un dedo sobre las páginas del libro de firmas. 

FirmarEntablamientoAhora!

En el hecho mismo nos aclara: “Son caminos de emulación; la mar nos predispone para el silencio; queremos apelar aquí, como navegantes, a la meditación, en una procesión ecuménica que sea también calma y concentrada”. Y esto nos hace acordar.. Al devoto se lo informamos:


   ..¡Cuanto de interesante puede ser todo esto para uno de los requechos!.. “Él es tan calmo y concentrado, le decimos LaOstra, pero con todo cariño”.. ─ “Debe estar ahora en la punta de la escollera, y meditando; tan apasionado él por los efectos de sonido, mire..” ─ “¡Es así!, tanto, que casi siempre sostiene distintos caracoles junto a sus orejas, y se pone hondo..” ─ “Pero ya mismo se lo vamos a contar; sin demora; los progresos tecnológicos son aceleradísimos, usted entenderá..” ─ “No podemos tenerlo a aquel sin saber esto, tiene que ver el megáfono”. Con prontitud hemos dado vuelta boca abajo el libro de visitas, nuestra salida por la rampa parece realmente la de un desembarco militar urgente.



«Nunca por un momento dejemos de lado nuestra desconfianza de los ideales establecidos por la sociedad y de las convicciones que son guardadas por ella. Sabemos siempre que la sociedad está llena de locura y que nos engañará en lo que respecta a la consideración del significado de la humanidad.» Idem.


 Dentro de esta Blog Hipersalenas: contenidos relacionados con el de Descalzos o Sandalieros:
Seguimientos junto al mar: [ I R ]
Predicadores, en un proyecto de intervención coordinado desde un buque: [ I R ]
Desórdenes ambientales en el vecindario marítimo de Costa Dulce: [ I R ]
Vacacionista solitaria queda sin habla en las playas de Vidocéano: [ I R ]
Un comportamiento aparejado, y a la vez silencioso, en su senda: [ I R ]


Sergio Edgardo Malfé
Morón, Prov. Bs. Aires, Argentina; Septiembre de 2012.   


R.S.V.P.

Tal vez usted pueda encontrar un poco más de contenido por debajo de los anuncios que ocasionalmente aparecen.
Perhaps you may find some more of content below the occasionally shown ads.



poema-litros\: “..operario, ..bidonzuelos, ..detenidamente, ..bidonga, ..blancuzca”..
2012/05/13, 8:25 pm
Filed under: agua-en-vasos, Poesía | Etiquetas: , ,

   Albergadores de Litros

Sombras tengo de almas hondas
que nacen por mí y se alejan
diminutivas de un beso
que no da mi inteligencia.

Emilio Prados  

 Veo bidoneando a todos en mis trancos, y al operario,
 con sus mazazos chicotes; él bidonea tronco y solo,
 se le ha puesto en su bidón, muy mocho el gel dentro.
 Son otros casos del bidón, esos del mendigaje:
 “¿Para qué me va a dar?; Déme algo”, dice y lo destapa.
 Otros de los modelos llevan flecos holográficos,
 con los cuales, si se animan, se levanta un buen revuelo;
 Y olea el canto de los bidones medio llenos,
 desenroscado se vierte en los altos lomosos.
 Por su gusto se le empastan a un bidón ávido
 plumas, de sobrevuelo rondante y translocador:
 cachapún serenante de fluídos bidonzuelos,
 cachapín cachapringues de sus marchas pujantes.

celestes-gris-blanco-negro-opart

«..con stickers..»

 Si tuvieran el fomento de cría suficiente, que
 las modas ahora dicen colorearlos por dentro,
 o con stickers, y pasearlos como a perros;
 muestran su status si en tropa, suma de bidones.
 Asimismo en las bidongas, detenidamente:
 Si enmantecase ella el sesgo de una esquina aguda,
 bidonga ahí relumbra en su oscurecedor revuelo;
 y el bidón resalta emblanquecido y de carmines.
 Con ChaChanel de China, Bidonga hizo su emisión:
 gata del dinero, pared a medias blancuzca;
 su gong caderongo en el islote basurero,
 nada más es tajo verde, y hay motivos, Bidonga.

MÍNIMA flor. Quieta estancia.
La que el pensamiento busca.
Ultima paz donde el tiempo,
desbaratado, se ajusta.

Aut. Cit.  


  Sobre el poeta Emilio Prados, de quien tomé prestados los epígrafes:

  • Un artículo en WikipediA [ IR ]
  • Sus poemas completos -Sitio estatal universitario de Georgia, USA- [ IR ]


  Sergio Edgardo Malfé

Morón, Prov. Bs. Aires, Argentina, mayo de 2012.   



manitas/ …”perseguida, ..acude, ..reverbero, ..entender!, ..silenciosamente, ..crimen”..
2012/02/18, 3:24 pm
Filed under: agua-en-vasos, Fusiones, Poesía | Etiquetas: , ,


Manitas Poéticas

«..a veces hace uno bien con el simple hecho de ser la única persona buena en un mal sitio.» G.K. Chesterton, en “El candor del Padre Brown”.


Estas líneas apuntan a construir con palabras un proyecto, como actualización espaciotemporal del concepto de una improbable existencia unida: voluntad puesta, necesaria ante este mundo tan real en el que estamos; el cual es contrabandeado, y más ilusorio que cierto; ¿lo sabemos, no es así?.. Ya que antes hemos dado estos pasos nuevos de hoy..
..El prolijo enunciador rastreó y rastrea, al mismo tiempo que el soñante imaginativo se adentró; se adentra en una crítica perseguida. Preguntas como las de un pez ciego que se desvive, en el intento de ver a través del vidrio de la pecera. Y pregunta uno al sentir la música de armónica: ¿En cual de los mundos está, la puerta que debo yo abrir, para entrar en el mundo que acude al recitado de esta obra?.. En la sala lírica, los tenores se han de morder la lengua, las sopranos heladas castañetearán sus dientes. La gente más joven triunfalmente atina incierta en los ascos alegres con su viento derrotado.

dibujo_pluma

«..unos movimientos saludadores..»

Entró la noche tempestuosa a la sala iluminada. El horizonte negro se ha filtrado por alguna rendija. Siempre quedará una grieta ubícua por donde penetre la oscuridad, y lo aclare al reverbero hipócrita de la luz fatua. Son muchos los resquicios, imposible cubrirlos todos. Es certera la claridad del negro horizonte, aunque su fluida negrura un poco nos empape. Y así mojado, me doy cuenta de unos movimientos saludadores en una piedra grande é inmovil. El estado de las cosas ha cambiado: hay diferencia. Que algo cambie ahora, es imposible; y en intentos de comprobarlo: ¡Cuán diferente es lo que tengo yo para entender!
Son temas sencillos para aprender, pero no es sencillo aprender esos temas: Aprender la sencillez es lo más dificil que hay. Por las graderías, todas y una, oigo un jubiloso silencio simultáneo, de fibras luminares unánimes. Hacen una red atrapadora y sonora, voces enlazadas, para silenciosamente encontrarle sentido, intentarlo, a la vociferación acostumbrada de las vidas legales y contrabandistas.
Quizá sean sinceras tales vidas, en su firme orgullo escénico. Y el tuyo quizá sea por experiencia, o tal vez por dolor; quizá estés con ese orgullo por tu indagación tras el misterio de la armónica que te hace preguntas; ¿o el tuyo será el orgullo de alguien desmemoriado? Pero si en esas vidas es inconmovible tal orgullo, pasa a ser entonces una bola de fuego helado que rueda por lo acostumbrado, en espasmos chispoteantes todo el tiempo, y con la costumbre. Es una odisea eléctrica pero pútrida; y eso trae otros problemas:
¿Por qué tendrán que vender embutidos vieneses en la sala, ¡y que les pongan encima cualquier cosa: mostaza o ketchup!? Fauces muy llenas de vacías complicidades ceremoniales. ¡Ah, ..pero por más que se preparen las bandas!.. Su miedo es rebelde. Su sangre carece de nombre; delata sin tránsito, sin sequedad, sin cuerpo, al crímen de los inocentes.
No es cuestión de buscarlo mucho, cerca lo podremos ver, sus gestos tal vez sean por resentimiento y ansias vengativas, pero puede no estar equivocado: El crímen da campanadas cinerarias, alaridos de voz sin aire, campea sonriente en los llantos mortuorios de las maternidades. Rajan la tierra, múltiples fachadas del destino, que se tornan pronto en un sólo vendaje, y por detrás pudiera estar o no el rostro. Y si lo está, su organicidad puede ser propia, pero con otras carnes, otros huesos. No del rostro, sino acoples de una rómbola andante, de una memoria que no recuerda, de una muy buena marca.
Manitas poéticas amuchadas me dedican su espontaneidad pensativa. ¡Vamos a ver cómo sigue todo esto!

«Un error, como el de una ardilla con plumas o un lobo con dientes de madera; no una injusticia, no una mentira, sino una falsedad inverosímil.. la idea de que un ser como él podía estar unido a algo.» Theodore Sturgeon, en Más que humano.



Cómo la literatura estimula el cerebro
INVESTIGACIÓN (en Ciencia.ELCorreo.Com)
La poesía ayuda a entrenar el cerebro


Sergio Edgardo Malfé

Morón, Prov. Bs. Aires, Argentina, febrero de 2012.   

Tal vez usted pueda encontrar un poco más de contenido por debajo de los anuncios que ocasionalmente aparecen.
Perhaps you may find some more of content below the occasionally shown ads.



chaparra-insistencia/: ..”recibir, :vigilancia, :vocea, :entidad, :encarar, :exhibicionistas, :extravío”…

Chaparra Insistencia          

«….era bien sabido que, descontadas las consecuencias judiciales, la gente temía más la revelación de una pequeña mezquindad que la de un crimen.»
César Aira
, en La confesión.

  Los desplegaban,
las circunstantes,
todo alrededor,
los ojos de ella misma;
concentradas todas las miles de miradas, aunque atenta sólo ella,
en enorme número multiplicada y sólo una,
en sus vigilancias blancas, amarillas y rojas, la Todo-ojos.
  Y viendo estaban todos los ojos al señor chaparro que ha impartido:
  “Oscurezca el patio con el toldo ahora; y salgamos sin demora a recibir nuestra honrosa distinción en descubierto”.
  ¿Quién será ése, sino un gajo escénico que se le pudo escurrir a la vigilancia, extraviado y con el atavío de oficina?
  Precisamente atentas todas, circunstantes enfocadoras concentradas,
desde una, la que en redondo se ha repartido
para observar a quien vocea el inconcebible dictámen, atentas todas:
“Oscurezca el patio con el toldo ahora; y salgamos sin demora a recibir nuestra honrosa distinción en descubierto”. ¡Otro energúmeno que se ha brotado en el políptico! Las blancas, amarillas y rojas, lo saben: …
… “Shhhh, ¡todos ellos son replicas!; de aquí a un año, este pequeño especimen iría a seguir insistiendo”.
  Eso mismo está haciendo el extraviado, en el mismo instante: “Oscurezca el patio con el toldo ahora;
y salgamos sin demora.. etc.”. Lo sigue diciendo, panelizándolo en el políptico animado,
hasta es como si buscase su condena definitiva. La tendría, sino fuere a ser como habrá de pasar,
porque interviene el Flaco. Asomándose por la ventana, con medio cuerpo afuera, desde un piso de arriba en el políptico, el Flaco sumará a la escena la Emergencia:
  “¡Ya no hay más coles por las tuberías!; ¡simulacro!; columpien que hacen falta más coles por las tuberías; ¡simulacro!”.
  No tiene el Flaco importancia institucional, como sí la tiene Todo-ojos .. Quien se momenta, ella, con su capacidad proteica y múltiple -ésa que le permite a la entidad continuar enfocando regiamente al señor chaparro-, y puede entonces a la vez, abrir su gran boca para encarar al Flaco y moderarle los dichos: “Hace mucho calor, viejo, dejate de decir pavadas”.
  En ése sentido, además del tórrido solazo, de lo que se trata es del fuego en el patio:
Ella lo está preparando para hacer el asado del mediodía, gran parrillera es Todo-ojos.
Para el Flaco no es cuestión de  quedarse  tranquilo:
  Él ha traido, como regularmente lo hace, la carne para el asado de la parrillera. Y es por éstas sustentaciones cárnicas, conjuntamente con los metódicos dones creativos del Flaco, rayanos con la paranoia crítica, por lo que Todo-ojos no le va más allá en su descalificación. Lo haría, centrándose ella en que el Flaco no cuenta con su misma importancia institucional, y también estribaría su crítica,
en el tiempo lento con que él participa en el políptico animado.
  Por lo demás, Todo-ojos disfruta de las revelaciones que el Flaco le suministra;
ello sucede por una especial disposición contemplativa que él tiene configurada.
  Y es por esta disposición, que el Flaco tiende a considerar como merecedoras de suma atención, a las conductas exhibicionistas. En este caso, el del señor chaparro: ..Por sus movimientos, por el dicho reiterado del especimen, gajo escénico o réplica, es que se ha despertado en el Flaco una empatía por cierto motivadora; no le es cuestión de quedarse tranquilo:
  “Está bien, mi colorina: No me ha salido bueno el invento de los repollos entubados, pero estamos en la panelización, y esto no es un matadero de aves ni una fábrica de pollos; por eso, y en cuanto al señor..: me parece que no tienen que verle nada, ¿no ven que nada tiene?”.

organofilia_[fresno+algas+naranjas+corcho+ketchup]

«..panelización .. pulpitante..»

  “Me interesa saber lo que pretende el Señor”, están diciendo las multiplicadas, mirándolo: “¿Pero por qué vamos a tener que estar mirándolo, ¡qué se ha creído!?”.
  Será lo que sea: condenado anterior, gajo disfrazado, o un energúmeno que a la vigilancia se le ha escurrido, ..sucede que está moviendo los brazos y haciendo giros despaciosos.
  “Casi se podría decir”; ..con su decir contemplativo el Flaco entona: “…Que el señor está pulpitante”. A Todo-ojos se le ha puesto una pequeña intriga: “¿Cómo es eso de pulpitante, Flaco?; ¿estás diciendo que el señor se palpita que algo le puede pasar acá en el patio?; pero no, estése tranquilo, Señor, por favor, que aquí nadie saca los pies del plato”.
  “Pulpitante”, enfatiza el Flaco: “¿No ves, colorina, que el Señor parece un pulpito por como mueve los brazos?..” Le gustó el chiste; está dedicándole Todo-ojos una sonrisa con su bocota al Flaco. Este ve el claro para resolver, sin violencia, la situación del señor pequeño, quien gira y mueve los brazos cada vez con un cansancio más evidente. “Para que no tengas que estar molestándolo con tantas miradas, ¿por qué no le das un aliento con un soplo fuerte?, ..como si soplaras la vela de tu pastel de cumpleaños, con eso lo vas a sacar del sopor -¡también!, ..con este calor-, ¿dale?”.
  La sugerencia del Flaco ha sido puesta en práctica por ésta Todo-ojos,
y con ella se asumieron sopladoras las circunstantes miradoras, todas muy monas.
  Fue como si una nueva sangre aportase hasta en los huesos del Señor en entredicho. Ha tomado el perfil más decidido para reiniciar su marcha, y levantando la frente hace una declaración: “Señora Colorina: lo oscurezca o no al patio, ahora salgo lo mismo, sin demora, para recibir esa honrosa distinción en descubierto”. Y ya se echó a caminar con todo vigor, se  va  con todo  nomás.
  “Yo sabía”, está comentando el Flaco: ..”Era como para andarlo al extravío,
y que nos llevásemos un poco más allá, más allá de su esfera trivial y limitada;
para mi que alguna de las rueditas ha vuelto a su lugar”


«Cuando aprietas el puño, nadie te puede poner nada en la mano, ni puedes tampoco recoger nada.»
Alex Haley
, en Raíces.



 Sergio Malfé – Morón, Prov. Bs. Aires, Argentina, enero de 2012.

Tal vez usted pueda encontrar un poco más de contenido por debajo de los anuncios que ocasionalmente aparecen.
Perhaps you may find some more of content below the occasionally shown ads.



te-inunda: ..”fluctuante, ..marcha, ..núcleo, ..fragmentos”..
2011/07/08, 7:35 pm
Filed under: agua-en-vasos, Fusiones, Poesía | Etiquetas: ,

Te inunda…

..Con sus mordidas líneas sostenidas y hondas, la remolacha remolcada así nos sorprende. Es una compañía necesaria, una puerta plena y limpia en apertura al caminar fluctuante, de las personas con debilidades, en grupos de estandartes y de almohadas.


dibujo+betabel+remolacha

«:..abriéndose en el centro .. se hallan por funcionar..»


  Nos dijesen los débiles: Malas maniobras en la playa. Lo evidencian las mantas babeadas pantanosas, resultantes de intentar, con la criatura herida, ponerla fuera de su medio, de su costumbre. Reparándonos de ello con los bosques incendiados, con la panificación triplicada, con una aislación frenética: ..no queremos de la betabel que, a su turno, arrastre el féretro.
                     

..¡A la cabina y del otro lado para la marcha adelante!, y con cuidado: puede desaparecérsenos sin cuestión el director, o el muchacho fracturado ser el responsable por los accidentes. Son bruscos riesgos frontales en el suelo, reparaciones de equipos que trajinan visuales, y riesgos de otras personas ..

Esta es Barra lateral
⇓ específica para ⇓
«Te  inunda…»



Hipersalenas
Relacionadas

¿..Ganas de trazar un camino de digresión..?
Partidas de Lucero Arueta
¿..Sobrellevar un encuentro, con algo tan diferente, tan otro y desconocido..?
La risita – La maldita
¿..Tomando por sorpresa a otra Entrada en este Blog..?
Hipersalena Aleatoria, por Aquí

..Ya vienen acusadoras, pero concluímos el pleno acuerdo de tareas. Decidimos no aceptarlo, con dos chiquitas de lujo y ataduras. Mas se nos hunde la pasta, parte visora que sujeta. Pasta parte incentivadora que entripa al sector del personal, abriéndose en el centro, para ese edificio de núcleo lujoso encristalado. Y con los espejos de atrás en rodamientos séptimos, se nos difumina la energía propuesta de accidentes.
                     
  En la baja estética compulsiva y anterior, eran para nosotros: Criaturas que circulen quizá en otro sentido, por indicación actual, con el agua que entorpece, esa ventajita ambigua como informativa. Y de aburridas hacen algo las chiquitas con la voz. Pone esto eufóricos a los fragmentos, se hallan por funcionar, conciliados con las barras laterales. Vuelven a la remolacha rodada ..


guantazo+apofántico+sombrerudo

«..por indicación actual..»


..Volvemos con nombres dirigentes, transitamos diagonales que ya están viables, porque con el sombrerudo les apagamos fuegos a guantazos.


Sergio Edgardo Malfé

Morón, Prov. Bs. Aires, Argentina, juliio de 2011.   



rescatando-dirigencial\: ..”cloquido, :favor, :presilla, :calmar”..
2011/03/25, 6:32 pm
Filed under: agua-en-vasos, Escenas, Fusiones, Poesía | Etiquetas: , ,

   Honesto preñero rescata a la dirigencial


[Nota introductoria: En simultáneo con mi observación de lo que acontecía entre los personajes, mientras lo iba yo contando, pasaban por mi campo visual, en tránsito por la via de circulación lindera y cercana, variados vehículos con leyendas declaratorias de sus cometidos. -Me parece conveniente darle lugar intercalado a esos “anuncios”, en orden de aparición … Como señales del contexto, otorgan a esta Entrada otro nivel de confusión, mediante el cual se podría alcanzar a distinguir más concretamente el Sentido de esta escena, y por qué no de otras-. ¡Acción!]

«…y hasta es posible que desee ir en carro al mercado, o dar un paseo a caballo de vez en cuando, o enseñar a montar a sus hijos. Para ello le convendría más bien una jaca fornida.» John Seymour, La Vida en el Campo 

torito-cerámico

«..no pistila, pregunta..»

 

 cintilla sombría en el lodo:

 lindita cinta café crema, ..nada,

 ni carta de los lectores, feria;

 ..póntelo donde te agrade, ese uso


“burbujas | del sol | del oeste” 

cintilla sombría en el lodo:
del rincón proyectito eres sorna;
torito el filipino, en su derecho
borbotea, y florón socórrete.


“municipalidad | Salto | materiales” 

cintilla sombría en el lodo:
no pistila, pregunta el torito: ¿demasiado
te pantaneaste?, ¿te pareció ventajoso?
“humillante demasiada”, te dice, y ..”fuiste”.


“expreso | zorrito | canteras” 

cintilla sombría en el lodo:
con cloquido cómico y líquido,
el toripino oral te lavacra,
..yemándote con su favor, te hace presilla,
      y ..has quedado muy muy moña.


“marmolería | frutas y verduras | logística” 

dice la presilla: “iba todo muy bien, ..y
en el medio se hizo el agujero, ¡dale!”,
al toripino así dirigencial azuza,
..que la jale fuera de todo el incidente.


“compactación | doble vidriado hermético” 

presilla de sombras, no en el lodo, no,
      todos los días bajo el agua, meterte,
te empezás a calmar, espero que lo lleves
      contigo al toripino, necesita también baños.

   Enlaces Internos Relacionados



Sergio Edgardo Malfé

Morón, Prov. Bs. Aires, Argentina, marzo de 2011.   




A %d blogueros les gusta esto: